Consejos para eliminar toxinas

Activa la depuración natural de tu organismo

El agua ayuda a eliminar las toxinas
Beber abundantes líquidos a través del agua o infusiones ayuda a eliminar toxinas. CareyHope / Getty Images

Algunos alimentos que consumimos, sobre todo los manipulados por la industria alimentaria, la contaminación y los tóxicos como el alcohol o el tabaco pueden llenar nuestro cuerpo de toxinas. El organismo elimina estas toxinas de forma natural. Pero los excesos pueden producir una acumulación.

Por ejemplo, tras las vacaciones podemos engordar una media de entre dos y tres kilos debido a la abundancia y los excesos en la comida, el alcohol y los postres ricos en azúcares y grasas.

Estos kilos acumulados y una dieta inadecuada pueden producir un exceso de toxinas en nuestro organismo que puede propiciar problemas como la celulitis, cansancio, problemas digestivos, dolores de cabeza o, incluso, alteraciones en el sueño. Por ello, pasada las fiestas, conviene volver a la dieta equilibrada comenzando por ayudar al organismo a depurarse.

Aprende más sobre Nutrición y suscríbete a nuestro boletín de noticias semanal gratis y en menos de un minuto.

Cómo eliminar las toxinas del cuerpo

En realidad, no debemos variar demasiado la dieta puesto que nuestro cuerpo ya se limpia constantemente. Lo hace a través del hígado, los riñones, pulmones, intestinos y piel. El hígado transforma sustancias que pueden ser tóxicas y las transporta a través de la sangre. Éstas llegan al riñón y se eliminan a través de la orina o mediante la bilis a los intestinos que eliminan los desechos mediante las heces.

Por su parte, la piel expulsa las sustancias nocivas por el sudor. El sistema linfático, paralelo al sanguíneo, también se encarga de eliminar toxinas.

Aún así, podemos realizar pequeñas variaciones en nuestra dieta  que nos ayudará a activar estos procesos. Esto contribuirá a sentirnos más sanos tanto física como mentalmente.

A continuación os mostramos algunos consejos:

  1. Beber abundante agua: La adecuada ingesta de agua (unos dos litros al día) y de frutas y verduras ayudará a mejorar la función renal y acelerará la eliminación de tóxicos. El agua se aconseja, preferiblemente, de mineralización débil y completar la ingesta hídrica a través de infusiones.
  2. Consumir alimentos sanos: La dieta depurativa es muy sencilla. Basta con añadir alimentos sanos y bajos en azúcares y grasas saturadas. Por ejemplo, los lácteos deben ser semigrasos (desnatados preferiblemente), deben abundar las frutas y verduras, los cereales y reducir la proteína animal. 
  3. Comer despacio y masticar bien: Los alimentos deben masticarse bien para evitar que estos lleguen al intestino sin haberse degradado adecuadamente, o tragar aire, un problema que puede producir gases y digestiones pesadas y lentas.
  4. Desayuno completo: El desayuno es la comida más importante del día. Ésta permitirá que nuestro cerebro cuente con el combustible necesario para desempeñar las tareas del día. Debe constar de leche desnatada (o bebidas de soja, avena, etc), fruta natural con poco azúcar (frutos rojos, manzanas, peras o pomelos, por ejemplo), pan de centeno o integral. Intentar evitar tomar zumos ya que concentran una mayor cantidad de azúcar y se reduce la cantidad de fibra (por ejemplo, una naranja entera tiene un IG o Índice Glucémico de 35. En zumo asciende a 45).
  1. Tentempiés saludables: Yogures desnatados, frutas enteras, o cereales integrales ayudarán a reducir la ingesta calórica y añadir fibra para mejorar el proceso de depuración.
  2. Cenar ligero: La cena debe estar compuesta de verduras o cereales integrales. Si se opta por incluir una proteína animal, es aconsejable inclinarse por carnes magras, es decir, con menos del 10 por ciento de materia grasa (pavo, ternera, conejo o pollo) o pescado blanco. (Ver también: Qué cenar para comer sano) 
  3. Cocinar de forma sana: Por ejemplo, al wok, al vapor, hervido, plancha, asado grill u olla presión.
  4. Prescindir de ciertos alimentos: En una dieta detoxificante debe procurarse no consumir sustancias como la sal, el tabaco, el acohol y el café. En lugar de este, optar por tés e infusiones. Tampoco se deben consumir alimentos procesados como los preparados precocinados, bacon, salchichas, fiambres, etc. 

    También te ayuda a eliminar toxinas 

    El cepillado de la piel en seco con un cepillo de cerdas naturales; ejercicio de respiración abdominal al menos diez minutos al día; los estiramientos y el ejercicio físico aeróbico, así como el drenaje linfático realizado por un experto en esta técnica también ayudarán a eliminar toxinas.