Cómo prevenir y tratar los piojos

Los piojos son algo común durante la infancia

Niño con piojos rascándose
Cómo prevenir y tratar los piojos. Getty Images © BSIP/ UIG

Saber prevenir y tratar los piojos es muy importante. El primer síntoma de que un niño tiene piojos suele ser que se rasca la cabeza sin parar. Se rasca tanto, de hecho, que quizá se produzca heridas en la piel.

Los piojos se arrastran de una cabeza a otra, y esto es fácil que ocurra en entornos donde las personas - sobre todo los niños - están muy cerca unos de otros, como en una clase.

Rompiendo mitos sobre los piojos:

· Pueden tener piojos los adultos y los niños, pero los pequeños son más proclives porque están en un entorno que favorece que se pasen de una cabeza a otra.

Los padres sí pueden contagiarse de sus hijos, y también los hermanos entre sí.

· El agua y el jabón no matan a los piojos, o de lo contrario, quienes se lavan la cabeza a menudo no se contagiarían. Por lo tanto no es cierto que tener piojos sea sinónimo de ser una persona sucia.


¿Se pueden prevenir los piojos?

La mejor prevención es un diagnóstico precoz. Mira la cabeza de tus hijos a menudo. Sepárales el cabello con un peine fino y observa si hay piojos moviéndose por su cabecita (son muy fáciles de ver una vez los reconoces), o bien liendres, que son los huevitos blancos que se adhieren al cabello.

Venden champús en el mercado que dicen prevenir la aparición de piojos. En épocas en que haya una infestación en la escuela, puedes usar este tipo de champús.

¿Cómo se eliminan los piojos?

Acude a tu farmacia y pide un tratamiento contra los piojos y sigue las instrucciones. A veces hay que repetir el tratamiento para que tenga el efecto deseado.

Suele ser un proceso breve, pero pesado, que conlleva aplicar un producto en todo el cabello y peinarlo con una liendrera (un peine muy fino) durante varios minutos. Después de seco el cabello se debe usar la liendrera de nuevo.

Es recomendable que se trate toda la familia, aunque no creas que se hayan podido reproducir tan deprisa.

Lava en agua caliente cualquier sábana, almohadón, almohada que haya estado en contacto con la cabeza de tu hijo. También limpia y fumiga los asientos del coche, en especial la zona donde los niños apoyan el cogote.

¿Cuánto tardan en eliminarse?

A veces basta una sola aplicación del producto para eliminarlos. Pero si han depositado liendres, entonces posiblemente reaparezcan y sea necesario tratarlos de nuevo.

¿Cuándo puede mi hijo volver a la escuela?

En Estados Unidos suelen enviar a la casa a los niños que tienen piojos. Una vez tratados, piden que no vuelvan a la clase si todavía tienen bichitos en la cabeza. Cuando vuelven al colegio, la enfermera del centro suele inspeccionar a los pequeños para asegurarse de que están libres de parásitos.

¿Por qué hay todavía un estigma relacionado con tener piojos?

Porque se solían asociar, erróneamente, con ser una persona sucia. No hay por qué avergonzarse de tener piojos. Si tú te das cuenta de que tus hijos los tienen, avisa cuanto antes a la escuela, para que puedan alertar a otros padres. Alerta también a las mamás de sus mejores amigos o de los compañeros que se sientan junto a ellos. ¡Te lo agradecerán!