La mala energía y cómo limpiarla

Hombre preocupado con proyeccion de su imagen
Si usted sospecha que carga mala energía, necesita seguir rituales de purificación. Jonathan Knowles/Getty Images

Muchas personas se pregunta si cargan consigo una mala energía, o bien porque sienten que tienen un aura pesada y oscura, o bien porque otras personas notan en su presencia una carga negativa. ¿Es esto posible?, ¿existe la mala energía? ¿puede alguien cargarla consigo?. 

Sí. Es posible. A continuación una breve introducción acerca de qué es la mala energía, por qué sucede y cómo puedes limpiarla.

¿Qué es mala energía?

Una mala energía es, a grandes rasgos, o energía negativa o influencia interna o externa que cansa, enferma, irrita o interfiere con el flujo de energía de un lugar o una persona. Una mala energía no es necesariamente algo asociado con espíritus o maldad, sino más comúnmente tiene que ver con los pensamientos y emociones de una persona que crean una determinada vibración a su alrededor y pueden atraer acontecimientos desagradables. En otros casos, la energía negativa tiene que ver con energías concentradas en un lugar que una persona sin protección energética puede absorber sin saberlo.

Por ejemplo, una persona que es pesimista, que nunca tiene nada positivo para decir acerca de nada, que se queja constantemente, que no participa de eventos sociales, que no tiene hobbies, que no tiene amigos y que simplemente se encierra en su propia miseria en lugar de buscar cómo cambiar su destino, tendrá una energía difícil de poder sobrellevar. Así, otros señalarán que no quieren estar a su lado porque "tiene mala energía". 

¿Cómo sé si tengo mala energía?

Usualmente, las personas que tienen mala energía presentan ciertos síntomas físicos como cansancio sin justa causa física (manifiestan siempre estar agotados); insomnio y pesadillas; irritabilidad y depresión; agresividad y explosiones emocionales; enfermedades crónicas (como alergias y resfriados que parecen no acabar). 

También hay síntomas emocionales, además de la depresión, como relaciones conflictivas y ruptura de las mismas de manera sistemática, además de un miedo generalizado. Por otro lado estas personas también suelen tener accidentes menores de manera repetida (como romper vasos y cortarse cuando cocinan), o se enfrascan en argumentos con personas desconocidas a las que no han provocado. 

¿Por qué tengo mala energía?

Si crees que tienes mala energía y no entiendes por qué, analiza las causas internas y externas que pueden generarla. Somos energía y nuestros pensamientos y emociones son energía. Por lo tanto, lo que pensamos, con quién nos relacionamos y qué emociones cultivamos tienen un impacto directo en nuestra propia vibración. Esto, a su vez, puede manifestarse en sentimientos o sensaciones que vibran con esos pensamientos o sentimientos. Emociones y pensamientos positivos crean una vibración que atrae más cosas positivas y felices, más bienestar y calma. Emociones y pensamientos negativos, atraerán eventos y energías pesadas y tristes, tal como las cosas que la persona tiene en su cabeza y corazón.

Las causas internas de una energía conflictiva pueden incluir: 

  • Actitud pesimista: estas personas le encuentra un "pero" a todo y siempre espera lo peor de las situaciones. Cultivan pensamientos negativos que bajan la frecuencia de su campo energético.
  • Intenciones oscuras; estas personas disfrutan al hacer travesuras a los demás y hacen cosas a propósito para lastimar y/u ofender a otros, incluyendo animales y plantas. 
  • Karma acumulado: el karma es el destino y estado de una persona como consecuencia de sus acciones pasadas; relacionado con lo anterior, cada quien lleva consigo el karma de lo que ha hecho en el pasado y en el universo se manifiesta retribuyéndole sus acciones pasadas con la misma negatividad.
  • Conversaciones negativas: estas personas tienen un discurso negativo y repetitivo (“yo tengo mala suerte”, “me quiero morir”, “todo me sale mal”, “odio la vida”) y frecuentemente involucran chismes y rumores, críticas, juicios, y ofensas. Todo lo que dices existe y no se puede borrar; la palabra crea cosas buenas y malas. 

Las causas externas de tener mala energía pueden incluir:

  • Interactuar con otras personas negativas : si tu aura y cuerpo energético no están protegidos, puedes absorber y adoptar estas bajas frecuencias de personas negativas o los así llamados "vampiros energéticos", que se llevan tu energía sin darte nada a cambio.
  • Pasar tiempo en lugares con mala energía: como en el ejemplo anterior, si pasas tiempo todos los días en un ambiente pesado, lleno de gente negativa, te verás afectado. 
  • Estar encerrado mucho tiempo: si pasas la mayor parte del tiempo en ambientes artificiales sin contacto con aire y sol y naturaleza, tu vibración será más baja. 
  • Recibir ataques psíquicos: si alguien con un campo energético poderoso te envía constantemente pensamientos y emociones negativas, tu energía se verá afectada. 

¿Cómo puedo dejar de tener mala energía?

Si tienes mala energía, debes mantenerse alerta al respecto y ser proactivo para poder deshacerte de ella. Es tan simple como comenzar a pensar de manera positiva, caminar al aire libre diez minutos al día y cortar con relaciones nocivas. Otros consejos: