Cómo hacer un Dibi-dubi, paso a paso

La magia del Dubi-Dubi

Se desconoce su origen, pero sin lugar a dudas el dubi-dubi, la toga o la toca como se le conoce en diversos países a esa manera particular de acomodar el pelo para estirarlo con ganchos alrededor de la cabeza, se inventó varias décadas atrás para alisar el pelo a falta de secadores, planchas y otras herramientas que hoy nos ayudan a lucir un pelo espectacular. El dubi-dubi es muy popular en países del Caribe, donde la humedad del clima afecta tanto a las melenas.

Existen diversas maneras de hacerlo. El pelo puede estar recién lavado, recién secado con el secador de mano y hasta puede llevar varios días de haber sido lavado y secado. Quienes adoran el dubi-dubi generalmente se lo hacen todas las noches para que el cabello amanezca súper manejable.

El secreto de que un dubi-dubi funcione está en la manera que es realizado. Toma tiempo y práctica, pero una vez lo domines solamente te tomará pocos minutos realizarlo. Y lo mejor de todo es que no estás exponiendo tu cabello al daño de la plancha o secador constantemente.

¿Cómo hacerte un dubi-dubi?

1.Si acabas de lavar tu pelo, espera a que éste se seque al natural hasta quedar un poco húmedo. Recuerda aplicar antes algún acondicionador permanente, aceite o producto para suavizar tu pelo. Si ya tienes el pelo seco porque te lo secaste con el secador días antes debes seguir el mismo procedimiento. También tienes la opción de secarlo primero con el secador de mano, asegurándote que secas bien las raíces y las puntas.

 

2. Desenreda bien el pelo con un cepillo de patas anchas.

3. Para los principiantes se recomiendo tomar un rulo o rolo ancho para colocarlo en el mechón de el área de la coronilla, de esta manera será más fácil estirar todo el cabello hacia un lado.

4. Una vez colocado el rulo comienza a peinar el pelo hacia el lado contrario haciendo presión para que el pelo quede bien sellado y comienza a colocar los ganchos o pinzas largas.

5. Al finalizar, coloca un turbante o pañuelo bien amarrado en tu cabeza para evitar que los ganchos se muevan. Incluso hay quienes se ponen una media tipo “media-panty” para que no se mueva ni un solo mechón.

6. Si te hiciste el dubi-dubi con el pelo recién lavado, a las dos o tres hora suelta tu cabello, péinalo y vuelve a hacer un dubi-dubi, pero esta vez del lado contrario.

El dubi-dubi aunque deja el cabello alisado y hermoso es poco atractivo cuando se lleva puesto, por eso es recomendable llevarlo puesto solamente cuando estás en tu casa. Sin embargo, en lugares como Puerto Rico es común ver a varias mujeres que salen a la calle, al supermercado y hasta los centros comerciales con el dubi –dibi puesto. De hecho hace un par de años se creó una fuerte campaña en Facebook para criticar a quienes se atreven a lucir sus cabezas repletas de ganchos o pinzas. Lo catalogaron como un fenómeno de aluminio ambulante, y lo describieron como algo ridículo que debe usarse solo en el hogar y no en lugares públicos.

Coco para el cabello

Si deseas que tu cabello quede más lacio aún puedes tratara diversos remedios naturales como los hechos con coco. Se dice que esta fruta es uno de los mejores alisadores naturales para el pelo.

Solamente tienes que licuar un poco de coco seco con leche hasta lograr una especie de mascarilla y colócala en tu pelo, masajea el cuero cabelludo y déjalo actuar en tu pelo por una hora. Colócate un gorro plástico para evitar que gotees leche de coco por toda tu casa. Luego lava tu cabello como de costumbre. Personalmente, probé esta receta en una ocasión y noté mi cabello más suave.