Cómo hacer tu dieta más nutritiva

Tomates
Los tomates Heirloom varían en forma, color y sabor. Usalos frescos y combínalos con ingredientes sencillos. Foto: Fernanda Beccaglia

(Esta es la conclusión y finalización (octava parte) del artículo “Cómo hacer para elevar la nutrición de tus vegetales y frutas”. Para leer el comienzo, haz clic aquí.)

Y como te explicaba, existen varias medidas adicionales que puedes tomar para asegurarte que estés consumiendo los alimentos más nutritivos posibles y disponibles:

Compra comidas de colores vivos: Los alimentos con colores azules, rojos, violeta y verde oscuro se encuentran entre los alimentos con niveles más altos de antioxidantes.

Come alimentos amargos: Muchos de los componentes más potentes para combatir enfermedades (fenols, polyfenols, flavonoides, isoflavonas, terpenos, y glucosinalatos) son agrios, amargos y astringente en sabor. Expande tu dieta para incluir alimentos con estos sabores en tus comidas—este es uno de los pasos más saludables que puedes dar para elevar tu salud. Ejemplos de estos alimentos son el pomelo, la rúcula, acelga, perejil, hojas de diente de león, radicheta, arándanos rojos, endibia, y granadas.

Date el gusto consumiendo hierbas y especias: Muchas hierbas y especias han mantenido sus propiedades nutritivas intactas desde sus tiempos más antiguos. Junto con contener uno de los niveles más altos en antioxidantes de todos los alimentos, las hierbas y especias también son muy densas en otros nutrientes como las vitaminas y minerales, y de ahí es que se deben sus altas propiedades medicinales.

Así como regla general no hay punto de equivocación al usar hierbas y especias. Pero con los tiempos que corren mi recomendación de siempre es que en lo posible compres orgánico. En término de cuáles debes usar y cuánto, elige de acuerdo a lo que estés cocinando, tus preferencias de paladar y también de sus beneficios medicinales.

Cosecha tus propios alimentos usando semillas originales incluyendo brotes: Ya he expandido este tema en el pasado en varios artículos, y vale destacar otra vez que ésta es una de las formas más efectivas de acceder a alimentos densos en nutrientes, en especial si usas semillas originales que han sido cuidadosamente cultivadas para producir las mejores plantas posibles.

Puedes plantar desde tu propio jardín de vegetales sin necesidad de un espacio grande ni mucho gasto, y también crecer tus propios brotes de vegetaleslos cuales, como te conté en ese artículo anterior, los brotes se encuentran entre los alimentos con más nutrición disponible, y que además son súper fáciles de cosechar en casa.

Busca plantas salvajes, comestibles: Algunos de los arbustos en tu jardín o ambiente local son increíblemente nutritivos y se asemejan mucho a las plantas que consumían nuestros ancestros. Entre ellas se encuentran: diente de león, ortiga, lechuga espinosa, pamplina, cardo, trébol rojo, bardana, espadañas, knotweed japonés y acederilla son algunos ejemplos de alimentos ricos en nutrientes salvajes. Si bien sólo se deben consumir plantas que estés seguro que no sean venenosas, aprender a recoger plantas comestibles de manera segura, es bastante sencillo, que si te interesa es un tema que puedo expandir en otro artículo.

Por ahora, espero que te haya servido y hayas entendido lo fácil que es incrementar el nivel de nutrición en tu dieta diaria con tan sólo cambiar algunos hábitos.