Cómo hacer café con una cafetera Nespresso

01
de 09

Cafetera Nespresso Delonghi

Tienda Nespresso. Imagen (c) Davidmpye

La marca Nespresso es la pionera en cafeteras de cápsulas y la más conocida de todas a nivel mundial. Ofrecen más de 35 máquinas de diferentes fabricantes, todas de alta calidad.

En esta ocasión vamos a elaborar un café expreso con la cafetera Nespresso de la marca Delonghi. No obstante, en el resto de máquinas el proceso es muy similar. Por citar una diferencia que podemos encontrar, mencionaremos que, en el caso de utilizar uno de los modelos de Nespresso con sistema automático, en ellas no es necesario volver a pulsar el botón para que cese de caer café, que sí hay que hacerlo en el modelo del artículo, como veremos a continuación.

02
de 09

Revisar el contenedor de agua y almacén de cápsulas

contenedor de agua
Contenedor de agua cafetera Nespresso. Imagen (c) tlossen

En primer lugar tenemos que revisar que el contenedor de agua esté lleno o con la cantidad suficiente para poder realizar el café o cafés que tengamos pensado.

También es importante comprobar que el almacén de cápsulas no se encuentre lleno, en otro caso podría atascarse la máquina por exceso de las mismas, lo que ocasionaría un problema.

Después ya podemos enchufar a la red la cafetera.

03
de 09

Selecciona la cápsula de café Nespresso

Cápsulas Nespresso
Cápsulas de café Nespresso. Imagen (c) Joe Shlabotnik

A continuación debemos elegir la cápsula con el café deseado, ya sabemos que en Nespresso podemos optar por gran variedad de tipos de café, desde el expreso más fuerte, hasta un descafeinado, pasando por un largo suave y muchos más.

04
de 09

Levantar la palanca de la cafetera

Levantar palanca
Levantar la palanca cafetera Nespresso. Lola Sancho

Para colocar la cápsula primero debemos levantar la palanca ubicada en la parte superior de la máquina. En otros modelos de cafeteras Nespresso, en lugar de levantar la palanca, se arrastra para abrir o cerrar.

05
de 09

Colocar la cápsula de café

Colocar la cápsula
Colocando la cápsula de café en la cafetera Nespresso. Lola Sancho

Introducimos la cápsula en el lugar correspondiente, con la parte superior hacía nosotros.

06
de 09

Cerrar la palanca cafetera Nespresso

Bajamos la palanca
Bajamos la palanca de la cafetera Nespresso. Lola Sancho

A continuación bajamos la palanca

07
de 09

Colocar la taza y darle al botón

Colocada la taza en su lugar, a continuación le damos al botón. Lola Sancho

Situamos la taza, vaso o tazón en el lugar correspondiente, debajo del orificio de salida del café resultante. Cuando esté colocado, apretamos el botón situado a la izquierda de la máquina, pero a nuestra derecha. Como se indica en la imagen.

08
de 09

Volver a darle al botón para cesar

Se oprime el botón para cesar la salida de café. Lola Sancho

El líquido comienza a salir y en el caso de la cafetera que estamos utilizando, al tratarse de un modelo no automático, hay que volverle a dar al botón cuando queramos que cese de salir café o simplemente para detener el proceso. Como mencioné al principio, este paso no es necesario en los modelos automáticos.

Después solamente queda servir el café.

09
de 09

Recomendaciones finales

Café expreso y cápsulas Nespresso. Imagen (c) TheBlackBrian

Para estar seguro que el sabor del café va a resultar perfecto puedes seguir las siguientes recomendaciones:

- Utiliza agua mineral o filtrada.

- Elige la cápsula que mejor se adapte al gusto particular de cada uno. Para ello dispones de diversas variedades para elegir, entre las que puedes encontrar cápsulas de diferentes notas aromáticas y tipos de intensidad.

Como idea te indico que para los que prefieran el café fuerte y aromatizado con notas afrutadas, tienes para elegir el Espresso Ristretto y el Pure Origin Indriya from India. En cambio, para los que prefieran un café largo y suave puedes elegir entre el Finezzo Lungo, el Espresso Cosi o cualquiera de los tres descafeinados existentes. Tienes mucha variedad de tipos, gustos y sabores de café para elegir. ¡Asegúrate de que sea el adecuado!

- No hagas el café demasiado pronto. Es preferible elaborar el café en el momento en que se vaya a consumir, ya que con la Nespresso es muy rápido el proceso y un café frío pierde mucho su aroma y sabor. A no ser que lo vayas utilizar con hielo o para hacerlo helado en los meses calurosos del verano. En ese caso, obviamente, esta recomendación pierde su sentido.