Composición con la espiral de Fibonacci

01
de 05

¿Qué es la espiral de Fibonacci?

Espiral dorada
Espiral de Fibonacci. Ricardo Avila.

La espiral de Fibonacci, también conocida como espiral dorada, es una secuencia lineal infinita generada a través de un logaritmo matemático descrito por Leonardo de Pisa (también conocido como Fibonacci), en la Europa del siglo XIII.

Para entenderla simplemente, observa la gráfica superior donde un hipotético valor de 1 es duplicado resultando en 2 el segundo valor y posteriormente, la secuencia continúa sumando el último valor más el anterior, es decir:

  • 2+1= 3
  • 3+2= 5
  • 5+3= 8 y así sucesivamente.

Cada nuevo resultado se ubica en la representación gráfica alternando secuencialmente los lados de los cuadrados, recargados siempre en una sola dirección. El resultado es la espiral perfecta que se forma por medio de los cuadros y que se evidencia por medio del trazo curvo que va intersecando las esquinas opuestas de acuerdo a la variación de dirección de cada uno.

02
de 05

¿Y qué tiene que ver la espiral de Fibonacci con la composición?

Fibonacci - nautilus
El nautilo demuestra la presencia de la espiral de Fibonacci en la naturaleza. Ricardo Avila.

La espiral es una representación gráfica de la secuencia numérica de Fibonacci, que tiene una gran variedad de aplicaciones en las matemáticas, sin embargo, grandes genios de la plástica como Durero, Da Vinci y Dalí, fascinados por la forma en la que elementos de la naturaleza se ajustan a éste patrón secuencial perfecto (como en el caso de la concha del nautilo), utilizaron la espiral como una herramienta de composición para asegurar la proporción y el equilibrio en sus obras.

En un artículo anterior revisamos algunas herramientas prácticas para ayudarte a desarrollar tu habilidad de composición y en ésta ocasión, te planteo la posibilidad de que consideres también la espiral de Fibonacci como un recurso más para éste mismo propósito.

03
de 05

Lo evidente

Espiral dorada - echeveria
Aplicación de la espiral de Fibonacci en la composición de ésta imagen de echeveria. Ricardo Avila.

Como mencioné antes, la espiral de Fibonacci se encuentra presente de forma natural en muchos elementos vivos que nos rodean. Quizá una buena idea es comenzar a aplicar la espiral como una guía de composición precisamente en estas plantas, animales y objetos, que hacen evidente su uso.

La aplicación de la espiral es sencilla, de la misma forma que hiciste con la regla de los tercios, cuando establezcas tu encuadre debes imaginar la forma de la espiral y colocar tu punto principal de interés en el centro de la misma. Después, debes procurar que el resto de los elementos en la escena concuerden con el flujo de la espiral ya sea por su forma, su ubicación, tonalidad o nivel de brillo y sombra.

04
de 05

Lo subjetivo

Espiral dorada - chelo
Aplicación de la espiral de Fibonacci en la composición de ésta imagen de un chelo. Ricardo Avila.

Como siempre he dicho y con el perdón de los ortodoxos de las técnicas de arte y diseño, tanto la espiral de Fibonacci, la regla de los tercios, el triángulo dorado y similares, son sólo herramientas que en el instante de la apreciación, te ofrecen un punto de partida para que tu propio juicio artístico decida en qué medida de apegas o no a las recomendaciones de su uso, pero en ningún momento pueden ser consideradas como recetas infalibles que garanticen el valor estético de una imagen.

Debo también comentar que he visto que algunas personas, comprimen las dimensiones de la espiral para adecuarla a la relación de formato que están utilizando (4:3, 16:9, etc.). Personalmente, prefiero no deformar la espiral y aplicarla en las porciones que integren la imagen, aunque a veces la espiral exceda los límites del recuadro.

05
de 05

Úsala con libertad

Espiral dorada - lumbrera
Aplicación de la espiral de Fibonacci en la composición de ésta imagen de la lumbrera y el órgano que la resguarda. Ricardo Avila.

La espiral no posee una dirección determinada, puedes aplicarla de forma vertical, invertida o como mejor funcione a tus propósitos. Tampoco es una herramienta exclusiva para el momento de la toma, también puede ser rectificada cuando realices un re-encuadre de la imagen en tu computadora.