Cómo teñir pasta para tus manualidades.

Como teñir pasta para manualidades
Morguefiles

En este artículo te enseñamos a teñir la pasta de diferentes colores para después usarla en tus manualidades.

Desde el jardín de niños las maestras nos enseñan que muchos de los proyectos manuales a realizar se pueden decorar con las diferentes figuras de pasta seca que venden en los supermercados, de pequeños, aprendimos a pintarlas con pinturas acrílicas, con plumones o con pinturas de tempera.

Aquí te presentamos una receta para pintar la pasta de diferentes colores y en montones, de forma que los pequeños sólo la tengas que pegar en sus trabajos y disfrutar.

Advertencia:

La pasta teñida de esta forma NO es comestible.

Supervisa a los niños cuando estén tiñendo la pasta pues estarán trabajando con alcohol el cual es inflamable y puede irritar la piel. Además de ser tóxico.

Para teñir la pasta necesitarás los siguientes

Materiales:

  • Pasta de diferentes formas de preferencia sin color ya que este cambiaría el tono del color elegido. Toma en cuenta el proyecto a realizar con la pasta pintada para seleccionar la forma y el tamaño de la pasta.
  • Bolsas de plástico con cierre hermético. El tamaño de las bolsas depende de la cantidad y el tamaño de la pasta que vayas a teñir.
  • Colorantes vegetales para alimentos, los puedes encontrar en el supermercado. Asegúrate de tener varios colores y no te olvides de mezclarlos entre sí para obtener más combinaciones.
  • Alcohol, aproximadamente ¼ de taza por cada taza o dos tazas de pasta. Siempre conviene tener un poco más de alcohol en casa.

    Este paso de pintar la pasta puede ser aburrido para algunos niños y divertido para otros, en general los niños de 5 o 6 años gustan de participar en el pintado de la pasta aunque después les cueste trabajo esperar al secado.

    La pasta tarda en teñirse toda la noche o al menos 8 horas con el colorante, y desopués una noche más para secarse por lo que si son muy pequeños es mejor darles la pasta ya teñida.

    Mezcla el colorante vegetal con el alcohol.

    Agrega unas 10 gotas de colorante vegetal del color deseado a ¼ de taza de alcohol (si quieres hacer más puedes duplicar o triplicar las cantidades, pero asegúrate de mantener las proporciones).

    Añade la pasta.

    Coloca el alcohol y el colorante mezclados en una bolsa de plástico con cierre hermético y agrega de 1 a dos tazas de pasta a la bolsa.

    Cierra la bolsa y asegúrate de que el alcohol no se salga. Puedes usar bolsas de doble cierre o doble bolsa si gustas. Mueve la pasta a lo largo de la bolsa hasta que toda ella quede bien impregnada con el alcohol y el colorante.

    Deja que el color impregne la pasta.

    Coloca las bolsas de forma horizontal y deja que el color entre dentro de la pasta. Deja las bolsas de pasta descansar de forma horizontal un total de 8 horas moviéndolas de vez en cuando para que el color quede más parejo. Si las dejas toda la noche el color quedará más intenso.

    Por lo menos deja que la pasta se impregne un mínimo de 4 horas.

    Si después de dejar toda la noche no haz alcanzado la intensidad de color deseada, puedes intentar repetir los primeros pasos de nuevo y volver a dejar toda la noche.

    Pon tu pasta de colores a secar.

    Cuando alcances la intensidad de color deseada, deja escurrir el alcohol con colorante fuera de la bolsa y coloca la pasta a que se seque en una bandeja para galletas cubierta de periódico o servilletas o toallas de papel.

    Coloca la pasta a secar en un área ventilada pues el olor de alcohol puede molestar un poco.

    Utiliza tu pasta para crear fantásticos proyectos.

    Una vez seca puedes almacenar la pasta teñida en bolsas de plástico secas con cierre hermético.

    Ya puedes utilizar tu pasta para realizar diferentes proyectos manuales, te damos algunas ideas:

    Nota: También puedes teñir arroz de la misma forma y utilizarlo para llenar frascos de vidrio o para actividades sensoriales para los niños.