Cómo hacer mantequilla en casa

ghee
Para hacer tu propia mantequilla selecciona crema de leche lo más fresca y local que puedas conseguir. Foto: Fernanda Beccaglia

Siempre me encantó la mantequilla, en especial de niña untada sobre pan fresco y crocante o sobre pastelitos para el desayuno o merienda, junto con mermelada o dulce de leche. Y no hay como el sabor de la manteca de calidad. En los Estados Unidos, y en mi opinión, las mejores marcas y sabores son los europeos debido a sus estándares altos de calidad.

Un poco porque le fui perdiendo el gusto-la mantequilla aquí no es lo mismo y además es bastante cara- y otro porque pasé de comer mantequilla a comer mantequilla clarificada o ghee, que es una forma más pura y sin la parte animal, sino la grasa pura de la mantequilla.

Hacer tu propia mantequilla es como hacer tu propio queso—así de sexy, así de gratificante. Por eso pensé que pasarte este secreto de cocina, y tips para hacer tu propia mantequilla, te iba a deleitar.

Aunque atrás quedaron esos días ya que no como productos animales, si tuviera que usar mantequilla o recomendarla para recetas vegetarianas, definitivamente con los tiempos que corren y sin necesidad de tener vacas o viviendo en el campo, opto por esta opción que sé te encantará como a mi. Lo mejor de todo es que no es para nada difícil. Por el contrario. Lo único que necesitas es una batidora tipo KitchenAid.

Para hacer mantequilla fresca, necesitas un ingrediente esencial: crema de primera calidad. Es decir, fresca, local, mínimamente procesada y pasteurizada, sin hormonas ni químicos. Lo ideal es que la compres directamente de la granja o de tu mercado verde local - crema de vacas felices, como le digo yo.

Manos a la obra: Cómo hacer mantequilla

Ingredientes

Crema de leche, tamaño deseado dependiendo en la cantidad de mantequilla que quieras hacer.

Procedimiento

Saca la crema de la heladera y deja que llegue a unos 50ºF - una media hora a temperatura ambiente.

Coloca la crema en el bol mezclador de la batidora, cubre por encima con plástico para evitar de cubrirte y cubrir la cocina y el techo con crema una vez que pongas a andar la batidora.

Usando el accesorio de batidor en velocidad media-alta por unos 5 minutos, más allá del punto rígido de crema batida hasta que comiences a ver la grasa separarse del líquido. (Si no tuvieras un batidor de mesa como el KitchenAid, puedes usar batidora de mano o un procesador de alimentos.) Una vez que llegues a este punto, pasa por un colador a un bol y amasa la mantequilla para eliminar aún más líquido. (¡Esto te dejará las manos súper suaves!)

Una vez que la mantequilla haya largado todo el líquido y sientas que haya llegado a un punto cremoso.

Guarda el líquido, no lo tires. Este líquido es lo que se llama "leche amarga" (buttermilk), puedes beberla o usarla para cocinar-ideal para hacer panqueques.

Si quieres agregarle sal, usa de calidad como marina o mejor aún, la rosada de los Himalayas.

Si buscas agregarle sabor, puedes agregarle hierbas frescas o cáscara de limón o naranja rallada. O si te animas, pedazos de chocolate puro sin procesar para usar en pastelitos o sobre tostadas, o panqueques.