Cómo utilizar formas de pensamiento para crear a tu ángel guardián

Ángel de la Guarda por Tanya Torres
Durante el proceso de escribir el artículo "El Ángel de la Guarda" conocí a mi propio Ángel de la Guarda. Se llama Yulian, y esta fue la imagen con que se manifestó en mi vida por un proceso similar al que describe el autor Richard Webster en su libro Ángeles guardianes y guías espirituales. Tanya Torres © 2012

Crear es dar forma a lo invisible. Y eso que llamamos invisible, si ya existe en la imaginación, solo necesita el toque de tus emociones para existir en la realidad.

Tu Ángel de la Guarda ya existe desde que naciste, pero si todavía no lo conoces y no has tenido éxito para contactarlo, con estos pasos podrás crearlo y sentirlo.

¿Qué es una forma de pensamiento?

La ley de atracción dice que los pensamientos se convierten en cosas.

Todo lo que piensas atrae su existencia en la realidad. 

Cuando piensas en algo muy bueno o muy malo, le impartes energía y emociones a tus pensamientos. La energía mezclada con emoción crea lo que se llama una forma de pensamiento. 

Las formas de pensamiento son entidades creadas por el pensamiento humano. Se alimentan del pensamiento y las emociones. Responden a los sentimientos con que son creadas.  

La clarividente y seguidora de la teosofía Annie Besant, y C.W. Leadbeater, propusieron tres clasificaciones para las formas de pensamiento:

  • La imagen de la persona que piensa, que aparece en dos lugares a la misma vez.
  • Una imagen de un objeto material que se asocia con un pensamiento.
  • Una imagen independiente que expresa las cualidades de un pensamiento.

Crear una forma de pensamiento requiere concentración profunda y buenos sentimientos. Crear un ángel por este método es seguro, pero es recomendable que solo lo utilices para crear formas de pensamiento llenas de amor.

Enviar al mundo una forma de pensamiento negativa puede tener graves consecuencias negativas. La negatividad puede regresar a quien la creó.

Crea tu ángel con concentración y amor

Hay varios métodos para crear una forma de pensamiento, pero todos envuelven una meditación profunda. Richard Webster, autor de Ángeles guardianes y guías espirituales, sugiere el método siguiente:

  1. Escoge un lugar seguro, callado y con temperatura agradable. Apaga el teléfono y cierra las cortinas. Lleva ropa holgada. Asegúrate de tener una silla cómoda.
  2. Puedes utilizar incienso, velas y música meditativa para crear un ambiente que conduzca a la meditación profunda. Webster sugiere poner una vela en cada una de las cuatro direcciones y sentarse en el centro.
  3. Cierra los ojos para realzar los otros sentidos. 
  4. Relaja profundamente tu cuerpo.
  5. En tu mente, dibuja la parte de encima de tu mano dominate. Imagínala hasta que sientas que la observas.
  6. Concéntrate en la uña del pulgar. Imagínala claramente. La uña será tu pantalla para proyectar la forma de pensamiento de tu ángel. 
  7. Dibuja en tu mente a tu ángel guardián. Puedes imaginarlo como quieras.
  8. Una vez que tengas la imagen de tu ángel bien clara, ha llegado el momento de convertirlo en una forma de pensamiento. 
  9. Sostén la imagen del ángel en la mente. Luego cámbiala por la imagen de la uña por unos momentos. Regresa una vez más a la imagen del ángel. Continúa este proceso varias veces. 
  10. Llénate de sentimientos de amor. Piensa en un momento en que sentiste esto en tu vida, o simplemente siente el amor por tu ángel. Permite que estas sensaciones te llenen y te envuelvan.
  1. A la vez que las emociones de amor invaden todo tu ser, visualiza a tu ángel una vez más.
  2. Repite esto varias veces, uniendo la imagen de tu ángel con tus emociones de amor.
  3. Observa a tu ángel. Permite que haga lo que él (o ella) quiera.
  4. Deja libre a tu ángel. Imagina la uña del pulgar una vez más y visualiza al ángel parado sobre la palma de tu mano. Rodea de amor a tu ángel y acerca la palma de tu mano a tu boca para soplar. Observa cómo el ángel vuela hacia arriba.
  5. Regresa lentamente de tu meditación.

Repite este procedimiento varias veces hasta que sientas a tu ángel contigo todo el tiempo. Le has dado forma a tu ángel, y refleja perfectamente lo mejor de ti. 

¿Te interesa aprender más sobre este tema? El libro Ángeles guardianes y guías espirituales por Richard Webster te puede brindar información y guía adicional.

 

Ángeles guardianes y guías espirituales: Comparar precios