Cómo limpiar y restaurar paredes de ladrillo interior

Cuida del este detalle decorativo tan llamativo

Screen-Shot-2014-02-21-at-2.39.53-PM.png
Foto © Flickr.

Las paredes de ladrillo son el acento perfecto para darle carácter a tu decoración, no importa cual sea tu estilo. Estas paredes tienen el beneficio de no pasar de moda, pero si pueden perder su belleza si no son cuidadas correctamente. Si en tu casa tienes paredes de ladrillo que han visto mejores días todavía estas a tiempo para salvarlas, solo sigue estos tips:

Como limpiar paredes de ladrillo

Las paredes de ladrillo no son difíciles de limpiar, pero esta tarea lleva su tiempo.

Si quieres ahorrar trabajo, usa un limpiador de agua a presión. Estas maquinas se pueden rentar en tiendas como Home Depot o Lowe’s por un día o unas horas, y dejan las paredes de ladrillo como nuevas. Ten en cuanta que habrá mucho agua en el espacio, y debes proteger otras superficies. Usa botes para recoger el agua que caiga. Si tienes pisos de alfombra o madera, o paredes de ladrillo antiguas o en mala condición, no podrás usar este método.

Mas consejos en: Tipos de pisos

La otra opción para limpiar paredes de ladrillo es con un cepillo y agua. No necesitas limpiadores especiales, pero si necesitas tomarte tu tiempo con el cepillo y frotar en círculos suavemente para quitar todas las capas de polvo y suciedad. Si las paredes todavía se ven oscuras y sin vida, mezcla unas gotas de jabón de platos en el agua.

Un limpiador común que se usa para esta superficie es el de jabón y sal. Mezcla una onza de jabón de platos con una onza de sal de mesa.

Crea una pasta y agrega agua hasta que la pasta se convierta en una crema. Aplica esta crema en la pared de ladrillo con un trapo y déjalo reposar por 10 minutos. Luego usa un cepillo para limpiar la superficie y agua para lavarla.

Restaurando el mortero y el ladrillo

Si el mortero de la pared tiene huecos o esta dañado, lo mejor que puedes hacer el cubrirlo con una nueva capa.

Mezcla el mortero según las instrucciones y luego aplícalo cuidadosamente donde necesites.

Si en lugar del mortero el ladrillo esta dañado, no puedes hacer mas que reemplazarlo. Tendrás que taladrar el mortero alrededor de cada ladrillo que este roto y quitarlo en una pieza. En muchos casos puedes usar el mismo ladrillo, y solo darlo vuelta para que se vea el lado que no este dañado. Si no, compra un ladrillo del mismo tamaño y color, y ponlo en agua antes de instalarlo en la pared. Agrega mortero nuevo alrededor y sitúa el ladrillo en posición.

Protege la superficie

Para que el ladrillo se vea lo mejor posible, debes protegerlo con una capa de sellador especial para esta superficie. Este lo puedes encontrar en tiendas de renovación, y aplicarlo con un pulverizador de pintura o con brocha. No uses un sellador con brillo, ya hará que la pared no se vea natural.  

Pintando ladrillo

Las paredes de ladrillo también se pueden pintar, aunque esto muchas veces quita el carácter. Recuerda que si decides pintarlas sera muy divicl volver al ladrillo original, así que te recomiendo escoger un color neutro de pintura, o simplemente dejarlas naturales.

Mas consejos en: Tips para escoger el mejor color para tus paredes