Configurar un proxy en Windows 7, XP, 8 u 8.1 del mejor modo

01
de 04

Configura un proxy en Windows 7, XP, 8 u 8.1

Configurar-Proxy-Chrome
Foto © Google, Microsoft

Es fácil configurar un proxy en Windows 7, 8 u 8.1. Se hace igual en todos porque depende del navegador que tengas y no tanto de la versión de Windows en sí.

Configurar un proxy en Google Chrome

NOTA:
Pincha en el enlace adecuado para configurarlo en Firefox o configurarlo en Explorer. Sigue leyendo si tienes Chrome.

  1. Abre Chrome. Pincha arriba a la derecha en el icono de tres pequeñas barras horizontales Ξ (ve la imagen de arriba). Entre sus opciones elige Configuración.
  2. Ve a la parte de abajo de las configuraciones de la derecha. Pulsa en el enlace Mostrar configuración avanzada.
  3. Busca la sección "Red" y pulsa su botón Cambiar la configuración de proxy.
  4. Se abre la ventana de "Propiedades de Internet". Pulsa abajo su botón Configuración de LAN.
  5. En las configuraciones de red local DESMARCA arriba la casilla Detectar la configuración automáticamente. Luego MARCA abajo la casilla Usar un servidor proxy para la LAN. En los campos justo debajo escribe la dirección IP y el puerto del proxy que quieres usar. Pincha aquí para encontrar el mejor proxy gratis y/o anónimo de varios países.
  6. Pulsa Aceptar en esa ventana y en la ventana a la que vuelves para que se guarde la nueva configuración. Luego ya puedes cerrar Chrome.
  7. Es importante que veas las ventajas y riesgos de usar un proxy.

Qué hacer si algo corre mal

Cambiar el proxy puede hacer que tu conexión deje de funcionar o lo haga peor. En ese caso sigue los mismos pasos del 1 al 4 para entrar en la configuración de red local. DESMARCA en ella la casilla Usar un servidor proxy para la LAN y MARCA arriba la casilla de Detectar la configuración automáticamente.

02
de 04

Configura un proxy en Mozilla Firefox

Configurar-Proxy-Firefox
Foto © Mozilla Firefox

Configurar un proxy en Mozilla Firefox

  1. Entra en Firefox. Haz clic arriba a la derecha en el icono de tres barras horizontales (Ξ). Elige dentro Opciones.
  2. En la ventana de configuraciones pincha a la izquierda en Avanzado.
  3. A la derecha elige el encabezado Red. Pulsa el botón Configuración de la sección de "Conexión".
  4. En la nueva ventana elige arriba la opción Configuración manual del proxy. En el campo "Proxy HTTP" escribe la dirección IP del proxy que quieres usar. E indica a la derecha su "Puerto". Para encontrar un proxy mejor o si no sabes cuál usar ve cómo encontrar proxys gratis y/o anónimos.
  5. Marca la casilla Usar el mismo proxy para todo si quieres utilizar uno solo para cualquier tipo de conexión. O si lo prefieres escribe debajo los datos de proxys diferentes según el caso.
  6. Confirma con Aceptar y ve las ventajas y precauciones al usar un proxy.

En caso de problemas

Si la conexión falla o se vuelve lenta tras cambiar el proxy. Sigue los pasos del 1 al 3 de antes para entrar en la configuración de la conexión. Elige arriba la opción Usar la configuración del proxy del sistema y pulsa Aceptar.

03
de 04

Configura un proxy en Internet Explorer

Configurar-Proxy-Explorer
Foto © Microsoft

Configurar un proxy en Explorer

  1. Abre Explorer y haz clic en el botón Herramientas (puede poner eso o tener el icono de una rueda dentada). Luego pincha en el menú Opciones de Internet.
  2. Haz clic en la solapa Conexiones. Pulsa abajo el botón Configuración de LAN.
  3. DESMARCA arriba la casilla Detectar la configuración automáticamente. Luego MARCA abajo la de Usar un servidor proxy para la LAN. Rellena los campos de Dirección IP y "Puerto" del proxy que pretendes usar. Pincha para encontrar proxys gratis y/o anónimos.
  4. Pulsa Aceptar. Y luego otra vez en la ventana de "Opciones de Internet" a la que vuelves.
  5. Chequea lo riesgos y ventajas de usar un proxy.

Cuando haya problemas

Si los cambios que has hecho hacen fallar la conexión o la vuelven peor. Sigue los pasos 1 y 2 de arriba. Después MARCA la casilla Detectar la configuración automáticamente. Y DESMARCA la de Usar un servidor proxy para la LAN.

04
de 04

Ventajas, riesgos y precauciones al usar proxys

Ventajas-Riesgos-Proxys
Foto © Flickr withassociates

Riesgos y precauciones al usar un proxy

  • Utiliza sólo los que tengas claro que son fiables. Algunos proxys son un anzuelo que usan los hackers en tu contra haciéndote creer que estás seguro. Ve 5 formas de protegerte de un hacker.
  • Hay sitios web y servidores de e-mail (u otros servicios de Internet) que bloquean el acceso a quien usa proxys abiertos. Tenlo en cuenta si dejan de funcionar al cambiarlo.
  • No reveles datos personales o confidenciales en sitios web que no sean reconocidos y seguros. Ni siquiera cuando uses un proxy anónimo fiable.
  • Hay proxys abiertos en apariencia que lo están sólo por error o porque se ha aprovechado alguna vulnerabilidad suya. Es ilegal usar ese tipo de proxys. Y además es peligroso.

Ventajas de utilizarlos

Los servidores proxy están presentes en muchas redes particulares y sobre todo empresariales. Hacen de intermediarios. El cliente y el servidor (tú y un sitio web, por ejemplo) no se conectan de forma directa sino a través de un proxy. Eso tiene varias utilidades:

  • Permitir saltarte bloqueos. Por ejemplo de ciertos sitios web que no dejen entrar o limiten el acceso a usuarios de países concretos o direcciones IP determinadas.
  • Servir como sistema de seguridad y filtrado. Un proxy puede actuar como un firewall, capaz de filtrar ataques o contenidos no adecuados desde el servidor. También es capaz de esconder tu IP.
  • Compartir recursos. En especial la conexión a Internet. Con un proxy pueden conectarse varios PCs sin necesidad de tener cada uno su propio acceso directo.
  • Mejorar la experiencia del usuario. Por ejemplo guardando una copia (caché) de sitios web visitados. Hace más rápido el acceso a las páginas, las vuelve disponibles aunque la conexión no funcione y ahorra ancho de banda.

Ve cómo configurar un proxy en Windows 7, XP, 8 u 8.1. O los pasos que debes seguir para configurarlo en Windows 10.