Cómo se hace un mueble de madera artesanal

Cómo se hace un mueble de madera, desde la idea hasta el tapizado, paso a paso

Sillón inspirado en el R-160 de Grant Featherston
Sillón inspirado en el R-160 de Grant Featherston. Foto © Pedro Bonache

Si te has preguntado alguna vez cómo se hacen los muebles de madera artesanales, te sugiero esta entrevista con un maestro del esqueletaje (el armazón de los sillones y sofás) que nos cuenta como trabaja. Este proceso es muy similar en otras piezas de mobiliario, en las que la diferencia es que el mueble se hace con con tablas, tablones y otras piezas distintas de madera.

Pedro Bonache tiene un taller de esqueletaje en el que hace sillones y sofás, por encargo y a la medida.

De sus manos salen obras preciosas que, ya sin tapizado, pueden apreciarse Es un trabajo artesano, hecho con el amor por la belleza y lo auténtico que ponen los profesionales que eligen este método en lugar del industrial. Eso significa más trabajo, habitualmente menos ganancias pero la satisfacción de la obra propia, de la de hacer un mueble de madera a mano, “hand made”, como muchos los conocen. Su blog es Esqueletaje y tapicería. Como él, muchos otros profesionales, en todos los países, siguen apostando por el mueble artesanal.

¿Cómo llegaste a hacer muebles de forma artesanal? 

Yo comencé en esto porque mi padre ya tenia el taller y cuando terminé el servicio militar empecé a trabajar con él, los dos solos. Mi padre trabajaba para tapiceros artesanales haciendo los esqueletajes de los sofás y yo seguí la misma linea. Hasta que un ictus dejó a papá con medio cuerpo paralizado y me quedé solo en el trabajo y el taller.

¿Cuál es el proceso que se sigue para hacer un mueble?

  Bueno el proceso es simple:

  • En primer lugar tienes que tener el modelo. Un boceto con sus medidas y todos los datos en ese plano. 
  • Luego eliges las plantillas y marcas "en sucio" sobre los tablones las formas
  • Después se cortan en la sierra de cinta
  • Desde ahí se "cepillan y reguesan" para dejarlos limpios y a un grueso determinado
  • En ese momento marcas de nuevo con las plantillas, pero esta vez para cortar ya con precisión
  • La siguiente fase es el montaje a mano, ensamblando todas las piezas, encolándolas y grapándolas y otras veces usando espigas o mechones
  • De ahí pasan al taller del tapicero

¿Qué madera sueles usar?

 Antes usábamos pino gallego, pero ahora compro pino de Las Landas francesa y haya, también francesa. En el país vecino hacen una gestión ejemplar de los bosques maderables y tienen verdaderas selvas de montes muy cuidados para este fin.

¿Qué herramientas hay en tu taller?

 Como taller de esqueletaje que es tiene lo básico, una “universal”, que es una maquina que taladra, cepilla y regruesa, una “tupi” y “la sierra de cinta”, éstas como máquinas pesadas, por llamarlas de alguna manera. Pero la maquina que salvó a este taller de la muerte, fue el compresor de aire y la pistola grapadora, sin ella ya habría cerrado. Tengo también atornillador y taladro neumático, cizalla neumática y aspiradores de virutas y serrín, este último otro avance genial.

¿Dónde encuentras inspiración?

 ¡Qué buena pregunta! Hace años yo como esqueletero no necesitaba inspiración, venia el tapicero y me decía "hazme este sofá" y yo lo hacía sin más...., pero desde que abrí el blog todo ha cambiado.

  Ese ha sido el punto de inflexión. A partir de ese momento empecé a aprender de diseño contemporáneo y conocí los modelos más famosos de los diseñadores daneses. Digamos que ellos y sus maneras de sentir el trabajo han sido lo mas inspirador.

¿Cómo comercializas tus muebles?

  Siempre por encargo, no tengo ni catálogo ni piezas en stock. Lo normal es que el tapicero me los pida, pero poco a poco son más los clientes particulares que se atreven a pedírmelos a mí directamente.

¿Cuál es la pieza de la que te sientes más orgulloso?

  Pues quizás sea el R-160diseñador australiano Grant Featrherston, junto al modelo Poeten, de Finn Juhl, modelos de los años 40 y 50 que he versionado y me han hecho aprender de aquellos genios y, sobre todo, dignificar un poco mi trabajo.

¿Cuáles son tus objetivos en este trabajo?

  Mis objetivos son muy sencillos: simplemente vivir como lo hizo mi padre y como lo estoy haciendo yo, ganando lo normal, quedándome a trabajar si hay que cumplir con un encargo, tener satisfacción con lo que hago y.disfrutar del tiempo libre.

¿Qué tendría que hacer alguien que quiera dedicarse a la creación de muebles artesanales?

En los tiempos que corren está difícil. .Yo recomiendo empezar con humildad y no pensar en el dinero. Después tratar de aprender en alguna ebanistería, poner ganas, ser honesto y tratar de mejorar poco a poco, de ir creciendo, aprender de los errores y hacer horas y más horas.

Relacionados:

Las 5 herramientas eléctricas más prácticas para tu bricolaje

Muebles hechos con palets de madera