Cómo hacer flores de cempasúchil para el Día de los Muertos

Flores de papel crepe
PV

Una de las tradiciones más bonitas que hay en México es el Día de los Muertos. Es una forma diferente de enfocar la muerte, es un día de fiesta y celebración con amigos y familia.

El Día de Muertos se celebra el 2 de noviembre de cada año. Sin embargo, el primero de noviembre se conoce como el Día de los Pequeños Difuntos y coincide en el calendario católico con el Día de Todos los Santos.

Según la creencia popular, las almas de los muertos tienen solo ese día del año para venir a visitar a sus familias a este mundo.

El Día de los Pequeños Difuntos es el día en que las almas de los niños que han muerto vienen a visitar a quienes dejaron atrás.

Este es un gran motivo para poner en el altar de los muertos las cosas que eran sus favoritas en vida, desde juguetes y fotografías, hasta ropa y aficiones o pasatiempos, todo cabe en el altar, que a su vez tiene siempre flores, velas, papel picado, calaveritas y pan de muerto.

Por supuesto, este día es perfecto para realizar todo tipo de manualidades con motivos de muertos, calaveritas de cualquier material, desde azúcar hasta de plástico se encuentran en todos los mercados, esqueletos disfrazados de todos los oficios y no pueden faltar las velas y las flores anaranjadas de cempasúchitl. En fin, podemos dedicar todo el mes de octubre a celebrar o prepararnos para celebrar el Día de los Muertos.

Para los más pequeños, imprimir una calaverita de papel y dejar que ellos la llenen de color es una forma de acercarlos a estas tradiciones.

O podemos recortar algunos esqueletos articulados para que los coloreen y los armemos juntos. Así quitamos el sentido macabro a la muerte.

Para los mayores, podemos lograr que nos ayuden a colocar y decorar el altar de muertos con papel picado y esqueletos de papel hechos por ellos mismos. Por supuesto siempre podemos comprar calaveritas de dulce sin decorar y preparar nosotros mismos azúcar de colores para decorarlas.

Hacer un álbum de scrapbooking con fotos de la persona a quien se dedicará el altar ayuda a los niños a despedirse y les da una sensación de compartir con la persona que han perdido. Una vez terminado el álbum se coloca en el altar para que el difunto lo vea cuando venga de visita el día 2 de Noviembre. También pueden escribir cartas y diarios para que el difunto los lea en su visita. 

Pueden hacer varias flores de cempasúchil de papel crepé para adornar los diferentes rincones de la casa y pueden acercarse a la familia leyendo y conociendo más acerca de las tradiciones del día de muertos.

Flores de papel crepé:

Estas flores son súper fáciles de hacer y sirven para hacer desde claveles hasta flores de cempasúchil dependiendo del color que uses para hacerlas.

Lo primero que necesitas es papel crepé del color deseado, en realidad si quieres hacer flores de cempasúchil tienes que usar papel crepé naranja.

Sin desdoblar el papel como viene doblado de la tienda traza un círculo grande en uno de los lados y recórtalo.

Engrapa todas las capas de papel del círculo en el centro por los dos lados. Después, toma la primera capa de papel y dóblala sobre sí misma hacia arriba.

Ahora rodéala con la segunda capa y sigue así hasta que termines de hacer todas las capas, el resultado será una linda flor  parecida a la de cempasúchil.

Puedes decidir si le pones o no un tallo de alambre, aunque para adornar el altar no lo necesitan.