Cómo lavar el cabello

Foto: Getty Images

Lavamos el cabello tan en automático y a veces olvidamos que esa es la base para lucirlo hermoso, saludable y manejable. Para saber cómo asearlo correctamente debes comenzar por definir cuál es tu tipo de cuero cabelludo, para así saber la cantidad de veces que debes lavarlo en la semana y los productos que te ayudarán y no perjudicarán el resultado deseado. Aunque no lo creas, está probado que del éxito del lavado de tu cabello dependerá en gran parte, cómo éste luzca cuando lo seques al natural o con el secador de mano.

El cuero cabelludo puede ser graso, seco o intermedio, que es combinado porque en ocasiones tiene más grasa en unas áreas y en otras está seco. Muchas mujeres con cabello graso se lo lavan todos los días, pero hay alternativas para alargar la duración de la limpieza. Por ejemplo, lavarlo un día sí y uno no, y aplicándote el acondicionador de la mitad de la hebra hacia abajo y no directamente en el cuero cabello.

En cambio, las chicas que sí pueden darse el lujo de utilizar acondicionador con generosidad y mascarillas una vez a la semana, son las que tienen el cabello seco o normal. También pueden lavarlo cada dos a tres días, a menos que hagan ejercicio que lo preferible son días alternos para que no huela mal por el sudor.

Un punto que también se discute del lavado es la temperatura del agua, pues hay quienes piensan que el agua caliente daña el pelo y eso es falso. Puedes usar agua fría o caliente, lo importante aplicar buenos productos.

Si tienes el pelo graso, cuando termines de lavártelo échate agua fría para sellar los folículos y retrasar la aparición de la grasa. Esta regla también aplica al cabello normal.

Otro asunto relevante es darte siempre dos lavadas con champú y si tienes el pelo graso pueden ser hasta tres, porque si es un buen producto no debe ocasionar sequedad.

Un truquito para las de pelo graso es enfatizar la limpieza en la parte de la coronilla, porque ahí se acumula la grasa, y así hacen que les dure más tiempo el pelo secado con el secador de mano.

Hay quienes les dura poco el champú porque se exageran en la cantidad, si es tu caso debes saber que es suficiente echarte una cantidad semejante al tamaño de dos monedas. Claro está, usarán un poco más si tienen una larga melena. Se darán cuenta cuando hacen el uso incorrecto porque se les terminará primero el champú y todavía les quedará acondicionador. La porción de acondicionador o mascarilla para el graso será solo para cubrir las puntas sin tocar la parte del crecimiento del pelo; y en el seco o con químicos (como tinte, queratina o alisado) deben aplicarse más, pero evitando que caiga en el cuero cabelludo.

Ah, otra cosa que suelen hacer es dejarse el acondicionador o la mascarilla toda la noche pensando que así el pelo les quedará más suave y brilloso. Sin embargo, esto es un error porque después del tiempo de función ese producto puede comenzar a remover el tinte que tengas en el pelo o químicos como los populares Brazilian Blowout y la queratina. Esto se debe a que el exceso de nutrientes o proteínas que tienen estos productos en lugar de suavizar endurecerán el pelo y empezará a quebrarse porque te pasaste del tiempo indicado por el manufacturero.

Champú de acuerdo al tipo cabello:

*Seco: se recomienda champú hidratante o reparador.

*Graso: champú para pelo teñido o con volumen porque limpian bastante sin eliminar aceites naturales; además añadirán menos peso.

*Normal: este tipo de pelo aguanta todos los champús. Si está seco por algún químico, la recomendación es usarlo hidratante o reconstructor.

*Teñido: en este caso el champú debe ser para color de larga duración y sin sulfato para evitar desmerecer el tinte.

*Con químico: cuando tienes algún trabajo químico en el pelo, lo mejor es el champú sin sulfato (que es un jabón fuerte) porque no elimina los aceites naturales de la hebra, ni los colores o químicos.

Para que dure el peinado para una ocasión especial:

En caso de que vayas a una boda o evento especial, y necesitas que el peinado te dure toda la actividad, no dudes en invertir un poquito más de dinero para comprar un champú y acondicionador de calidad porque estos hidratarán la hebra ayudándote a obtener un buen secado del pelo, que es la base para prolongar el peinado.