Conducta de monta en perros

La conducta de monta puede a causa de nerviosismo, ansiedad o inseguridad.
Foto © Aaron McCoy / Getty Images

Casi todos los perros y las perras exhiben la conducta de monta en algún momento. El perro puede montar a otros perros y animales, personas, incluso objetos. Es normal que tu perro exhiba este comportamiento en un instante dado de su vida, pero no que lo adopte. Un perro se puede acostumbrar a esta conducta si no le das a entender que es inaceptable. Es necesario que lo detengas, ya que además de ser un acto desagradable de ver, es indicativo de otros posibles problemas en el perro.

Sobra decir que una perra en celo debe ser aislada para así evitar una gestación.

Sexualidad, juego, dominancia, estrés, ansiedad

Si el perro es menor de un año, seguramente se debe a motivos sexuales, pero no siempre es así. En cachorros también es una forma de juego, inclusive los perros se pueden turnar cuando interactúan. En perros mayores se trata de dominancia, pero esto no quiere decir que él sea el perro dominante, sino que busca su puesto en la jerarquía. La monta también es una respuesta a estrés, ansiedad, nerviosismo, emoción, inseguridad. Montar se puede convertir en un acto compulsivo. Un perro adulto o maduro con cierto nivel de confianza en sí mismo raras veces monta a otro y mucho menos a una persona.

Montar a las personas

Ciertos perros se adaptan perfectamente bien y entienden cuál es su puesto en la manada, pero otros quieren establecerlo, esto lo puede hacer con otros perros o incluso con personas.

Si el perro intenta montar a las personas, es necesario que lo detengas de inmediato. El humano debe tener un puesto superior en la manada. Mas que ignorar el comportamiento, dale la espalda al perro, en caso de que te lo haga a ti, o utiliza un sonido que lo haga desistir. Dile a los demás que no le permitan al perro que se comporte así.

Montar a otros perros

A ningún dueño le parecerá agradable que tu perro intente montar al suyo y puede resultar en una pelea entre los perros. Si monta a otros perros, lo mejor es que el otro perro lo ponga en su lugar, pero si no lo hace o si tu perro insiste, tendrás que intervenir. Puedes utilizar varias técnicas fáciles y rápidas: hacer un sonido fuerte, separarlo del otro perro por unos minutos, darle un time-out. Recuerda que el time-out, o descanso, es un tipo de castigo y por lo tanto debes limitar su uso. Enséñale a tu can la forma aceptable de comportarse y de jugar con otros perros.

Montar a los objetos

Si el perro se frota contra objetos, tales como mesas o sofás, seguramente se debe a ansiedad o incluso a un acto compulsivo que aprendió. Si frotarse contra algo o alguien le da cierto placer, lo normal es que siga haciéndolo. Detén el acto y dirígelo a alguna otra actividad que pueda hacer y que también le guste, tal como jugar o hacer ejercicio.

La costumbre de montar

Con todos los problemas de comportamiento, lo mejor es intervenir desde la primera vez que el perro se porta mal. Si no le enseñas al perro desde cachorro que no está bien montar a otros perros o personas, lo seguirá haciendo cuando crezca.

Ejercita a tu perro

Un perro que exhibe este comportamiento definitivamente tiene abundante energía y seguramente nerviosismo y ansiedad. Llévalo a hacer ejercicio. Largas caminatas, correr, jugar al aire libre y clases de adiestramiento son  necesarias. Un cachorro debe hacer ejercicio de manera moderada, sin excederse, ya que está en pleno desarrollo.

La esterilización en perros

Una vez el perro esté esterilizado no solo tendrá mejor calidad de vida, sino que conductas desagradables suelen disminuir o incluso desaparecer. La esterilización además le otorgará una vida más larga a tu perro.

Ayuda profesional

Cuando independientemente de lo que hagas el comportamiento del perro no cambia, busca ayuda profesional. Primero acude al veterinario para descartar alguna enfermedad, luego busca un adiestrador de perros profesional.