Cómo organizar tu bolso

Limítate a llevar sólo lo imprescindible y te resultará más fácil

Bolso grande para mujer
Cómo organizar tu bolso. Cortesía de Tuffcooki.com

No es la primera vez que un hombre me pregunta que llevo en mi bolso cuando me ven aparecer con uno grande y abultado. La respuesta es corta y sencilla: "llevo de todo y por si acaso". Si eres como la mayoría de las mujeres, lo tendrás, repleto de cosas y organizar tu bolso será todo un reto.

Y se acentúa más aún cuando eres mamá, porque aunque lleves una bolsa extra para tu bebe, siempre se cuela algo de ellos dentro del bolso, y además todo lo encuentras imprescindible cuando estás fuera de casa.

No han sido pocas las veces que mi celular ha sonado sin parar y no he logrado encontrarlo antes de que colgaran, que una amiga me pide un pañuelo y lo encuentro al llegar a casa, o que no encuentro las llaves del auto y ya hay otra persona esperando para estacionar su auto en mi espacio.

Si quieres de verdad organizarte mejor, dejar de perder el tiempo en encontrarlas y adopta una o varias de estas opciones que te facilitarán la vida:

1. Reagrupa tus cosas en pequeños neceseres dentro del bolso, juntando las que tienen alguna similitud. Por ejemplo, todos tus productos de maquillaje en un mismo neceser, tu cepillo del pelo, lazos y espejo en otro, líquido de lentillas, y pasta y cepillo de dientes en otro diferente.

2. Aprovecha los bolsillos del bolso para poner el celular, las llaves y el monedero. Recuerda poner las cosas siempre en el mismo sitio. No pongas un día el celular en un bolsillo y al día siguiente en otro.

Así te acostumbraras a buscarlo en un determinado sitio y lo encontraras de manera rápida y sencilla.

3. Saca de tu bolso todo aquello que piensas que puedes necesitar pero que realmente nunca usas. Te sorprenderá ver que hay más cosas innecesarias de las que imaginas.

4. Cómprate un organizador de bolsos. Si eres de esas mujeres a las que le gusta combinar zapatos y accesorios con el bolso, apostaría que te gusta llevar un bolso cada día.

Si te da pereza sacar el contenido cada vez que cambias de bolso o no tienes tiempo para ello, apuesta por esta opción. Hay organizadores de varios tamaños y colores, y están fabricados de manera que puedas visualizar rápidamente el contenido del bolso. Están compuestos de varios bolsillos o departamentos (aprox. 10 entre interiores y exteriores), de manera que cada cosa tiene su lugar correspondiente en el bolso. Para cambiarlo de un bolso a otro solo tienes que tirar de las asas para extraerlo. Además, las asitas tienen un tamaño y una flexibilidad estudiada para que no molesten a la hora de meter las cosas pero a su vez faciliten su extracción cuando vamos a cambiar de bolso.

La ventaja de un organizador de bolsos no es solo la rapidez en encontrar algo, sino que al mantenerse erguido dentro de él, le da la forma y el volumen correcto para que tu bolso luzca de la manera que se merece. ¿Nunca has metido en la base de tu bolso un libro o un cartón para que le de forma? Yo sí, ¡pero este organizador es la solución perfecta!