¿Conoces el café árabe?

El café en Arabia Saudita: una bebida peculiar

Café árabe
Café árabe. Rick-Joseph Facun/Getty Images

En Arabia elaboran un café diferente, por lo menos en comparación a lo que en Occidente conocemos, lleno de matices y particularidades muy exóticas. No se parece en sabor, color ni aroma, debido a las especias que utilizan para su realización.

Otras características, son los utensilios utilizados. El café lo preparan en una especie de cafetera denominada Dallah o Dala y lo sirven en unas tazas especiales, más pequeñas y sin asa, en comparación a las que utilizamos en Occidente.

Ingredientes del café árabe

Para realizar el café árabe hay que preparar café molido muy fino, especies y agua. 

En cuanto a las especias, las más utilizadas son el cardamomo, jengibre, clavo y azafrán. Este tipo de especias suelen ser de precio elevado. Entre ellas, el azafrán está considerada como la especia más cara del mundo, cuesta 10 veces más que la vainilla y 50 veces más que el cardamomo. Eso podría ser el motivo de que cada vez se excluya más para la realización de este tipo de café.

Receta de café árabe al estilo Arabia Saudí

Existen recetas con algunas pequeñas diferencias, sobre todo en lo referente a las especias. En la que vamos a ver se incorporan dos de las más habituales.

Ingredientes:

  • ½ litro de agua
  • 2 cucharadas de café molido muy fino
  • 3 cucharadas de cardamomo
  • Un poco de azafrán de hebra o ¼ de cucharadita, en polvo.

Sugerencias:

Si no quieres utilizar el azafrán por su precio, puedes realizarlo con una cucharadita de jengibre en polvo y otra de clavo de olor, junto con el cardamomo.

Preparación:

  • Calienta el agua, baja el fuego, añade el café y deja a fuego lento.
  • Cuando comience a hervir deja unos minutos, después retira del fuego y deja que el café se asiente unos minutos.
  • Después añade las especias.
  • Vuelve a colocar al fuego y deja que hierva unos minutos más.
  • Si dispones de una dallah o dala árabe, vierte el café en ella para servir.
  • Sirve muy poca cantidad, menos de la mitad de la taza.

Curiosidades

En Arabia ofrecen al visitante el café de pie y se espera a que termine, si no quiere más, mueve la mano que lleva la taza. En otro caso, le siguen sirviendo.

Los beduinos utilizan para machacar el café un mortero denominado mihbag.

A pesar de que no está del todo claro, se dice que Arabia no fue la verdadera patria del café. Este título se le otorga a Etiopía, donde aún se encuentran cafetales en estado silvestre en el antiguo reino de Kaffa. Pero lo que parece ser más seguro es que los árabes sí fueron los creadores de su cultivo y sus grandes divulgadores por medio de las caravanas, en sus peregrinaciones a la Meca.

Por tanto, en Arabia existe una tradición muy antigua alrededor del café, a pesar que muchas personas conocen más su faceta del té.

Sobre todo a las personas muy cafeteras, es siempre recomendable que si visitan el lugar no dejen de probar este café.

La leyenda del café y el pastor árabe

Existen muchas leyendas en torno al café, una de ellas es la de un pastor árabe del siglo VI, quien estando en tierras africanas observó el efecto tonificante que surgía en las cabras tras tomar los frutos rojos de un arbusto.

Después de comprobarlo por él mismo, llevó unas muestras a un monasterio. Al principio les pareció de sabor horrible y lo descartaron echándolos al fuego. Fue entonces cuando comenzaron a percibir su agradable aroma. A partir de ahí se fue extendiendo lo ocurrido y se comenzó a realizar una bebida con los granos tostados.