¿Cómo le cuento que va a tener un hermanito?

01
de 06

Espere a estar embarazada de de doce semanas... ¿o no?

semana a semana de un embarazo
© Roze Meisje Photo

Mi consejo como madre que ha tenido varios abortos no deseados, es que espere hasta la semana doce de embarazo (8 semanas después de que hubiera tenido que llegar la menstruación) para comunicárselo al niño. Seguramente mucho antes de eso, usted ya querrá compartirlo con él, pero los abortos son mucho más comunes de lo que pensamos y es duro tener que hablarlo con su hijo y decirle que ese bebé ya no va a llegar.

Por otro lado, hay personas que prefieren compartirlo con el niño desde el principio, porque si luego ocurriera algo, no quieren estar disimulando delante de él. Es decir que si usted va a estar triste no pasa nada porque su hijo sepa que lo está porque su hermanito ya no va a venir.

¡Tome su propia decisión!

02
de 06

Vaya sacando el tema ocasionalmente

© Cultura RM/Annie Angel

Si es de las que ha preferido esperar a que el embarazo esté un poco más asentado, le recomiendo que de vez en cuando le pregunté qué le parecería tener un hermanito, dónde podría vivir de ese hermanito, etc. Ahora sí, debe estar preparada para oírle decir que no quiere tenerlo bajo ningún concepto.

En ocasiones idealizamos el hecho de que nuestro hijo tenga un hermano, pero debemos estar preparadas porque va haber una mezcla entre una nueva historia maravillosa con un mundo nuevo de relaciones complejas.

03
de 06

Busquen un momento relajado para hablarlo con él

Familia amorosa
© Guido Mieth

Como para toda conversación importante es bueno encontrar el momento adecuado para que se produzca. Si previamente ha ido diciéndole algunas cosas, esta conversación va a ser más fácil. También va a depender mucho de la edad que tenga el niño y de la relación que mantenga con el resto de adultos y niños a su alrededor.

Deben estar preparados para cualquier reacción, pero si partimos de que los niños es mejor tenerlos por nosotras mismas y por nuestras parejas, va a ser mucho más fácil ir manejando la reacción de nuestro hijo si está es hostil a la llegada de un hermanito.

04
de 06

Desde ese día dedíquenle el máximo tiempo posible

Mama y nino en la cocina
© Fotostorm

Tras comunicárselo oficialmente, empieza para ustedes una especie de cuenta atrás porque los que ya tenemos más de mi hijo sabemos algo muy importante, y es que el tiempo de atención que van a recibir tras el nacimiento de su hermanito ya nunca va a ser el mismo, al igual que el niño que va a nacer nunca podrá tener la misma atención que tuvo el hijo único, es cuestión de horas en el día, así es que les recomiendo que los meses que tienen por delante sean un tiempo de máximo disfrute juntos para todos.

05
de 06

Observe cómo está reaccionando

Mama e hija hablando
© Cultura RM/Inoccenti

Según vaya pasando el embarazo irá viendo como su hijo se entusiasma cada vez más o su negación sigue en el mismo punto. Debe afrontar ambas situaciones con la misma energía, ya que aunque para todos va a ser un cambio muy grande, sin duda el niño va a ser el más afectado por la pérdida de atención de sus padres ya que sus recursos emocionales no están tan desarrollados como los nuestros y es más complicado entender que lo que está ocurriendo es algo positivo para todos.

06
de 06

Permítale acompañarla en el proceso médico

Familia con recien nacido
© Ariel Skelley

Involucrar a su hijo en todo el proceso médico permitiéndole que vea a su hermano a través de las ecografías, puede ayudarle a aceptar la idea de que algún día nacerá y se quedará ya fuera. El ir viéndolo crecer poco a poco en la tripa, y sintiendo también las patadas que el bebé de, le permitirá aceptándolo poco apoco sin tener que abrirle ya las puertas de su casa. En eso puede ocurrirle como a nosotras, las madres que necesitamos esos nueve meses para ir haciéndonos a la idea de verdad de el niño que va a nacer.

 Cuando nazca su nuevo hermanito es muy importante gestionar bien los días que la mamá pasará en el hospital, ese primer encuentro es muy importante para todos.