Cómo pegar pestañas postizas

01
de 04

Escoge las adecuadas

Imagen © ICHIRO/Getty Images

Mientras unas luchan para lograr una mirada envidiable, otras lo consiguen en un dos por tres. Si eres parte del primer grupo, ya sabrás de antemano que colocar pestañas postizas resulta un reto –al menos al principio. Para hacerlo fácil, toma en cuenta estas recomendaciones, respira profundo y ármate de paciencia. ¡Veras que es más sencillo de lo que crees!

¿Cuál elijo?

Todo va a depender del look que busques y, claro, de tu presupuesto. Escoger las pestañas postizas perfectas toma tiempo –muchas veces, vas a necesitar cortarlas y adaptarlas a tu forma de ojos o tamaño de pestañas. Los precios varían de acuerdo al acabado, material y marca pero, para que te des una idea, te presento los tipos más comunes:

· Individuales: ideal para principiantes. Lucen naturales y ayudan a resaltar tus propias pestañas. Se colocan una por una, con una pinza, a lo largo del parpado o sólo en las áreas más escasas. Recomendación: e.l.f. Essentials Individual False Lashes.

· Enteras: depende de su tamaño o forma, estas permiten que tu mirada se vea más abierta. Úsalas con un maquillaje de noche o de fiesta, ya que tienden a lucir exageradas. una vez que tengas práctica, se convertirán en las más simples y rápidas de pegar. Recomendación: Make Up For Ever Nude Eyelashes 014.

· Esquinas: van desde el centro de tus pestañas hacia afuera. Usualmente se utilizan para dar una forma almendrada o destacar, por ejemplo, un delineado “ojo de gato”. Recomendación: Laura Mercier Corner Faux Eyelashes.

· De fantasía: su nombre lo indica todo. Son esas pestañas postizas que no usarías para ir a la oficina o a la boda de tu mejor amiga. Por lo general, vienen adornadas con brillos, con colores o plumas y son aconsejables para ocasiones especiales, como Halloween o una fiesta de disfraces. Recomendación: Sephora + Pantone Tangerine Tango Faux Lash Set.

¿Qué necesito?

Para colocar las pestañas postizas, tan sólo requieres de herramientas básicas como una pinza de cejas, rizador y pegamento. Por favor, utiliza una pega especial para pestañas; por lo general vienen en el mismo empaque o la venden por separado. Si usas otra, corres el riesgo de lastimar tus ojos seriamente.

02
de 04

Maquíllate primero

Imagen © RunPhoto/Getty Images

En este paso, existen opiniones mixtas. Decenas de mujeres prefieren pegar las pestañas postizas antes de empezar a maquillar, sin embargo, algunos maquillistas concuerdan que es preferible hacerlo después.

Aunque no hay una regla exacta, las pestañas se fijaran mejor si aplicas rímel primero y tus ojos quedan menos expuestos a los químicos del pegamento. ¿Nuestro consejo? Maquíllate regularmente, pon una capa de pestañina y prosigue a colocarlas. Más adelante tendrás tiempo de retocar el maquillaje de ojos.

03
de 04

Empieza a colocarlas

Imagen © RunPhoto/Getty Images

Ahora sí, ¡comienza la diversión! Tras cortar y adaptar las pestañas postizas de acuerdo a la forma de tus ojos y tamaño que busques, aplica una fina línea de pegamento a lo largo las mismas (si usas pestañas enteras) y deja reposar por unos segunditos. Si optas por las pestañas individuales, unta sólo una gota pequeña. Durante estos segundos, la pega se pondrá más espesa y se fijará mejor a la base de tus pestañas.

Empezando por la esquina interna, presiona las pestañas postizas enteras lo más cerca posible a la raíz. Sigue con el centro y finalmente la esquina exterior. ¿No quedó perfecta? Muévela rápidamente antes de que el pegamento seque y presiona una vez más.

Para las pestañas individuales, el proceso es más simple: ayudándote con una pinza de cejas, coloca cada pestaña en el área que desees y haz presión con tus dedos. Como sugerencia, pega de afuera hacia adentro, asegurándote de que las más pequeñas queden en la esquina interior (así luce más natural).

04
de 04

Retoca el maquillaje

Imagen © RUN INC/Getty Images

Una vez que las pestañas estén pegadas en su lugar, es momento de darle los últimos detalles a tu maquillaje y mejorar cualquier imperfección que se te haya pasado. Como consejo, delinea tus ojos con el fin de “esconder” el espacio entre parpados, pestañas naturales y pestañas postizas; asimismo, remarca por dentro para lograr un efecto más lleno.

Riza las pestañas cuidadosamente y aplica otra capa de rímel, de manera que todas las pestañas se unan entre sí. Deja secar por unos segundos antes de hacer presión otra vez. ¡Listo!

Tip: asegúrate de que el pegamento que utilices sea de buena calidad y que no este vencido o seco. La mayoría de ellos son blancos pero tras unos minutos se vuelven transparente… ¡no te preocupes! lo importante es que pegues las pestañas cerca de la raíz y presiona con fuerza para que no se muevan en el proceso de secado.