Como obtener la primera tarjeta de crédito

Te mostramos el camino

Andrés Rueda.Flickr

El crédito tiene una importancia muy grande en USA. Y más en estos momentos de crisis económica. Toda la economía norteamericana se mueve en torno al crédito. Por eso es muy importante para los jóvenes y para el inmigrante recién llegado encontrar la manera de establecer un buen historial crediticio para que este se constituya en fundamento de sus proyectos de futuro, ya sean estos comprar una casa o un automóvil, financiar una carrera universitaria, pagar cuentas o cumplir con obligaciones de emergencia.

Cómo empezar un historial crediticio

Una buena forma de comenzar un historial crediticio es con una tarjeta de crédito. Sabemos que si no tienes historial crediticio no te concederán una tarjeta de crédito y que sin tarjeta de crédito no empezarás nunca tu historial crediticio. Es el perro que se muerde la cola. No desesperes, para todo hay una solución. Diseñaremos nuestra estrategia conjuntamente y verás cómo, en poco tiempo, lograremos el tan ansiado "plástico".

Las gasolineras y las tiendas por departamentos son un buen lugar para comenzar. Estas emiten tarjetas con mayor facilidad y sin tantos requerimientos e informes. Te pedirán que acredites ingresos regulares y poco más. Solo podrás usarlas para comprar en sus establecimientos y sucursales y por sumas limitadas, pero te ayudarán a construir tu historial crediticio. Y este es fundamental para obtener tu primera tarjeta de crédito.

Eso sí, tienes que tener en cuenta algunas advertencias muy importantes:

· Cuida tus gastos

· Paga puntualmente, mejor si lo puedes hacer antes de la fecha límite

· No uses todo tu crédito. Te aconsejo no sobrepasar el 50% del mismo. Y pagar un poco más que el mínimo establecido.

· Asegúrate que estos establecimientos reporten sus informes a las agencias de crédito.

Después de un corto espacio de tiempo, te habrás acostumbrado al uso responsable de tu tarjeta de crédito.

Sobre todo habrás aprendido a no caer en la tentación de abusar de ella. Es muy importante que mantengas el control sobre tus gastos y que lleves buena cuenta de ellos. Debes ser disciplinado y saber decir que no a algunas compras si no puedes hacer frente a su pago en el futuro. Acuérdate siempre de gastar lo que puedas pagar después, ya que cualquier desliz que cometas quedará registrado en tu historial de crédito. Y este te acompañará toda tu vida financiera.

Obtener una tarjeta de crédito asegurada o garantizada

Ahora vamos a dar el gran paso. Te recomiendo ir a una institución bancaria, quizás aquella en la que tengas tu cuenta de ahorro o cheques te pueda valer. Y si no tienes cuenta abierta en ninguna, busca la que mejor se adapte a tus necesidades.

Las hay de todos los tipos, busca alguna que tenga muchas sucursales y que cuente con atención personalizada. Es muy útil que averigües si tiene personal hispano, ya que, a veces, se hace difícil y complicado entender algunos términos financieros si no estamos muy familiarizados con ellos.

Una vez elegida la institución bancaria solicitarás una tarjeta de crédito asegurada o garantizada. ¿Qué es esto? La tarjeta de crédito asegurada o garantizada es una tarjeta que está respaldada por un dinero que deberás depositar como garantía de pago.

Este depósito quedará congelado y no podrás retirarlo hasta que canceles todas las compras que hayas hecho con la tarjeta.

Supongamos que solicitas una tarjeta de crédito asegurada o garantizada por US$ 2,000, entonces deberás depositar US$ 2,000 como garantía. Esto es: la misma cantidad que solicitas como crédito en tu tarjeta, deberás avalarla con un depósito igual o superior. Al cabo de un tiempo, y después de haber pagado algunas cuotas, podrás acceder a otras tarjetas limitadas de otras instituciones bancarias que incrementarán tu límite de crédito. Y no solo eso, sino que también, y lo que es más importante, aumentarán tus referencias crediticias en tu historial de crédito. Una vez que hayas concluido con el pago de tus cuentas, podrás cancelarlas y solicitar una tarjeta de crédito tradicional.

Tarjeta de crédito tradicional

Llegado este momento sería de gran ayuda contar con un amigo o familiar que pueda avalar tu solicitud de una tarjeta de crédito tradicional. La institución bancaria en la cual solicitarás tu tarjeta realizará un análisis de tu capacidad de pago y pedirá informes sobre tu historial crediticio. Si has llevado bien tus pagos con tus tarjetas anteriores, si pagaste a término tus cuotas en las tarjetas aseguradas o garantizadas, no tendrás problemas para obtener tu primera tarjeta de crédito tradicional.

Recuerda que, cuando se usan de manera responsable, las tarjetas de crédito te ayudarán a conseguir tus objetivos económicos personales y asegurarte un futuro financiero sin sobresaltos. Por otra parte, un mal uso de las tarjetas de crédito te llevará a crear deudas difíciles de pagar y malos informes crediticios que condicionen tu acceso al crédito en el futuro. La tarjeta de crédito es un arma cargada, úsala siempre con prudencia.