Cómo involucrar a su pareja en el cuidado de los niños y del hogar

Hombre cocinando y mujer dando de comer
© Jim Esposito

Lo que en muchos hogares ya es una realidad en otros tantos sigue siendo una utopía que las mujeres no sabemos cómo cambiar.

Desde todos los ámbitos recibimos el mensaje tanto mujeres como hombres de la importancia de manejar el cuidado de los hijos y del hogar entre los dos, pero bien sea por educación o sencillamente por comodidad, muchas de nosotras nos encontramos con que nuestro esposo no colabora en esta distribución.

Por supuesto que si uno de los dos no trabaja y está en casaes lógico que sea el que más esté trabajando en el hogar y con los niños pero incluso en esta situación una vez se ha terminado el horario laboral, su implicación es imprescindible para que la relación familiar funcione y no acabe cayendo todo el peso y a todas horas en los hombros del otro miembro de la pareja.

Para ello, les traigo tres tips que van a ayudarles a iniciar este cambio:

  1.  Hable con su esposo: este sería el primer paso que deberíamos dar. Es posible que le preocupe cómo plantearlo y cómo se lo va a tomar. Si además teme que su respuesta le afecte a usted demasiado y pueda llegar hasta hacerle replantearse su relación, le sugiero que busques el momento adecuado. Un día que estén tranquilos, mejor los dos solos y que le vea receptivo con ganas de hablar y de escuchar. Sobre todo, evite echárselo en cara en algún momento de cansancio, mucho antes de eso deberían haber conseguido hablar.
  1.  Vaya paso a paso: si tras la conversación, él le asegura que si va a empezar a compartir más tareas en el hogar, no pida y sobre todo no espere que entre con toda la caballería de limpieza y se haga cargo de ella y de sus hijos. Piense en cuál es son los momentos más críticos para usted en cuanto a cansancio o a estrés y pídale que lo hagan a medias o incluso que sea él el que lo lleve a cabo. Por ejemplo, la hora del baño si el adulto que se hace cargo llega muy cansado puede convertirse en un momento muy complicado cuando en realidad también puede ser una situación bastante entretenida para los niños, por lo tanto sería el momento ideal para que un adulto que no ha estado bregando tanto con ellos se haga cargo y los atienda. Eso sí, el arreglo del baño también debería correr a cargo de él.
  1.  Si los niños son mayorcitos, involúcrelos también: Una manera de quitarle trabajo a usted y que las tareas empiecen a repartirse de verdad entre todos, es conseguir que sus hijos vayan haciéndose cargo de pequeñas tareas que habrá que encargar dependiendo de la edad que tenga. No obstante deben tener en cuenta siempre que ustedes son los adultos a cargo de esta familia y que serán quienes más trabajo y por lo tanto cansancio y estrés tengan, pero eso es parte de ser madre o padre de familia.

 

 Recuerde siempre que el hogar y los hijos son una responsabilidad compartida y cuanto antes estén las bases asentadas dentro de una pareja con respecto a estos temas mejor va ser el funcionamiento del hogar. Si no lo hizo en su momento le recomiendo no dejarlo para más adelante. Usted no es la única responsable  de todo lo que hay que hacer en su casa.