Comprar muebles en rebajas: más baratos y con la misma calidad

Deja la compra muebles para cuando estén rebajados o en promociones

Rebajas
Aprovecha las rebajas y promociones para conseguir muebles al mejor precio. Imagen libre

Comprar muebles en rebajas y promociones para beneficiarte de los precios y la misma calidad es especialmente recomendable.

Si puedes esperar porque una pieza no sea absolutamente necesaria o no sea un mueble por el que tienes un interés especial, retrasa la compra y podrás beneficiarte de descuentos más que interesantes.

Si tienes que amueblar una nueva casa valorar la compra de tus muebles en rebajas es doblemente beneficioso.

¿Por qué esperar a las rebajas para comprar un mueble?

• Cuando se trata de la compra de muebles, te beneficias tanto de las rebajas de verano como de las de invierno porque las distintas temporadas pasan más en este tipo de producto, a diferencia de lo que ocurre con los textiles, por ejemplo.

• Si, además de de las rebajas de temporada coincides con la descatalogación de un mueble o serie de muebles en particular, estas quizás alcancen más del 50% del valor de la pieza. Puede que sean restos de serie o de un conjunto (sería el caso de una mesilla que falta de un juego de dos o unas mesas nidos a las que falta una de ellas).

Los comercios también suelen desprenderse de sus muebles de exposición. Ha de dejarse espacio para las nuevas colecciones.

Estos ya no pueden ponerse a la venta al mismo precio y tienen importantes descuentos. Incluso, si han sufrido un pequeño desperfecto o se aprecia alguna tara, el precio bajará más aún.

• Los outlets (nombre aceptado internacionalmente para las tiendas que venden los excedentes de temporada de su marca o de un conjunto de otras) también aplican rebajas de temporada.

• Las rebajas también se dan en las tiendas online. Así es que si decides comprar tus muebles en línea, piensa que los mismos parámetros de las tiendas físicas se aplican en este tipo de comercio.

Planifica los muebles que necesitas y el presupuesto que tienes para gastar

1. Es importante que precises cuáles son los muebles que necesitas. Comprar un sofá no es lo mismo que comprar una camiseta. Los muebles, a excepción de los auxiliares, son voluminosos y hay que invertir una buena cantidad de dinero en ellos.

No se cambian todos los días, por ello tienes que asegurarte de que es el que quieres y no vas a invertir en él todo tu presupuesto.

2.Mide el espacioen el que va a ir el mueble y las dimensiones máximas que puede tener. Anótalo y haz un boceto que te dé una idea, sobre el papel del espacio real que ocupará. Te sorprenderás de las diferencias que hay entre el proyecto y lo que tú tenías en mente.

3. Si no tienes muy claro el estilo, el color o qué tipo de mueble te vendría mejor, da primero un “paseo virtual” por las distintas ofertas que hay en la red. Prácticamente todas las marcas y tiendas tienen su web y su tienda online.

4. Las revistas de decoración y los sitios como este de Muebles de About te darán algún consejo y pautas, así como ideas de decoración para inspirarte.

5. Y una visita a distintas tiendas físicas también te orientará en cuanto a modelos, precios y dimensiones.

6. Si compartes casa, ya sea con tu pareja, tu familia o unos amigos, pide opinión (aunque luego no la sigas al pie de la letra). Cuando se trata de espacios compartidos todos tienen que sentirse cómodos.

Los derechos del consumidor cuando compra en rebajas

Los muebles se ajustan a la misma normativa que cualquier otra compra en temporada de rebajas y, aunque puede cambiar algo de un país a otro, en esencia los derechos del consumidor son los mismos que durante todo el año.

- Muebles rebajados por taras o “saldos”: cuando un mueble está muy rebajado puede ocurrir que tenga alguna tara o desperfecto. Los más importantes son golpes o arañazos en la madera, desgarros, manchas o decoloración en las tapicerías.

Incluso decoloración en la madera porque el mueble haya sufrido los efectos del sol en un escaparate.

Todo ello debe ser advertido por el vendedor y estar especificado en la etiqueta. No se consideran rebajados sino productos de saldo.

- Los productos rebajados tienen que ser los mismos que hayan estado a la venta durante los meses anteriores.

- El comprador tiene los mismos derechos con sus compras en rebajas, que durante el resto del año (políticas de cambio de productos y reembolso del dinero, así como garantías). Guarda siempre la factura o ticket de compra.

- Durante el año también hay promociones, para incentivar la venta de algún producto o en alguna temporada. Puedes beneficiarte igualmente de ellas.

- Las liquidaciones, son ventas a precios reducidos de productos que van a desaparecer por cierre de comercios, traspasos o, en general, por causas excepcionales. Esto quiere decir que, después de un tiempo, la reclamación será imposible si el comercio ya no existe.

Como ves, en esencia, la compra en rebajas es cuestión de sentido común y de ajustar tu necesidad de una pieza de mobiliario a los momentos del año en los que puedes obtener mejor precio. Aunque esto no siempre es posible, claro.