Cómo trabaja la sanación con Reiki

sanación con reiki
El reiki actúa sobre el cuerpo, las emociones, los pensamientos y el cuerpo energético. Frederic Cirou/ Getty Images

El Reiki es un método de sanación natural que le debemos a Mikao Usui. Pertenece al grupo de las medicinas alternativas que trabajan con el campo bioelectromagnético del cuerpo.

ARTICULO RELACIONADO | Sanación y curación, dos conceptos diferentes

La palabra Reiki deriva de dos vocablos japoneses: REI, que se puede traducir como “energía vital universal” y Ki, que se refiere a la energía que anima a cada ser viviente (equivalente al concepto chino de Chi y al concepto Hindú de Prana.

Cuando REI y KI fluyen en armonía, nuestra salud física, mental y espiritual es óptima.

Cómo funciona el Reiki

En la sanación con Reiki, un terapeuta o practicante ‘canaliza’ energía universal y la dirige (o emite) hacia sí mismo u otra persona, con la intención de promover sanación en todos los niveles de la existencia: físico, emocional, mental y espiritual.

Sanar no es simplemente la desaparición de un síntoma, sino la resolución de las causas últimas de la enfermedad. Es un proceso de transformación personal.

El principio general en Reiki es que la energía vital nutre los órganos y las células y cuando su flujo es bloqueado o impedido, el cuerpo no puede continuar funcionando bien.

Los practicantes de Reiki colocan las manos en distintas áreas del cuerpo, sobre si o sobre la persona que recibe el tratamiento y esto despeja el flujo del ki de quien recibe, produciendo una profunda relajación que restaura el balance perdido.

No es masaje, pero puede combinarse con masaje. Todo el cuerpo del practicante emite energía, pero la radiación de energía es más intensa desde el centro de las palmas, los ojos y la boca. Por eso, hay practicantes que pueden concentrar su mirada o soplar sobre un área dolorosa o una herida reciente.

Todos pueden aprender Reiki

El Reiki se aprende a través de un maestro que ‘abre los canales’ del estudiante. A esto se le da el nombre de iniciación. Una vez que el estudiante es iniciado, este comienza inmediatamente a sentir cambios en sus manos.

La práctica del Reiki puede ser una herramienta de autoconocimiento y de crecimiento personal o ser usado para facilitar la sanación de otros. También se puede usar para facilitar la relajación e incluso la meditación.

Después de que el maestro de Reiki ha iniciado al estudiante, éste último comienza a canalizar la energía universal y puede transmitirla a otras personas, animales, plantas, alimentos y situaciones.

No hay requisitos para aprender la sanación con Reiki. Se puede aprende sin importar creencias, religión, cultura, edad, estilo de vida o estudios previos.

Las clases de Reiki se dividen por lo general en tres niveles:

  1. Reiki I: El primer nivel se concentra en los aspectos físicos del bienestar: alimentación, actividad física, manejo del estrés.
  2. Reiki II: Se concentra en los aspectos mentales y emocionales y en la sanación a distancia.
  3. Reiki III: este se considera el nivel de la maestría. A partir de este nivel, el iniciado puede elegir el camino de enseñar Reiki a otras personas.

    Maestría de Reiki

    La maestría, como todos los que ejercen un oficio saben, es un proceso en el que hacemos un compromiso con la práctica.

    El Reiki ofrece unos principios y unas herramientas que facilitan el proceso para obtener la maestría.

    Esos principios del Reiki son:

    • Sólo por hoy no me enojo
    • Sólo por hoy no me preocupo
    • Doy gracias por todas mis bendiciones
    • Honro a mis padres, maestros y mayores
    • Trabajo en mí mismo honestamente.

    La energía Reiki va a estar siempre presente para el iniciado. Esta energía es neutral, inteligente y va a donde se la necesita.

    El Reiki ofrece muchos beneficios

    El Reiki alivia los síntomas de cualquier enfermedad El Reiki y nunca es perjudicial. Entre los muchos beneficios que los investigadores han encontrado, el Reiki:

    1. Ayuda a aliviar el dolor.

    2. Reduce la fatiga

    3. Estimula el sistema inmune

    4. Apoya la resolución de problemas emocionales.

    5. Acorta el tiempo en la curación de heridas.

    El Reiki apoya, pero no sustituye, cualquier tratamiento médico en enfermedades tanto agudas como crónicas y es un gran alivio para pacientes con dolor o inflamación crónica o enfermedades terminales.