Cómo hacer cabeceros de cama en la pared

Pintada, empapelada o entelada, la pared se convierte en el cabecero de la cama

Cabecero de cama barato pintando la pared
Cabecero de cama barato pintando la pared. Foto © www.colourfutures.com. Colección Colour Solace

¿Quieres ideas de cómo hacer cabeceros de cama en la pared? Aquí tienes instrucciones para conseguir

El cabecero de la cama es un elemento central del dormitorio.

Puedes hacer una cabecera barata y original usando la pared como referencia: la pared pintada, empapelada o entelada se convierte en el foco de atención y le da carácter.

Cuando se pretende tener un cabecero de estilo propio, por poco dinero y a nuestro gusto, a menudo hay que huir de los comprados y tomar la tarea en las propias manos.

Y es que este elemento de la cama, parte de ella o exento, es un básico del diseño de interiores.

La pared, pintada y decorada como cabecero

  • Antes de elegir la terminación hay que dedicar atención a la pared en la que irá apoyada la cama.
  • Si la habitación es pequeña y quieres conseguir sensación de amplitud, pinta la pared del cabecero en tonos claros y fríos (dará la impresión de que la pared se aleja).
  • Si la habitación es grande, pinta el paño del cabecero en un color más oscuro y cálido que el resto (conseguirás que la pared se acerque y la habitación parezca un poco más pequeña).
  • Aplica, si quieres algunos motivos con pintura decorativa, como estucados, degradados o reflejos metálicos.
  • Pinta algunos motivos estarcidos o pintados a mano (ver foto de ejemplo), como un trampantojo. Con escenas infantiles, si es para un niño o niña o motivos florales, enredaderas, tribales, etc.
  • En lugar de pintar, pon un vinilo decorativo. Son muy fáciles de colocar y hay un muestrario amplísimo para elegir por precios muy asequibles.
  • Cuelga una lámina, una foto, un conjunto de pequeños cuadros o de espejos u otra idea que se te ocurra para completar el efecto final.

Esa pared está lista. Unos almohadones de colores que combinen con el resto de la decoración y con telas de distintas texturas, nos darán una cabecera básico. Se puede completar con un cuadro, foto o lámina de nuestra elección.

Pared empapelada como cabecero

Empapelar una sola pared es bastante sencillo. si sigues unos pocos consejos básicos y no te complicas mucho el trabajo. Aquí tienes un video tutorial muy fácil de seguir.

En las tiendas de decoración y en los centros de bricolaje encuentras una buena oferta de papeles pintados. También muchas firmas de textiles presentan cada temporada sus creaciones.

Elige uno de los que sigan las tendencias del año pero, a la vez, sean lo suficientemente "clásicos" para que te duren algunas temporadas.

No te saldrá muy caro porque, dependiendo de las medidas de la pared, con uno o dos rollos tendrás suficiente. Las medidas de un rollo de papel de pared es, habitualmente, de 0,53 centímetros por 10 metros.

En el mercado hay, también, papeles pintados que imitan tela. 

Entelar la pared del cabecero de la cama

Como en el caso de los papeles de pared, hay telas que marcan las tendencias, según las temporadas, pero puedes ahorrar comprando retales, comprar en outlets, en rebajas o recurriendo a marcas con precios más asequibles.

Entelar una pared, resulta más caro, por la tela y por la colocación, ya que necesitarás una base entre la pared y la tela. Es una especie de muletón especial.

Pero, puedes elegir un método más económico y más fácil de retirar si lo haces de la siguiente manera:

  • Mide la pared: altura por anchura
  • Mide y corta la tela con esas medidas, dejando unos centímetros para doblar, hacia dentro, los bordes
  • Cose en el perímetro (laterales y superior) una cinta Velcro
  • Grapa a la pared el lado de la cinta que tiene los ganchitos diminutos
  • Ahora solo tienes que pegar al Velcro de la pared la tela con la otra cinta cosida

Ventajas de este método:

• Puedes retirar la tela para lavarla o limpiarla

• Puedes cambiar de tela cuando te canses

• Puedes retirar la cinta Velcro grapada sin que sufra la pared

Inconvenientes:

• Tienes que medir muy bien para que la tela quede tensada

Ventajas de los cabeceras pintados, empapelados o entelados

- No ocupan espacio

- Son personalizables

- Puedes combinarlos con muebles y textiles fácilmente

Ahorrando en los elementos

Las telas, papel pintado y pintura se pueden comprar en rebajas, outlets, promociones o, en el caso de la tela, retales (restos de los rollos de telas).

Así, con tu toque y jugando con pocos (y baratos) elementos, tendrás un dormitorio con un aspecto muy personal.

Más artículos sobre cabeceras de cama:

Cabeceros de cama baratos: haz un dosel o cielo para cama por 4,99$

5 cabeceros de cama sencillos, originales y que puedes hacer tú