Cómo saber si tu perro quiere ir al baño

Señales que indican que un perro necesita el baño

Perro mirando afuera
 Nicholas Hylton/Getty Images 

Si estás adiestrando a tu perro para que vaya al baño en un lugar designado, puede resultar de gran ayuda leer su lenguaje corporal para saber en qué momento quiere hacerlo. Es muy fácil, cuando el perro quiere ir al baño, de repente:

  • Se le nota inquieto
  • Empieza a dar vueltas
  • Huele todo
  • Sube la pata o se contrae

Si ves que sube la pata o parece contraerse en el lugar equivocado, detenlo. Puedes hacer un sonido y dirigirlo adonde quieres que vaya al baño o incluso lo puedes cargar y llevarlo tú mismo.

Si leer su lenguaje corporal te ayuda, mejor aún es que puedas predecir con anticipación cuándo irá al baño.

¿Cuándo tu perro puede querer ir al baño?

  • Después de comer o beber—Cada perro es diferente, pero unos 5 o 10 minutos después de comer o beber tu perro querrá ir al baño. Los cachorros suelen ir más a menudo, uno de los motivos por los cuales la educación higiénica resulta frustrante para algunos dueños de cachorros. Pero una vez tu cachorro crezca, él también irá al baño solo unas cuantas veces al día.
  • Después de jugar o hacer ejercicio—Tras hacer algún tipo de actividad, el perro usualmente necesita ir al baño. Si va al parque de perros, juega con algunos de sus amigos o lo llevas a correr, seguramente necesitará ir al baño después.
  • Una rutina diaria para tu perro—La mejor manera para saber cuándo tu perro irá al baño es asegurándote de que tenga una rutina diaria. Comer en horarios específicos todos los días te dará una mejor idea de su horario. A excepción de tiempos de calor, le puedes dar de comer y beber a la vez, lo cual quiere decir que hará sus necesidades unas tres veces al día. Fíjate en cuánto tiempo le toma ir al baño después de cada comida.

    ¿Adentro o afuera?

    Cada opción tiene sus pros y contras, pero para simplificar la vida de tu perro, tendrás que decidir si quieres que vaya al baño dentro o fuera de la casa. Adiestrarlo para que lo haga en ambos sitios podría ser muy confuso para él. Por motivos higiénicos en cuanto al hogar y porque hay que sacar al perro a pasear unas dos o tres veces al día de todas formas, siempre recomiendo enseñarle al perro a utilizar el baño afuera, sobre todo con perros grandes.

    Lo bueno de ir afuera es que la probabilidades de que tu perro tenga una accidente en casa son prácticamente nulas una vez está adiestrado y no es necesario que lleves pañitos especiales o periódicos. Pero asegúrate de recoger sus excrementos siempre. No hacerlo podría incurrir una multa para ti, además de ser un peligro sanitario, ya que los residuos fecales son portadores de enfermedades.

    Si tu perro tiene un accidente en casa

    Cuando tu perro tiene un accidente en casa, utiliza un neutralizador de olores. Sino, seguirá teniendo accidentes en el mismo sitio. Si el accidente ocurre cuando estás presente, no lo castigues o lo hará cuando no estés en casa. Si llegas a casa y tu perro ha tenido un accidente, tampoco te molestes en castigarlo. No habrá ningún tipo de asociación entre lo que hizo y el castigo. En ambos casos, mejor enfócate en enseñarle dónde sí puede ir al baño. Una jaula para perros te puede ayudar si la usas correctamente.