Cómo hacer leche de almendras y de coco

leche de almendras
Leche de almendras luego de ser procesada, lista para colarla. Fernanda Beccaglia

No sé por qué me hacía de la idea que hacer leche de almendras era complicado… el tema es que hace un tiempo me puse en proyecto de hacerla yo misma y descubrí que no sólo es súper fácil, ¡y es deliciosa! En especial porque puedes medir la intensidad del sabor con el agua que le agregues.

Distintos sabores

También puedes agregarle el toque de sabor que desees. Por ejemplo, yo le agrego canela y cardamomo, y un toquecito de sal marina para elevar los sabores.

También puedes agregarle esencia de vainilla u otras esencias o especias.

Otra cosa que hago es remojar las almendras que voy a usar el día anterior para activar los ingredientes de ésta y que sea más nutritiva y fácil de digerir.

Si consiguieras almendras 100% crudas (ya que la Food Drug Administration, FDA, en los Estados Unidos, ordenó que todos estos frutos deben ser pasar por un proceso de rápido cocinamiento para evitar contaminación), puedes germinarlas primero y luego hacer la leche.

Lo único con la leche que tú hagas, en especial si remojas las almendras antes de hacerla, debes usarla dentro de los 3 días. La cantidad que te salga dependerá de la cantidad de agua que agregues-que en mi caso no es mucho porque no me gusta aguada, me gusta intensa en sabor. Es decir que de lo que hago me salen dos vasos o 16 onzas.

Qué hacer con la pulpa

La pulpa de las almendras puedes usarla para hacer pastelitos, y barritas de proteína horneadas.

Leche de almendras casera

Ingredientes

Las porciones varían dependiendo de la cantidad de agua que uses

  • 1 lb o 1/3 kg de almendras sin sal, sin aceites, sin asar (lo más naturales posibles), remojadas del día anterior, limpias sin el agua de residuo
  • Agua filtrada, o de botella, la necesaria
  • 1/8 cdta. de sal marina
  • Canela a gusto
  • Cardamomo a gusto
  • *Equipo especial extra que necesitarás
  • Colador bien finito o tela para colar

Procedimiento

Coloca las almendras ya preparadas (remojadas y lavadas) en la batidora. Agrega la cantidad de agua que desees usar. (Para darte una idea, si usas 1 taza de almendras, usa 2 tazas de agua. Pero luego de la primera vez que hagas leche de almendras tendrás una idea de cómo te gusta y de cuánto usar la próxima vez.

Agrega la sal, la canela, y el cardamomo, y las demás especias que hayas elegido usar.

Procesa la batidora hasta que las almendras estén totalmente deshechas y el agua se haya tornado blanca. (Ver foto).

Cuela la leche por un colador bien finito o por tela para colar sobre un bol grande. Si usas tela podrás escurrir la mezcla para extraer más leche. (Tal vez tengas que colarlo un par de veces. Pero si no te molesta tener algunos granitos o pedacitos diminutos de almendras, con una vez te bastará.)

Coloca en una botella y refrigera. Toma sola, o agrega en batidos, postres o para cocinar arroz y quinua. Consume dentro de los 3 días.

Cómo hacer leche de coco:

Para hacer leche de coco, usa el mismo procedimiento. Para resultados superiores, usa carne de coco fresca.

También puedes usar coco deshidratado pero no es lo mismo. O bien usar mantequilla de coco. Para hacer crema de coco simplemente usa la carne de un coco fresco licuada con 1-2 tazas de agua. Te tiene que quedar espeso y cremoso, y dependerá de la cantidad de carne que puedas extraer del coco, así que mide la cantidad de agua que necesitarás. También puedes agregarle un toquecito de sal marina, y esencia de vainilla.