Cómo peinarte para ir al gimnasio

A la hora de ir a hacer ejercicios debemos estar lo más cómodas posible, no sólo con la ropa que usamos, si no también con nuestro pelo . ¿Alguna vez te ha pasado que en pleno entrenamiento aparece un mechón de pelo? Entonces te preguntas: ¿Cuál es el peinado más cómodo y conveniente para ir al gimnasio?

El cabello es un complemento de nuestro cuerpo y de nuestro estilo, un accesorio que hay que saber llevar, sin embargo el pelo puede ser un “estorbo” a la hora de ejercitarnos.

Afortunadamente existen soluciones para ello y esta temporada nos trae una gama de peinados que nos harán lucir no sólo bellas, modernas y frescas sino también muy cómodas.

Lo mejor para ir al gimnasio es recogerse el cabello y no llevarlo jamás suelto, esto evitará que el pelo se pegue con el sudor de la piel, algo imprescindible a nivel higiénico y práctico.

Una de las mejores maneras de peinarnos es sin duda la cola de caballo. De esta forma el cabello queda perfectamente recogido; también puedes hacerte una cola de caballo alta en la cabeza y después trenzarla para evitar que los mechones de pelo vayan dando vueltas alrededor de tu cabeza mientras haces tus ejercicios.

Los moños son otra opción para peinarte a la hora de realizar tu rutina, y aunque a veces estos pueden parecer demasiado estrictos o formales, los moños son realmente prácticos, pues de esta forma no te molestará ni un pelo cuando saltes, hagas sentadillas, abdominales o esa fantástica clase de zumba que tanto te gusta.

Si deseas hacerte un moño más divertido puedes usar horquillas de colores y amarrarlo con un lazo brillante. Hay muchas variedades de moños y es bastante sencillo hacerte un buen moño. Si tienes el pelo largo un moño tipo dona en la parte arriba de la cabeza te quedará muy bien. Si tu pelo es por los hombros un moño a mitad de cabeza o en la parte baja, también te convendrá mucho a la hora de hacer tus ejercicios.

Puedes también incluir un cintillo de liga que dejará tu cara totalmente despejada.

Otra forma para peinarnos es con trenzas. Las trenzas se pueden llevar de muchas maneras. Puedes hacerte una trenza empezando por la nuca hasta las puntas y atándola la punta con una goma. Si tu pelo es muy liso, puedes hacerte una cola de caballo en la nuca y trenzar el resto del pelo hasta las puntas.

Si deseas un look mas juguetón puedes también hacerte dos colitas de cabello, igual a las que te hacia tu mamá para ir a la escuelita; puedes dejarte las dos colitas sueltas o trenzarlas para tener más control del cabello. Ponte pañuelos, cintas o diademas para que el pelo no te moleste ni en los ojos ni en la frente. Y sobre todo ¡siéntete bella!

Recuerda jamás hacerte un peinado (cola de caballo, trenza o moño) demasiado apretado que te cause dolor de cabeza, tampoco te dejes el peinado demasiado suelto, pues se te comenzará a soltar y tendrás que interrumpir tu rutina para recogértelo de nuevo.

La electricidad estática del pelo o frizz puede ser un verdadero “dolor de cabeza” a la hora de hacer deporte. Ponte un poco de producto fijador anti frizz antes de recogerte el pelo, esto te ayudará a mantener cada cabello en su sitio y hará que tu peinado sobreviva a los entrenamientos más exigentes.

¿Quién dijo que no puedes verte bien mientras haces ejercicio? Con estas ideas podrás ahora ejercitarte con estilo, estarás cómoda y fresca sin descuidar tu look y sobre todo sin perder el glamour.