Cómo pasar de dormitorio barnizado a habitación romántica

Pinta, cambia y rejuvenece el aspecto de los muebles con pintura decorativa

comoda-acutalizada-con-pintura-decorativa
Así quedó la cómoda de pino barnizado después de pintarla y aplicarle pintura decorativa. Foto © GMP

¿Quieres ver cómo unos muebles pasan de dormitorio barnizado a habitación romántica? 

Con unos pasos muy sencillos transformarás un dormitorio de pino barnizado, bastante insulso, en uno más actual, de aire romántico, adecuado para una niña, una adolescente o una adulta amante del aspecto provenzal.

El toque final se consigue con pintura decorativa.

Materiales necesarios para el nuevo acabado del dormitorio de pino barnizado

  • Lijadora eléctrica con papeles de lija de grano fino o/y esponjas de lija, también de grano fino. Las esponjas las necesitarás en cualquier caso para terminar de lijar bien los cantos o bordes del mueble, que seguramente serán redondeados.

    Imprimación o selladora blanca acrílica. Es una pintura cubriente que tapará el poro con el fin de que no tengamos que dar tantas manos de la laca con la que daremos el acabado.

  • Pintura acrílica en color blanco roto o crema, tipo laca, satinada.
  • Pintura acrílica, para manualidades, en los colores que prefieras, con la que pintarás los motivos decorativos.
  • Plantillas de estarcido. Si no tienes mucha habilidad para copiar o pintar a mano alzada los motivos decorativos, lo más aconsejable es que acudas a una plantilla. Hay modelos de todo tipo. Otra solución es copiarlo con un papel vegetal con el que puedes trasladarlo a la superficie del mueble.

  • Cera incolora para pátinas, con la que daremos el toque final.

 

¿Cómo quitamos el barniz y aplicamos la nueva pintura al mueble que queremos tunear?

El trabajo de ejemplo consta de un cabecero de cama, una mesilla y una cómoda.

1. El primer paso será quitar aquellas piezas que nos impidan trabajar cómodamente, como pomos, tiradores u otro tipo de herrajes si tuviera.

2. A continuación, sacamos los cajones de la cómoda y la mesilla.

En el caso de que la que tu elijas tuviera puerta, no será necesario desmontarla si tapas las bisagras con cinta de pintor.

3. Ahora toca lijar. Se trata de quitar la capa exterior de barniz para que la pintura nueva “agarre” mejor. No es necesario decapar ni ser demasiado concienzudo, bastar quitar la parte más externa

4. Aplica una capa delgada de selladora. Si en el bote está demasiado espesa, licua con un poco de agua para evitar las marcas de los brochazos.

5. Cuando seque (suele hacerlo rápidamente) lija suavemente con una lana de acero fina (número 000) o esponja de grano fino. Quita el polvo con un algodón suave.

6. Da una primera capa, también muy fina, con la laca en color blanco roto. Lija entre capa y capa.

7. Aplica otra capa de pintura. Dos deben ser suficientes pero quizás necesites (si son muy finas) una tercera mano de pintura. Vuelve a lijar.

8. Con una plantilla, pinta los motivos decorativos que elijas. En el caso de los muebles de la foto se pintó también el borde a juego.

9. Una vez seca la pintura, aplica una capa de cera incolora para proteger la terminación y, cuando seque, frota con un paño de algodón suave para darle brillo. Este acabado es muy natural y muy fácil de mantener. Tendrás que renovar la capa de cera dos veces al año, aproximadamente.

Remata poniendo pomos nuevos o pintando los anteriores


Ya has acabado con el trabajo de pintura. Ahora el toque final será colocar los pomos o tiradores. Tienes varias opciones: puedes pintar también los pomos originales con los mismos colores y la pintura decorativa con la que hiciste los motivos de cabecero y cajones u optar por comprar pomos nuevos.

En las tiendas de decoración los encontrarás a buen precio y muy, muy decorativos. De porcelana, cristal, metal, cerámica, madera o metacrilato, la gama es enorme.
Este acabado también es adecuado para muebles viejos que quieras renovar. Si están previamente pintados tendrás que lijar más a fondo.

Ahora ya tienes tu dormitorio acutalizado, romántico y femenino.