Cómo preparar a la familia para la llegada del perro

Un perro puede ser la pieza que falta en una familia. Cómo no serlo, si un perro puede traer alegría, travesuras y un incentivo para hacer actividades en conjunto. Lo ideal es que la familia esté completamente involucrada en el proceso de adquirir un perro, que todos ayuden a elegir el tipo de perro que quieren, la raza y dónde adoptarlo o comprarlo. Una vez ya todos estén decididos, hay ciertas cuestiones que deben tener pendientes antes de traérselo a casa.

Cada perro con su dueño.
Foto © Abel Pagola de Luna

El perro formará parte de la familia, pero sólo debe tener un dueño. No puede ser de la madre, del padre y de todos los niños. Aunque pueden decir que es el perro de todos, debe quedar claro quién es el verdadero dueño. Es éste quien usualmente pasa más tiempo con él y desarrolla un papel más activo en su educación. Recuerden que un perro jamás debe ser un regalo y mucho menos para niños. Sigue leyendo »

02
de 10

Comprendan la raza

Un perro shih tzu.
Foto © Irma Cedeño
Cada raza tiene necesidades específicas de salud, cuidados y ejercicio. Informarse sobre la raza los ayudará a entender ciertos aspectos del comportamiento del perro. Si es una raza sujeta a restricciones, comprendan que esto los puede limitar a la hora de viajar con el perro y mudarse a algunas viviendas o hasta ciudades.
Las responsabilidades se llevan mejor en familia.
Foto © Abel Pagola de Luna
Hay muchas responsabilidades para los dueños de perros, como cuidar del can y ejercitarlo. Hagan de éstas un trabajo en equipo y todo será más fácil, liviano y divertido. Sigue leyendo »
04
de 10

Establezcan las reglas para la familia

Hay reglas, pero también diversión.
Foto: Butera / Getty Images
Decidan qué comportamiento pueden o no exhibir con el perro, cómo lo van a corregir, y el papel de los niños de la familia y los adultos. Además, los perros son animales de costumbre, por lo tanto determinen quién caminará y dará de comer al perro y los horarios.
05
de 10

Establezcan las reglas para el perro

Permite que tu perro sepa que hay reglas.
Foto: Jeannette Cordero
Hay que tener claro lo que el perro puede o no hacer. ¿Se le permitirá subirse en los muebles o dormir en las camas de sus humanos? Todos en la familia deben seguir las reglas para así evitar confusión en el perro.
06
de 10

Los niños entienden las reglas

Reglas para los niños también.
Foto: Logan / Getty Images

Un perro jamás debe tener solo con un niño y es importante que el perro sea socializado y el niño entienda que el perro necesita espacio para sí y que puede agobiarse fácilmente. En presencia de niños y bebés, todos los acontecimientos tienen que ser positivos para el perro.

Ten una casa a prueba de perros.
Foto: Scott Rogers
Una casa a prueba de perros no tiene nada en el medio que él pueda destruir o morder. Los productos potencialmente tóxicos, como los de limpieza, deben estar guardados y fuera del alcance del perro. El perro no debe tener acceso a habitaciones, el jardín o la piscina sin la supervisión de un adulto. Sigue leyendo »
08
de 10

Designen espacios para el perro

Foto: Willie Caraballo
El perro necesitará espacios que sean suyos. Todos deben saber dónde le darán de comer al perro, dónde pondrán su jaula, cama y juguetes.
09
de 10

Cómo acariciar a tu perro

Ellos necesitan mimos.
Foto: Irma Cedeño
La familia debe entender lo que conlleva un perro, el amor y la atención que le debe brindar, la mejor manera para educarlo y hacerlo partícipe de todas las actividades familiares.
10
de 10

La llegada del perro

Lo mejor es permitir que el perro entre a casa y explore. Él irá de familiar en familiar como le plazca. Cuando el perro haya explorado, lo pueden acariciar, pero sólo una persona a la vez para no abrumarlo. Traten de no hacer mucho ruido y mantenerse calmados. El perro se encontrará en un entorno completamente distinto al acostumbrado, con olores y sonidos muy diferentes. Deben hacer el proceso de adaptación lo más tranquilo posible.