Cómo maquillarte cuando usas un vestido negro

01
de 04

Maquillaje en tonos nude

Maquillaje Phoebe Tonkin vestido negro
La actriz Phoebe Tonkin elige los tonos nude y tierra para acompañar su vestido negro. Allen Beezovsky/Getty Images

No sabes qué ponerte. Vas al armario y abres sus puertas de par en par. ¿Buscas algo que vaya bien en cualquier ocasión? Elige un vestido negro. Combina con casi todos los peinados y maquillajes y va perfecto con las claves del maquillaje de invierno. Pero algunos tonos y estilos concretos consiguen aumentar aún más su magnetismo. Vamos a ver cómo maquillarse al vestirse en este tono. Aquí hemos elegido 4 looks ganadores.

Maquillaje en tonos nude

Cuando el maquillaje es suave hay que cuidar especialmente la apariencia de dos elementos súper importantes del rostro: los pómulos y las cejas, ya que generan gran cantidad del volumen y expresión. ¿A quién le gusta una cara plana?

Las cejas son las mejores amigas de la belleza y generalmente se les presta poca atención. Ellas ponen definición y personalidad a la mirada por lo que, con este maquillaje, tienes que llevarlas perfiladas, peinadas y definidas mejor que nunca. No las depiles más de lo imprescindible (lo que sobresalga de su línea natural) y rellena siempre los huecos con un lápiz especial de cejas. 

El colorete es el otro elemento clave que bien utilizado, levanta o hunde zonas del rostro. En este caso elige uno en un tono durazno encendido y aplícalo mediante movimientos circulares y ascendentes en la zona de las manzanitas de tus pómulos hacia las sienes. 

Pero antes de esto, tendrías que haber aplicado una base de maquillaje aterciopelada (o puedes elegir una cc cream) y de un tono lo más parecido al natural de tu piel y remátala con una capa de polvos traslúcidos para evitar los brillos (sobre todo si tienes la piel grasa). Elige dos sombras en tonos piel y aplícate la más clara en el párpado superior (o fijo) y una un tono más oscuro en el párpado móvil y en el pliegue. La paleta Maybelline New York the Nude Eyeshadow tiene 12 tonos a muy buen precio. Comprar en Amazon.

Con el delinador negro enmarca las pestañas superiores, sin llegar al lagrimal para agrandar la mirada. Si la naturaleza te ha regalado unos ojos grandes puedes delinear también la línea de agua y ganar profundidad (¡irresistible!). Riza tus pestañas y aplícate una capa de máscara cuidando que no se formen grumos, ya que estamos buscando crear naturalidad, y mejor si es una fórmula que maquilla las pestañas a la vez que las cuida y fortalece.

Intenta que tus labios ofrezcan una imagen natural y carnosa. Maquíllalos con un pincel en un nude encendido o un coral que no tenga pigmentos naranjas. Puedes elegir con o sin brillo, según tu gusto.

02
de 04

Maquillaje con labios muy rojos

Maquillaje de Emma Watson vestido negro
Los labios rojos destacan en este maquillaje de Emma Watson vestida de negro. Juan Naharro Gimenez/Getty Images

Los labios maquillados en rojo intenso son los mejores compañeros de un traje oscuro. El frío del negro contrasta con la energía de la boca en un juego óptico difícil de superar. Cuando veas a una mujer atractiva que te llama la atención, fíjate en si está combinando esta pareja ganadora. Es muy poderosa y realmente solo está prohibida para las mujeres con labios muy finos (porque hace que se note aún más ese pequeño desequilibrio).

Unos labios rojo fuego necesitan partir de los tres elementos básicos de un buen maquillaje (una piel con un tono homogéneo, sin brillo y con unas cejas perfectas) para que nada sobresalga más que ellos. Y ese será el objetivo en los ojos: embellecer la mirada pero sin competir en protagonismo con la boca (algo que también hay que tener en cuenta en los labios rosas fucsia). El arte de combinar labiales y sombras y no es fácil. Busca sombras en tonos semejantes a tu tono de piel, nudes o tierras ligeramente (muy ligeramente) rojizos. Los perfiladores negros (carbón o grisáceo) aplicados con mesura junto a un rímel negro también ensalzarán sin competir.

Por cierto, un tono homogéneo no implica tener que disimular las pecas, al contrario, las pecas están de moda ¡presume de ellas!

03
de 04

Maquillaje con ojos en un negro compacto

Maquillaje Cara Delevingne vestido negro
David M Bennet/Getty Images. Cara Delevingne destaca sus ojos con un maquillaje oscuro para combinar con un vestido negro

Y aquí la otra cara de la moneda respecto al look anterior de los labios rojos.  En lugar de destacar la boca aquí se exalta la mirada, gracias a las sombras de ojos negras. Se admite desde el negro carbón, noche, antracita o humo hasta el ligeramente azulado o violáceo porque el negro puede tener muchos matices.

Se lleva la sombra oscura aplicada en bloque, sin degradado ni mezcla de colores. Así se maquilla el párpado móvil completo —desde el lagrimal hasta el final— y después se delinea bajo las pestañas, en el párpado inferior. Acompáñalo con un maquillaje básico de día (aquí tienes esa lección contada en 7 pasos).

Para que este maquillaje no se empaste necesitas incluir un truco final. Busca un iluminador en formato rotulador (es el más fácil de aplicar) y ponlo bajo el arco de las cejas. Así se aclaran las sombras y se capta la luz que se reflejará en tu mirada. Los colores ganarán vida y los ojos se agrandarán. Prueba: YSL Touche Eclat. Se vende en 12 tonos diferentes que van desde el de las pieles claras y rosadas a las morenas y étnicas. Comprar en Amazon.  

Los labios, casi desnudos, pueden admitir un tono nude o un gloss.

04
de 04

Maquillaje basado en el delineador de ojos

Ciara con un maquillaje con eyeliner
Ciara apuesta por destacar sus ojos con eyeliner negro: un resultado magnético. C. Flanigan/Getty Images

Te voy a confesar algo. Si hay un look que me gusta es este. ¿Recuerdas a Audrey Hepburn en Desayuno con diamantes? Cuando no sepas cómo conseguir tener mejor cara, ganar expresividad en tu mirada y no cometer ningún exceso, este es el maquillaje que necesitas. Lo puedes llevar incluso sobre la piel desnuda, sin base siempre que te veas descansada y transparente (¿duermes lo suficiente? Tu piel siempre lo cuenta).

Solo necesitas un buen delineador líquido o un lápiz (en este caso mejor que tenga una textura grasa para que defina bien el trazo) y una buena máscara de pestañas. Dibuja con el perfilador una línea muy fina junto al lagrimal que se vaya ensanchando a medida que llega al final del párpado y que acabe en un rabillo ascendente. Así, además, evitará el efecto ‘ojo caído’. Prueba L’Oreal Paris The Super Slim Eyeliner. Resulta muy manejable. Comprar en Amazon.

Con este maquillaje de ojos puedes hacer lo que te apetezca en tus labios. Desde lucirlos desnudos o casi (con un tono nude) a vestirlos de rojo, rosa o incluso naranja si es que te gusta. Eso sí, si consigues una fórmula que además nutra su piel, mejor que mejor.