Cómo hacer una marialuisa

01
de 05

¿Marialuisa?

Marco de cartón.
Recuadro de cartón tipo marialuisa. Ricardo Avila.

¿Es tu primera participación en una exposición fotográfica y no sabes cómo hacer una marialuisa? No te preocupes es sencillo y revisaremos el procedimiento paso a paso.

Y… ¿qué es una marialuisa? La marialuisa es un marco sencillo, normalmente en tonos neutros en el que puedes montar cada una de tus fotografías con varios propósitos:

  • Aseguras que tus positivados o impresiones queden soportadas en un material rígido, para que no se doblen o arruguen.
  • Un marco de este tipo, centra la atención del espectador en la imagen que contiene, ya que ayuda a separar las referencias externas como texturas o colores de una pared e invita a la concentración.
  • Montar tus fotografías les confiere el valor agregado de la presentación y denota profesionalismo en tu trabajo.

¿Por qué se llama marialuisa y no doraelia o pedrojosé? Aunque es difícil determinar el origen exacto del curioso nombre que recibe este tipo de enmarcado, se sabe que el terminó comenzó a utilizarse en Francia durante la década de los cuarentas, y se piensa que fue probablemente inspirado en María Luisa, la segunda esposa de Napoleón cuyos retratos en pintura, ya estilaban dejar un margen neutro antes del marco de madera.

02
de 05

Elección del material

Cartón para marialuisa.
Cartón liso. Ricardo Avila.

El primer paso es seleccionar un material apropiado para la fabricación de tu marialuisa. Tiene que ser plano y rígido pero al mismo tiempo, para facilitar su fabricación, debe ser fácil de cortar. Lo más recomendable es que utilices un cartón rígido con un grosor de medio a un milímetro como ilustración, rododendro o algún otro que te acomode y que tampoco sea muy costoso. Ya sea que amplíes tus fotografías o impresiones en un solo formato (8 X 10 por ejemplo), o que estiles formatos variados, trata de calcular por sus medidas aproximadamente cuantos pliegos del cartón requieres para cubrir todas las imágenes que planeas exponer. El color del cartón es de tu elección pero normalmente se utiliza blanco, negro o gris, con la finalidad de que el enmarcado no llame más la atención que la fotografía que contiene y que tampoco influya al punto de distorsionar la percepción del color de tu obra. También es recomendable que evites utilizar materiales con textura.

03
de 05

Primer corte: recuadro exterior

Recuadro para marialuisa.
Margen del corte exterior para la marialuisa. Ricardo Avila

De acuerdo al tamaño de cada fotografía, decide si deseas que la marialuisa tenga un margen delgado (1 centímetro) o grueso (2 centímetros). Esta elección depende de tu propia apreciación, sólo ten cuidado de no utilizar un margen grueso en una fotografía pequeña porque probablemente, le restará peso a la atención de la imagen. Decidido el grosor, procede a cortar el cuadro usando preferentemente un exacto (cutter), con buen filo y haciendo tajos firmes y rápidos para evitar daños en el cartón.

04
de 05

Segundo corte: recuadro interior

Trazado interior para cortar la maraluisa.
Trazado para el corte interior de la marialuisa. Ricardo Avila.

En el lado del cartón que estés seguro no va a dar la cara hacia el espectador (quizá por su textura o diferencia de brillo), traza con un lápiz y usando una regla, una línea de la esquina superior izquierda a la esquina inferior derecha. Repite la operación con las esquinas restantes formando una “X”. Estos trazos te ayudarán a centrar tu fotografía con más facilidad tomando como referencia la cercanía de sus bordes contra las líneas. Toma tu fotografía y céntrala dentro del cuadro y con un lápiz haz una marca en cada una de las esquinas. Retira la fotografía considera un margen menor al tamaño de la fotografía de aproximadamente medio centímetro. Trázalo y efectúa el corte interior teniendo cuidado de no pasarte en las esquinas. Con una lija muy fina, detalla cualquier imperfección tanto del corte exterior como del interior.

05
de 05

Montaje de la fotografía

Montaje en marialuisa.
Fotografía montada en marialuisa. Ricardo Avila.

Para fijar la fotografía por la parte interior a la marialuisa, puedes utilizar una cinta adhesiva no agresiva como masking tape, sin embargo, es posible que al desmontar tus copias después de la exposición, alguna sufra daño al retirar la cinta. Mi recomendación es que utilices tiras de papel suave como estraza engomadas por medio de una espátula con cemento Iris, que es un adhesivo de contacto basado en policloropreno en una base solvente, que fija bien la fotografía y se despega fácilmente. Los residuos que queden del adhesivo en tus fotografías, los puedes retirar con una goma suave de borrar.

Tus fotografías están listas para ser admiradas, sólo falta que cuando las coloques en el espacio de la exposición, también anexes una tarjeta debajo de cada una de ellas con tu nombre como autor, el título con que bautices a cada una y nunca está de más un breve comentario sobre lo que para ti, significa tu obra. Para el espectador siempre es importante conocer aspectos adicionales de un artista que le ayuden a construir mentalmente su personalidad. ¡Mucho éxito!