Cómo hacer un armario pequeño con una caja de madera, paso a paso

01
de 08

Cómo reciclar una caja de madera en un armario pequeño

Caja original de madera de pino
Caja original antes de iniciar los pasos para su transformación. Foto © GMP

Esta caja de madera contenía un regalo de Navidad. Es normal que lleguen a tus manos y que luego las utilices para guardar cosas. A veces, incluso las habrás guardado vacías, por si en un futuro sirvieran para algo.

Esta caja, de madera de pino, en concreto, mide 50x35x20 cms. La idea es que nos quede como en la foto: un pequeño armario para guardar cosas que estén siempre a la vista (tiene muy poco fondo) como cosméticos, medicinas o algunos juegos infantiles. Tú le buscas el uso. Además, será muy, muy barata.

Necesitarás:

  • Caja de madera
  • Esponja o papel de lija
  • Pintura color crema acrílica
  • Un tinte o pintura acrílica de tonos marrones o grises
  • Una plantilla con un motivo para transferir (puedes hacerlo a mano alzada)
  • Tres bisagras metálicas y un pomo decorativo
  • 02
    de 08

    Lijar la caja de madera antes de empezar a pintar

    Lija la caja de madera
    Lijando la caja de madera. Foto © GMP

    En realidad seguiremos los pasos de forma similar a cómo lo haríamos para transformar cualquier otro mueble. El primer paso es lijar tu caja de madera con una esponja de lija para suavizar la superfice y evitar las astillas antes de pintar. Esto facilitará que el acabado de la pintura sea más fino. Limpia los restos de polvo con un paño o trapo de algodón que no deje residuos.

    03
    de 08

    Aplica dos manos de pintura sobre las dos piezas de la caja de madera

    Comienza a pintar la caja de madera
    Pinta la caja de madera con pintura acrílica de color crema. Foto © GMP

    Comienza a pintar. Si tienes una base selladora blanca, puedes dar con ella la primera capa. Si no la tienes puedes pintar directamente. Aplica dos manos de pintura. En este caso hemos elegido el color crema. Lija suavemente después de que seque cada una de las capas y retira el polvo con un paño de algodón.

    04
    de 08

    Caja y tapa pintadas

    Las dos piezas de la caja de madera pintadas
    Caja pintada. Foto © GMP

    Este es el aspecto que tiene la caja de madera una vez que están pintadas sus dos piezas.

    05
    de 08

    Aplica una pátina para dar sensación de envejecimiento y carácter

    Aplica la pátina. Foto © GMP

    Cuando esté perfectamente seco, prepara una pátina. En este caso, se ha aplicado una en la que el color predominante es el gris piedra. La que elijas debería ser de la gama de tonos de la pintura por la que hayas optado. Para hacer esta, se ha utilizado de base el color crema y se ha llegado, mezclando marrones y negros, a un color gris, de la gama de los piedra.

    Aplícala y extiéndela con un trapo de algodón hasta que quede un color desvaído pero uniforme por toda la superficie. La sensación de brochazos queda especialmente adecuada para esta terminación.

    Deja secar totalmente

    06
    de 08

    Haz un motivo decorativo para animar el mueble

    Utiliza una plantilla de estarcido para aplicar un motivo decorativo
    Plantilla de estarcido para pintar el motivo de la rana. Foto © GMP

    Es momento de aplicar un motivo decorativo. En la foto, verás el de una rana. Tú puedes elegir cualquier otro que te guste o se repita en tu decoración. Una plantilla de estarcido te ayudará a hacerlo con seguridad pero, si tienes habilidad para la pintura, puedes hacer uno propio.

    Si usas las plantilla, colócala en el lugar que quieras, cuidando de que quede centrada. Sujétala con un trozo pequeño de cinta de pintor o papel celofán, sin fijarlo demasiado para que la pintura base no se desprenda.

    Aplica la pintura con el pincel en vertical (mejor si es redondo) con pequeños toques y cuidando de que no esté demasiado cargado de pintura. Retira con cuidado la plantilla y deja secar.

    Una capa de cera incolora protegerá la superficie pintada.

    07
    de 08

    Coloca las bisagras y el pomo en el mueble de madera para hacer la puerta

    Distribuye las bisagras y haz un orifico para colocar el pomo de la puert
    Bisagra y cómo colocar el pomo. Foto © GMP

    Ha llegado el momento de colocar la puerta. Mide de forma que queden equitativamente distribuidas las bisagras de la puerta y fíjalas con tornillos. Haz el orificio para el pomo y colócalo. Este, también, es una rana. Será el toque final de este pequeño armario de madera de pino hecho con una caja procedente de un regalo de Navidad.

    08
    de 08

    Armarito acabado hecho con una caja de madera

    Armarito acabado y hecho con una caja de madera
    Armarito acabado, ya con el pomo y el motivo estarcido. Foto © GMP

    Foto final del armarito que nos queda después de haber decorado la caja de madera que, originalmente, sirvió para el envío de un regalo de Navidad. Ahora sólo queda elegir un lugar para ubicarlo. Como tiene muy poco fondo, incluso podrás ponerlo detrás de una puerta en el baño o en un office. Esta es una buena manera de aprovechar la madera en un mueble reciclado. Este material es uno de los más fáciles de reciclar por las posibilidades que tiene de obtenerse de forma casi gratuita, como en el caso de los palets de madera industrial

    .