Cómo presentar a tu nueva pareja a tus hijos

Consejos para superar una situación que suele ser muy difícil

Una situación muy frecuente en la actualidad es que las madres y los padres solteros tengan nuevas parejas. En estos casos y cuando esas relaciones se convierten en estables, llega el momento de presentar al nuevo novio o novia a los hijos. Esa situación es complicada casi siempre pero cuando los hijos son adolescentes lo es aún más. Los padres y madres de adolescentes saben que las cosas no suelen ser fáciles con los chicos a esa edad.

A pesar de que la pubertad es un momento de cambio para ellos, o quizá por eso, los hijos adolescentes no suelen aceptar las novedades con mucha alegría. Y cuando esa novedad es la nueva pareja de su padre o de su madre es aún peor. Por eso es importante seguir una serie de pasos que pueden facilitarte mucho esa presentación. Unos consejos que lograrán que la relación de tu nueva pareja con tu hijo o hijos adolescentes vaya bien.

Cómo hacerlo
  • Relación estable. Lo más importante es que estés seguro o segura de que la nueva persona que está en tu vida se va a quedar un tiempo largo. Cuando sepas que se trata de una relación estable, ha llegado el momento de empezar a pensar en hablarles a tu hijo de él o ella y de que se conozcan. Si no estás seguro o segura de que es así, es preferible que esperes. Conocer al nuevo novio de mamá o a la nueva novia de papá genera una sitación de estrés para todos. Pero además es importante ser cuidadoso con las nuevas personas que introduces en las vidas de tus hijos. Si tu quieres cambiar de novio o novia cada poco tiempo es asunto tuyo pero si esas personas también entran en la vida de tus hijos, cuando se alejen ellos tendrán sentimiento de pérdida. Por eso es mejor estar seguros de que tienes una relación estable antes de hacer que se conozcan.
  • Elije bien el momento. Es difícil con los adolescentes saber cómo va a ser su humor en los cinco o diez minutos siguientes pero tú conoces a tu hijo o hijos mejor que nadie así que busca un momento en el que sepas que tu hijo o hija va a estar de buen humor tanto para hablarle de tu nueva pareja como para presentárselo. Te interesa organizarlo bien para conseguir buenos resultados. Quizá puedas planear algo que a tu hijo o hija le guste hacer contigo: ir juntos a un espectáculo deportivo, o ir de compras, o salir a pasear… una actividad con la que los dos disfrutéis juntos. Y aprovecha ese momento en el que estás solo o sola con ella para hablarle a tu hijo o hija de tu nueva pareja.
  • No le abrumes. Cuéntale de forma sencilla que estas enamorada o enamorado de alguien, dale el nombre de esa persona, quizá te ha oído ya hablar de él o ella, o telefonearle. Descríbele brevemente cómo es pero intenta no convertirlo en un héroe o una heroína. Dile a lo que se dedica, si tiene hijos, dónde vive… Y no alargues el momento, los adolescentes se cansan pronto de prestar atención.
  • Haz que se conozcan. Una vez que ya le has hablado a tu hijo adolescente de tu nueva pareja, llega el momento de que se conozcan. Una buena idea puede ser invitar a tu novio o novia a cenar a casa. De ese modo, tu hijo adolescente se sentirá más seguro porque está en su territorio.
  • Háblale antes a tu pareja de los gustos y aficiones de tu hijo. Seguro que ya lo has hecho porque los padres y las madres suelen hablar mucho de sus hijos con sus novios pero si no fuera así asegúrate de que tu nueva pareja tiene suficiente información sobre tu hijo o hija como para que pueda mantener una conversación entretenida con él o ella y no "meta la pata" con afirmaciones que tu hijo o hija detesten.
Qué puedes esperar
Es posible que todo vaya bien, que tu nueva pareja y tus hijos se lleven a las mil maravillas desde el primer momento y que todo sea perfecto, pero esto no es lo habitual.
  • Preguntas. Tu hijo o hija adolescente querrá saber mucho más sobre esa nueva persona que ha entrado en su vida. Sé sincero o sincera con tus hijos sobre lo que sientes y sobre tu nueva pareja. Contesta a sus preguntas y resuelve sus dudas.
  • Rechazo. Es habitual que muchos adolescentes muestren rechazo hacia la nueva pareja de sus padres. Si te ocurre no te asustes, no eres el primero o la primera a la que le sucede. Vas a tener que trabajar duro para mejorar la relación entre ellos. Hablar con tu hijo o hija y dejarle claro que esa persona es importante en tu vida y que va a seguir. Pero asegúrate siempre de que tu hijo sabe que él o ella va a ser siempre una parte fundamental de tu vida, que los quieres igual tengas o no pareja. También puedes explicarle que tu vida es mejor si tienes pareja, que eso te hace más feliz y que el hecho de que tú seas más feliz va a hacer mejor su vida.
  • Celos. Sobre todo con los hijos que están en la primera fase de la adolescencia es frecuente que cuando su padre o su madre tienen una nueva pareja surgan los celos. La única forma de combatirlos es conseguir que tu hijo se sienta seguro respecto al amor que sientes por él.
  • Culpa. Es muy frecuente que cuando un hijo adolescente se lleva bien con la nueva pareja de su padre o su madre se sienta culpable con respecto a su otro progenitor. Sienten como si estuvieran traicionando al padre o a la madre ausentes. Para superar esa situación vas a tener que hablar con tu hijo o hija y explicarle que no es así, que su padre o su madre siguen siendo su padre o su madre y que tu nueva pareja no los va a sustituir. Si mantienes una buena relación con tu ex, puedes pedirle ayuda porque si él o ella se muestran contentos con tu nueva relación también ayudará a que tus hijos se adapten mejor y no se sientan culpables.
Foto © V.T.