Cómo producir más leche materna: remedios naturales y alimentos

Madres y abuelas alrededor del mundo tienen sus secretos para producir más leche materna: tés, hierbas, comidas y bebidas. Aunque no existen estudios científicos confiables que respalden las creencias, sí existen productos naturales que son reconocidos galactogogos (que aumentan la producción de leche materna), ya sea por su efecto medicinal o psicológico. Aquí tienes los más populares, cómo consumirlos y las precauciones que debes tener.

¿Son seguros los remedios naturales en la lactancia?

En la lactancia el riesgo de transmisión al bebé es menor que durante el embarazo, y muchos de los productos que antes estaban prohibidos ahora solo requieren precaución y que los consumas en cantidades moderadas. Sin embargo, recuerda que antes de tomar cualquier suplemento, aunque se trate de productos naturales, debes consultarle a tu médico.

01
de 09

Fenogreco

cómo producir más leche materna
©Getty Images/Neil Fletcher

También conocido como alholva, el fenogreco es una de las hierbas más utilizadas en todo el mundo para aumentar la producción de leche materna. Además de su efecto sobre la lactancia, sus semillas tienen un alto contenido vitamínico y de ácidos grasos omega-3, que son muy importantes para el desarrollo cerebral de tu bebé, y sus hojas contienen betacaroteno, vitamina B, hierro y calcio. Puedes consumir las semillas molidas en suplemento o tomarlo como té. La dosis depende de su presentación.

Precauciones: El fenogreco también puede ser utilizado en el tratamiento de diabetes o como anticoagulante sanguíneo, por lo que debes tener cuidado si tomas medicamentos para estas condiciones.

De compras: 

02
de 09

Cardo bendito

Cómo producir más leche materna
©/Wikimedia Commons

El cardo bendito es una planta de sabor amargo que crece en grandes áreas en América y España, inclusive en terrenos áridos. Además de sus beneficios para la lactancia materna, el cardo bendito puede también ayudar a contrarrestar la depresión posparto, promover el apetito y la digestión. Puedes consumir esta planta como té, suplemento en pastilla o tintura.

Precauciones: No confundas el cardo bendito (nombre científico Cnicus Benedictus) con el cardo mariano (nombre científico Silybum marianum) que es otra hierba utilizada para tratar afecciones del hígado. Vigila la dosis que consumes, pues en altas cantidades puede causarte náuseas y vómitos.

De compras: 

03
de 09

Ruda cabruna

Ruda Cabruna
©Getty Images/Neil Fletcher/Matthew Ward

La galega o ruda cabruna ayuda al desarrollo de tejido mamario y a estimular la actividad de las glándulas mamarias. Esta planta es una buena opción si el fenogreco y el cardo bendito no te han funcionado, pues su efecto sobre tu sistema es diferente. Sus cualidades son especialmente útiles para para las madres que hayan tenido cirugías del seno o padezcan síndrome de ovario poliquístico.

Precauciones: Ten cuidado de no confundir la ruda cabruna (nombre científico ) con la ruda común (nombre científico Ruta Graveolens) que está contraindicada durante la lactancia y durante el embarazo podría tener efectos abortivos. Además, con frecuencia se usa para el tratamiento de la diabetes, por lo que debes tener cuidado si tomas medicamentos para ese mal.

De compras:

04
de 09

Espirulina

espirulina lactancia
©Getty Images/Tjasam

La espirulina es un alga que crece en agua dulce que se consume en América desde los tiempos de los Aztecas. Es considerada uno de esos “súper alimentos” gracias a su alto valor nutricional, en especial proteína y aminoácidos, y bajo contenido graso. Además de sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, te ayuda a prevenir la anemia, a fortalecer el sistema inmunológico, a combatir las alergias y hasta se utiliza en el tratamiento de algunos tipos de cáncer. Durante la lactancia materna, podría ayudarte a producir más leche materna y mejorar su calidad. Puedes consumir espirulina como suplemento o en polvo para la preparación de todo tipo de alimentos, incluyendo pastas y batidos.

Precauciones: Procura que la espirulina que consumes provenga de una fuente confiable. La espirulina puede absorber contaminantes del agua en la que crece.

De compras:

05
de 09

Papaya verde

Papaya verde
©Getty Images/Ian Fung Koo/EyeEm

Este fruto es uno de los alimentos más populares en Asia para aumentar la producción de leche materna. Además, es rico en enzimas, minerales, y vitaminas C, A, B y E. A diferencia de la versión madura, la papaya verde debes cocinarla antes de comerla, ya sea cortada en trozos, hervida, frita o como ingrediente de platillos. También existen suplementos de papaya verde disponibles en el mercado.

De compras:

06
de 09

Agua de cebada

Cebada lactancia materna
©Getty Images/Dorling Kindersley

Tradicionalmente utilizada para ayudar problemas digestivos, el agua de cebada parece también incrementar la producción de leche materna. La preparas hirviendo a fuego lento un litro de agua y media taza de cebada. Puedes tomar el líquido caliente o frío.

De compras:

07
de 09

Avena

Avena lactancia materna
©Getty Images/Image Source

 Las avena es un alimento de alto valor nutricional que ayuda a reducir el colesterol, a mantener un nivel saludable en tu presión arterial, a combatir males digestivos y a tratar desórdenes nerviosos. Además de proteínas, vitaminas y minerales, la avena contiene hierro, que ayuda a evitar la anemia en la madre, una de las principales causas de la baja producción de leche materna.

08
de 09

Ajo

ajo leche materna
©Getty Images/Dave King/Dorling Kindersley

 Utilizado como saborizante en tus comidas, el ajo se filtra por tu leche materna y le cambia el sabor. Al parecer, a los bebés les gusta la variedad en su paladar, pues un estudio sobre el efecto del ajo sobre el lactante descubrió que los bebés comen más y estimulan la producción de leche materna con más vigor.

09
de 09

Vegetales de hoja color verde oscuro

cómo producir más leche materna
©Getty Images

Además de su valor nutricional (hierro, calcio, ácido fólico y vitaminas), los vegetales de hoja verde como la espinaca y mostaza parecen fomentar la lactancia también. Procura que se trate de alimentos color verde oscuro, pues los más claros (lechuga) no tienen el mismo valor nutricional.

Fuentes:
La Leche League International. How Can I Increase My Milk Supply? Accedida 21 de abril del 2016.
La Leche League International. Making More Milk. Accedida 25 de abril del 2016.
Low Dog, Tieraona, M.D. The Use of Botanicals During Pregnancy and Lactation. En: Alternative Therapies. 2009 Jan/Feb; 15(1):54-58. Accedido en línea el 2 de mayo del 2016.
Mennella, Julie A., y Beauchamp, Gary K. The Effects of Repeated Exposure to Garlic-Flavored Milk on the Nursling’s Behavior. En: Pediatric Research. 1993 Dec; 34(6):805-8. Accedido en línea 22 de abril del 2016.
Stanway, P., M.D. (2013). The Breastfeeding Bible: Everything You Need to Know from First Latch to Final Feeding. Springville, UT: Sigma Press.
Zuppa, Antonio Alberto, et al. Safety and Efficacy of Galactogogues: Substances that Induce, Maintain and Increase Breast Milk Production. En: Journal of Pharmacy and Pharmaceutical Sciences. 2010; 13(2):162-174. Accedido en línea 2 de mayo del 2016.