Cómo se festeja el Carnaval en Cajamarca

Festividades en Perú

Carnaval en Cajamarca
Foto Mixha Zizek

El Carnaval cajamarquino es reconocido como el mejor del Perú. La festividad se lleva a cabo en todo el mes de febrero y gran parte del mes de marzo. La fiesta es preparada por todo el pueblo, los cuales se dedican a elaborar los disfraces y vestidos con meses de anticipación. La festividad escoge a una reina del Carnaval entre los distritos de la región. La reina encabeza el corso de carros alegóricos por la ciudad de Cajamarca.

¿Cómo se organiza?
La celebración la preside el Ño Carnavalón, es un muñeco grande, cabezón; el cual lleva la comparsa. Además se llevan a cabo concursos de coplas contadas, acompañadas por guitarras, zampoñas y otros instrumentos típicos. A menudo, en plena danza, se entablan pícaros contrapuntos entre las parejas. El baile acompaña el evento en toda la celebración. Al ritmo de la Cashua, gran cantidad de danzarines desfilan por las calles, animando a la gente a unirse a la fiesta. El carnaval finaliza con la muerte del Ño Carnavalón.

La organización es de la siguiente manera:
- Se inicia el un lunes en la Plaza de Armas y desfilan alrededor de 60 a 80 carros alegóricos con todos los personajes que componen el festival. Las comparsas van lideradas por el Rey Momo.
- El martes, se festaja el deceso del Ño Carnavalón, el personaje central de la fiesta. Mientras la gente le acompaña hasta la cima de Santa Apolonia.


- El miércoles, ocurre el entierro del Ño Carnavalón, donde muchas mujeres simulan ser las viudas y lloran su muerte. La fiesta termina el miércoles de ceniza, tras leerse un divertido testamento en los Baños del Inca.
Actualmente hay muchos cambios y dura más tiempo la festividad, se inicia a partir del domingo.

Cada comunidad muestra sus patrullas y comparsas de manera original y creativa. Participan los barrios de San Pedro, San Sebastián, Cumbemayo, La Merced, Dos de Mayo, San José y Pueblo Nuevo, integrada por entusiastas de cada lugar.

Características del Carnaval
Cada año se encarga una organización o los representantes o padrinos del Carnaval, la música, la danza, los trajes, disfraces y los juegos de agua. Se arman las comparsas, acompañadas por guitarras y coplas divertidas. Destacan diversos personajes, entre los cuales está el virrey, el clon, el encargado de las patrullas. Las patrullas llevan diversos disfraces que denominan productos y animales típicos del Perú. Puede ser un oso, un mono, una vizcacha, una trucha, un cuy y otros más.

La fiesta se festeja a lo largo de la Plaza de Armas de Cajamarca. La Municipalidad premia con un monto económico, al mejor traje, virrey, clon, comparsa y patrulla. El cual se determina para mejorar la comunidad del ganador. El Clon destaca por su vestimenta, sus colores vivos, un enorme sombrero con forma de cucurucho, ropas anchas, llamativas y una careta hecha en base a alambre finamente tejido. Va siguiendo al Ño Carnavalón.

Los visitantes aprovechan de recorrer las calles cajamarquinas, vestir sus trajes, comprar su bella artesanía y comer sus ricos platos tradicionales.

Además la gente del pueblo y los visitantes aprovechan de tomar una auténtica chicha de jora, la bebida del carnaval o una chicha morada heladita.
La actividad se cierra con el corte de la Unsha, árbol de capulí colmado de frutas y regalos, alrededor del cual danzan varias parejas. Al derribar el árbol, todos pelean por las cosas. Los que logran cortan el árbol se encargaran de toda la organización, y harán el papel de padrinos el siguiente mes.

 Otra festividad similar:
El Carnaval de Jauja, en el departamento de Junín.