Cómo producir más leche materna: técnicas, masajes, suplementos

En realidad, entre tu bebé y tú tienen todo lo necesario para producir la cantidad adecuada de este importante alimento; todo está en la técnica y unos cuantos hábitos que te pueden ayudar a producir más leche materna, incluyendo masajes del pecho, diferentes posiciones para la lactancia, algunos suplementos y hierbas, la ayuda de un extractor de leche y hasta el olor de tu bebé.

Cómo saber si estás produciendo suficiente leche materna

Tu cuerpo tiene la capacidad de autorregular la producción de leche materna según las necesidades de tu bebé. Tu pequeño pasará momentos en que está más hambriento porque atraviesa una etapa de crecimiento, o quizá coma menos cuando necesita menos alimento mientras su cuerpo utiliza reservas. Tu cuerpo se ajusta a la demanda y produce la cantidad que tu bebé necesita.

En especial durante los primeros días de la lactancia, cuando tus senos producen solo unas gotitas de calostro, puedes preocuparte porque no produces suficiente leche, cuando en realidad estás produciendo exactamente lo que tu bebé necesita. Es normal que durante sus primeros días de vida tu bebé pierda hasta 7% a 10% de su peso al nacer mientras consume las reservas que acumuló durante su desarrollo justo para esta etapa. No tienes de qué preocuparte en tanto no pierda más de 10% y recupere su peso normal al cumplir dos semanas. Tu leche “baja” (sabrás qué significa esta expresión en cuanto te suceda) en cuestión de tres a seis días. Mientras tanto tu bebé obtiene toda la nutrición que necesita, más los increíbles beneficios del calostro, durante este lapso.

Una vez que la lactancia está bien establecida, la apariencia y comportamiento de tu bebé, así como la cantidad de pañales sucios, son las señales que necesitas para saber si está comiendo suficiente:

  • Cuando mama, escuchas al bebé tragando con vigor.
  • Seis pañales mojados por día y su orina es color amarillo claro.
  • Aumenta de peso entre 20 y 35 gramos por día (después de su primera semana).
  • Se muestra satisfecho después de cada comida y puede pasar un tiempo prudencial sin hambre (entre una y tres horas durante las primeras semanas).

Tips para producir más leche materna

01
de 09

Acoplamiento

cómo producir más leche materna
©Getty Images/Brosa

La succión del bebé es el método más eficaz de aumentar la producción de leche materna. Entre más coma el bebé, más leche produces, pero para ello debes verificar que el esfuerzo del bebé sea el más efectivo y recibir estímulo constante.

La clave para la lactancia materna exitosa es que el bebé se acople correctamente. El acoplamiento es la forma en que la boca de tu bebé se adhiere a tu pecho. El objetivo es que la boca de tu bebé cubra todo el pezón y la mayoría de tu areola, de modo que su lengua tenga la capacidad de masajear la parte inferior de tu pecho para estimular la liberación de leche mientras crea un sello para succionar con fuerza (como ves en la fotografía). Si el acople no es correcto, tu pequeño no obtiene suficiente leche, no estimula la producción, traga aire y más bien puede maltratar tu pezón.

Observa cómo tu pequeño se adhiere a tu pecho. Con un correcto acople, los labios de tu pequeño se abren completamente hacia afuera, su barbilla toca la parte inferior de tu pecho y su nariz está en contacto con tu pecho pero puede respirar sin problemas. Para obtener el mejor acople, intenta las diferentes posiciones para la lactancia hasta encontrar la más cómoda para ambos.

Un bebé bien acoplado succiona con vigor, puedes ver su mandíbula moviéndose y escuchar cuando traga, tu leche sale libremente, y no te causa dolor. Si no logras este objetivo, busca la ayuda de una consultora de la lactancia o especialista. Puedes encontrar servicios de este tipo en tu hospital, por medio de tu ginecólogo o pediatra, contratar una doula posparto, o acudir a la ayuda gratuita de Consejeras Compañeras de la Lactancia y La Liga de la Leche Internacional (más detalles en: Preguntas sobre lactancia y cómo amamantar: ¿dónde encontrar ayuda?).

02
de 09

Masajes

Puedes ayudar a aumentar tu producción por medio de masajes que ayudan al flujo de la leche materna mientras das de mamar, o como forma de relajación y para liberar los ductos lácteos obstruidos.

Mientras amamantas a tu pequeño, puedes realizar masajes sutiles desde la parte superior de tu pecho hacia el pezón para ayudar a vaciar los ductos. También puedes utilizar esta técnica entre comidas: primero, aplica compresas tibias en tu pecho. Una vez que te sientas relajada, utiliza las yemas de tus dedos para aplicar presión ligera desde la circunferencia de tu seno hacia el pezón. Puedes utilizar pequeños movimientos circulares y avanzar alrededor de todo tu pecho.

03
de 09

Alimenta a tu bebé cada una o dos horas

No existe un horario único que debes seguir para amamantar a tu bebé; él sólo lo establece según sus necesidades. Sin embargo, cuando tienes baja producción de leche materna y requieres estímulo para producir más, puedes alimentar a tu bebé con más frecuencia. Durante los primeros días puedes intentar amamantar cada una o dos horas hasta que tu producción se estabilice. Si tu bebé está muy dormido y no se despierta para sus comidas a destiempo, puedes utilizar un extractor de leche materna (aunque lo ideal es siempre el bebé). Después de ese lapso procura alimentar a tu pequeño a libre demanda y por el tiempo que necesite, entre ocho y doce veces al día. 

04
de 09

Contacto piel a piel con tu bebé

Cómo producir más leche materna
©Getty Images/Ariel Skelley

 La producción de leche materna es parte resultado del estímulo físico, parte un asunto hormonal. La oxitocina es la hormona responsable de los sentimientos de placer, y durante la lactancia materna ayuda a relajar a la madre y favorece el reflejo de eyección de la leche. El olor de tu bebé y el contacto directo de piel a piel, aunque no le estés dando de mamar en ese momento, envía señales a tu cerebro para que libere oxitocina. Al recibir el estímulo hormonal, las células musculares que rodean los alveolos se contraen y causan la expulsión de leche hacia los ductos. Poco a poco, esta reacción se convierte en un reflejo, y el solo pensar en tu bebé puede causar que baje la leche.

05
de 09

Vacía tus senos

Procura que tu pequeño vacíe bien tu seno en cada comida. Esto sirve un doble propósito: tu bebé consume la leche más grasosa y nutritiva del fondo, y esto envía la señal a tu cerebro de que necesitas producir más leche (si tu pequeño queda con hambre, ofrécele el segundo seno). En la siguiente comida puedes empezar con el pecho opuesto. Lo ideal es que alternes tus senos, aún cuando utilizas un extractor de leche materna, pues la succión del bebé es más fuerte y más efectiva.

06
de 09

Mantén a tu bebé despierto

 Si tu pequeño se duerme en media cena y no termina la labor, puedes intentar mantenerlo despierto para que coma al cambiarlo de posición, hacer sonidos, moverlo, estimularlo, cambiar el pañal, y quitarle las medias o hasta la ropa para que sienta un poco de frío.

07
de 09

Alimentos para producir más leche materna

La eficacia de algunas hierbas, alimentos y suplementos para aumentar la producción de leche materna tiene poco apoyo científico y algunos expertos hasta consideran que se trata más de un efecto psicológico que físico. Sin embargo, madres a través de generaciones y diferentes culturas son creyentes en su utilidad. Los galactogogos - como se les conoce a los alimentos que ayudan a la producción de leche materna - más populares son el fenogreco, avena, semillas de hinojo, algas marinas, cebada y otras hierbas. Sin embargo, antes de consumir cualquier producto medicinal natural, debes consultarle a tu médico para verificar su seguridad durante la lactancia materna. Detalles completos en: Cómo producir más leche materna: hierbas, alimentos y bebidas. 

08
de 09

Agua

El agua por sí sola no te ayudará a producir más leche materna, pero la falta de ella sí puede deshidratarte y afectar tu producción. Debes consumir un mínimo de ocho vasos de agua al día, aunque una práctica muy recomendable es tomar un vaso de agua cada vez que das de mamar.

09
de 09

Nutrición adecuada de la madre

Una dieta que incluya todos los grupos alimenticios es la mejor forma de garantizar la calidad de tu leche materna y tu salud a corto y largo plazo. La lactancia materna no requiere una dieta especial y en realidad tiene pocas limitaciones. Detalles completos en: Alimentación durante la lactancia y Alimentos prohibidos durante la lactancia.

Fuentes:
Ask Dr. Sears. Increasing Milk Supply. Accedido 25 de abril del 2016.
La Leche League International. How Can I Increase My Milk Supply? Accedida 21 de abril del 2016.
La Leche League International. Is My baby Getting Enough Milk? Accedida 25 de abril del 2016.
La Leche League International. Making More Milk. Accedida 25 de abril del 2016.
Stanway, P., M.D. (2013). The Breastfeeding Bible: Everything You Need to Know from First Latch to Final Feeding. Springville, UT: Sigma Press.