Cómo tomarle la temperatura y signos vitales a tu gato

Llevar a tu gato al veterinario es un dolor de cabeza. No sólo estás lidiando con un gato posiblemente enfermo, también es uno que prefiere quedarse cómodo en su camita y la idea de viajar dentro de la jaula en el auto no le parece nada agradable.

Por esto es importante educarte como dueño a tomar los signos vitales del gato y asegurarte de que tienes una emergencia gatuna en tus manos antes de salir corriendo con el minino.

La primera lección es aprender ANTES de que se presente la situación. Practica cuando ambos estén relajados. Tratar de aprender el proceso con ambas partes en tensión es una combinación desastrosa.

01
de 03

Tomarle la temperatura

¿Qué necesitas?

• Lubricante a base de agua

• Termómetro (puede ser uno para animales o uno para humanos, pero manténlo aparte)

• Toalla

• Reloj

La temperatura normal de tu gato debe estar entre los 100.4ºF y los 102.5ºF (38 a 39ºC).

1. Lubrica el termómetro.

2. Coloca al gato en una superficie cómoda para trabajar. Dándole cariño constantemente, acurruca su cabeza en tu brazo dejando su trasero expuesto. Si notas al gato muy nervioso, utiliza la toalla y envuélvelo como un "kitty burrito".

3. Sube la cola con una mano e inserta el termómetro lentamente con la otra. La distancia no debe pasar de 1/2 pulgada.

4. Sigue acariciando al gato para mantenerlo relajado. El termómetro debe quedarse por 2 minutos para dar una lectura correcta.

5. Luego de 2 minutos, saca el termómetro. Debe salir bastante limpio.

6. Si la temperatura es mayor de 102.5ºF o si encuentras partículas mucosas, sangre o diarrea en el termómetro, llama al veterinario.

02
de 03

Frecuencia cardíaca heart rate)

¿Qué necesitas?

• Reloj con segundero

La frecuencia cardíaca normal para tu gato es de 120 a 140 latidos por minuto. Estos pueden subir a 200 latidos por minuto si tu gato padece de alguna condición cardiaca o hipertiroidismo.

1. Los latidos los sentirás de manera adecuada colocando tu mano en su lado izquierdo, detrás de su pata delantera.

2. Cuenta la cantidad de latidos que ocurren en 15 segundos y multiplica el total por 4 para obtener la frecuencia cardíaca en latidos por minutos (BPM pos sus siglas en inglés).

3. Si los latidos son mucho más altos o bajos de la cantidad normal, llama al veterinario.

03
de 03

Frecuencia respiratoria (respiratory rate)

La mejor forma de contar sus inhalaciones es si está sentado derecho. Foto: Glorimar Anibarro

¿Qué necesitas?

• Reloj con segundero

La frecuencia respiratoria normal de un gato relajado es de 15 a 25 inhalaciones por minuto. Si tu gato está agitado o tiene calor las inhalaciones son más.

1. Tu gato debe estar relajado y de pie.

2. Observa las inhalaciones en su abdómen y pecho.

3. Cuenta el número de movimientos en 60 segundos para obtener la cantidad de respiraciones por minuto.

4. Si tu gato está relajado pero sus inhalaciones son mucho mayores o menores de lo normal, llama a tu veterinario.

NOTA: Ya que estás en el proceso de aprendizaje, toma nota de la fecha y de los resultados de tus pruebas. Conocer sus niveles normales te ayudarán a tomar la decisión de llevarlo al veterinario o dejarlo tranquilo. También es información valiosa para el doctor en caso de que lo tengas que llevar.