¿Cómo puedo utilizar el lenguaje corporal para ser más seductora?

Más seductora con el lenguaje corporal
Las claves de la seducción no verbal. Caiaimage/Sam Edwards

Pregunta: ¿Cómo puedo utilizar el lenguaje corporal para ser más seductora?

Respuesta: La comunicación no verbal es muy poderosa y transmite más información que las palabras. Al fin y al cabo, a menudo utilizamos el lenguaje para mentir u ocultar nuestros verdaderos sentimientos. Sin embargo, los gestos dicen la verdad y van directos a la mente subconsciente.Aprender a modelar tu lenguaje corporal para resultar más atractiva es muy eficaz y tan divertido como un juego. Toma nota de estas claves:

  1. Los gestos del coqueteo femenino en las distancias cortas son sutiles, pero muy claros: mirada lánguida, morderse los labios, mostrar las muñecas o acariciarse el cabello. Cualquier hombre recibe el mensaje, consciente o inconscientemente.

  2. Cuando salgas por la noche o vayas a una fiesta, atraviesa las puertas como si fueras una estrella. Es decir, cabeza alta, hombros relajados, postura erguida y, a ser posible, una sonrisa.

  3. Mira a los ojos. Aunque por dentro te sientas insegura o tengas miedo, tú sostén la mirada y la postura. El gesto de mantenerlos te ayudará a adquirir más aplomo, y transmitirá una imagen de seguridad.

  4. Cuando estés en público (un club, una fiesta) y alguien te guste, establece contacto visual sin resultar invasiva o descarada. Si lo acompañas de una sonrisa o un guiño de ojos, él seguramente se derrita y tarde unos segundos en acercarse a ti. Pero si no se da por aludido, no insistas. Ya encontrarás a otro más receptivo. 

  1. Sonríe. Ya estés con una persona o en grupo, no dudes de que tu mirada y tu sonrisa serán mucho más decisivas que tus palabras para que él decida si quiere conversar contigo o conocerte mejor.

  2. Las mujeres suelen sentarse con las piernas cruzadas. Si él está enfrente y te gusta, señálale con el pie o cruza las piernas en su dirección. Por supuesto, llevar falda para mostrar las piernas es una herramienta de seducción clarísima.

  1. Las piernas cruzadas y un pie enlazado por detrás componen un gesto seductor pero calculado, que puedes adoptar para sugerir timidez o misterio.

  2. Procura no cruzar los brazos, ya que él creerá que te pones en guardia y no estás interesada. Aunque la cosa cambia si con una de tus manos haces el gesto de acariciarte el brazo o el hombro.

  3. Puedes tocarle, pero ten cuidado de dónde pones la mano cuando apenas le conoces. Mejor evita zonas íntimas como las piernas o la nuca, y limítate a poner brevemente la mano en su antebrazo mientras le cuentas una historia. No recurras a la vulgaridad: es mucho más sexy ser elegante. 

  4. Juega con tu tono de voz, procurando que sea más bien grave. Recuerda cómo hablan las femmes fatales de las películas antiguas. En cambio, la voz demasiado aguda, los grititos y las risas exageradas recuerdan a una adolescente no demasiado seductora.