Cómo funciona el ABS

01
de 03

Qué es un sistema de frenos antibloqueo

ABS en detalle
Detalle de la corona del ABS. Foto © BMW

¿Qué es un sistema ABS? Son unas siglas que siempre has visto relacionadas con los frenos de la mayoría de los vehículos a motor, incluidas las motocicletas, pero que quizá nunca has llegado a descifrar.

ABS no son más que las siglas del concepto "Anti-lock Braking System", o lo que es lo mismo, un sistema de antibloqueo de los frenos. Una tecnología que impide que las ruedas de una moto se bloqueen en caso de frenada brusca o de emergencia.

¿Por qué es importante el ABS? Sencillo, cuando una rueda se bloquea y deja de girar, y el neumático comienza a derrapar sobre el asfalto, se pierde la adherencia con el suelo y con ella la capacidad de frenado. De nada sirve que sigamos actuando sobre el freno, si una rueda está bloqueada y derrapando si mantenemos el freno apretado sólo conseguiremos empeorar la situación y evitar que esa rueda vuelva a tener tracción.

En una moto un sistema ABS no es sólo importante, sino a veces hasta fundamental para garantizar nuestra seguridad, por eso las marcas lo incluyen cada vez más como un elemento de serie en sus modelos. Además, hoy en día ya existen sistemas ABS que permiten frenar en curva.  Algo que combina a la perfección con un buen sistema de control de tracción. Te explicamos cómo funciona y por qué juega un papel tan crucial en una moto. 

02
de 03

La función del ABS

Sistema de frenada ABS
Las dos motos frenan sobre una superficie poco adherente, la de la izquierda tiene ABS y la de la derecha no. Foto © BMW

La función del ABS es que la rueda no se bloquee durante una frenada para que así el neumático, sea el tipo de neumático que sea, siempre mantenga su adherencia con el asfalto. En el momento que una rueda se bloquea el piloto pierde el control sobre ella. En el caso de una moto, si el bloqueo se produce en la rueda trasera, un piloto experto podrá mantener el control sobre la situación y evitar que el derrape suponga un peligro. Pero cuando el bloqueo se produce en la rueda delantera, donde recae el peso durante una frenada, lo más probable es que sea causa de una posible caída. Todo esto se incrementa además si circulamos en moto sobre una superficie con agua o de poca adherencia. 

El ABS mejora las distancias de frenado, pero además en el caso de las motos es un sistema de seguridad que evita una posible caída. ¿Cómo funciona? Cuando al frenar en moto una rueda queda bloqueada ya que no mantiene su agarre con el asfalto ese rueda pierde capacidad de frenado y puede seguir deslizando sobre el asfalto alargando la distancia de frenado. Por ello, y para que la rueda vuelva a tener agarre y pueda ralentizar el ritmo de la moto al agarrarse al asfalto, el ABS libera automáticamente el freno de la rueda bloqueada, para que vuelva a girar y recuperar la adherencia, y entonces devuelve la presión para que el freno recupere de nuevo su función. Así, un ABS funciona produciendo pequeños impulsos sobre el freno que, dicho así, lo desconecta durante un sólo instante para volver a conectarlo cuando la rueda recupera su agarre.

Por eso, cuando frenando el ABS entra en acción notamos en el freno, ya sea en la mano o en el pie, pequeñas pulsaciones que indican que el ABS está actuando. ¿Qué hacer? En tal caso seguiremos frenando con toda normalidad y con la intensidad necesaria, y será el ABS el que automáticamente gradúe la presión para que las ruedas recuperen su adherencia con la carretera. Así, como ni la rueda trasera ni la delantera podrán derrapar en caso de frenada, el riesgo de caída se reduce y la distancia de frenado se recorta notablemente.

03
de 03

Los elementos del ABS y su funcionamiento

Sistema de frenos ABS
Esquema del sistema ABS de una moto. Foto © Husqvarna

Como ves en la imagen, un sistema ABS se compone de todo un conjunto de elementos que combinan su funcionamiento para conseguir un mismo fin.

Un sistema ABS estándar consta de un control de velocidad en cada rueda, un módulo de control que toma las decisiones, y unas electroválvulas que liberan presión de los frenos. En conjunto, el funcionamiento de los elementos del ABS es el siguiente.

Mientras rodamos con nuestra moto, unos sensores ubicados en una corona específica ligada a los discos de los frenos controlan la velocidad de cada rueda, que en circunstancias normales siempre es la misma.

Ante una frenada de emergencia la fuerza con la que actuamos sobre los frenos puede provocar que una rueda reduzca tanto su velocidad en comparación a la otra que pueda llegar a bloquearse, y por tanto pierda su adherencia con el asfalto. En ese instante el sensor de esa rueda detecta que la rueda está a punto de bloquearse sin que la moto se haya detenido, y manda una señal al módulo de control para que éste actúe.

En ese momento, el módulo o controlador interviene y hace que unas electroválvulas ubicadas en el circuito de los frenos liberen presión para que el freno de esa rueda deje de actuar por un instante y así la rueda vuelva a girar para recuperar su adherencia. Justo en ese momento las electroválvulas devuelven la presión y el freno vuelve a morder los discos. El sistema es capaz de realizar esta operación de 15 a 20 veces por segundo y de manera repetida hasta que la moto se detenga en la menor distancia posible. Gracias a su funcionamiento el ABS es uno de los sistemas de seguridad activa más eficaces que puede montar una moto. Te mostramos también un buen vídeo explicativo sobre cómo funciona un sistema de frenada con ABS en una moto.