Cómo evitar que pestañas abiertas de Chrome acaben con tu memoria

01
de 04

Chrome y el uso de memoria

Crisis de memoria
Medioimages/Photodisc / Getty Images

Chrome es uno de mis navegadores favoritos, sin embargo una de las cosas que no tiene a su favor es el consumo de recursos, como ocurre por ejemplo con la memoria de la computadora, que se multiplica proporcionalmente al número de pestañas abiertas. Si eres un poco como yo y, por alguna razón inexplicable, no te gusta cerrarlas, seguramente habrás ya notado que el desempeño de la computadora se degrada por este consumo de recursos hasta que llega a ser insoportable y se vuelve necesario reiniciar el navegador.

El problema es que Chrome crea un ambiente para cada pestaña, aislando así a las otras de posibles problemas. Existen varias formas de evitar la multiplicación de uso de recursos debido a pestañas múltiples; una de ellas es minimizar el uso de extensiones (complementos), otra es, simplemente, cerrar las pestañas que realmente no estás utilizando.

Bueno, yo te voy a recomendar lo contrario a una de las recomendaciones comunes: agrega una extensión que te ayude con este problema, una que ponga “a dormir” a las pestañas que no has usado por un tiempo.

02
de 04

Instala la extensión “The Great Suspender”

Pestañas de chrome
Captura de pantalla por Luis Castro

Abre tu navegador Chrome y visita la tienda de extensiones de Chrome. Una vez en la página de la tienda:

  1. Busca “great suspender” usando la caja de búsquedas, que está en la parte superior izquierda de la página.
  2. De entre los resultados de la búsqueda, localiza la extensión “The Great Suspender” –de suspensionlabs– y haz clic en el botón “+ FREE” correspondiente.

03
de 04

Configura tu nueva extensión

Pestañas de chrome
Captura de pantalla por Luis Castro

Una vez que se termine la instalación de la extensión, se te muestra una página dándote la bienvenida. Haz clic en el enlace “settings” para que configures las opciones de la extensión. Si no quieres configurar en este momento, puedes hacerlo más tarde, haciendo clic en el botón de la extensión que ahora te aparece en tu navegador (no ilustrado).

  1. Indica el tiempo que debe pasar sin actividad una pestaña para que la extensión “la ponga a dormir”.
  2. Marca las casillas de las opciones que te parezcan pertinentes. Por ejemplo es buena idea que no “se duerman” pestañas con formas sin terminar. Asimismo es buena idea marcar la casilla de “Add The Great Suspender to right-click context menu”.
  3. Agrega páginas que no quieres que “se duerman”. Aquí también puedes indicarlas con palabras clave, como por ejemplo “Facebook”. Quizá te lleve un poco de prueba y error configurar esta sección, sobre todo si usas palabras clave, pero valdrá la pena si realmente tienes excepciones que considerar, por ejemplo páginas relacionadas a tu trabajo, registros de tiempo, etc.
  4. Presiona el botón “Save settings” para guardar tus preferencias de configuración.

04
de 04

También puedes poner una pestaña “a dormir” en cualquier momento

Pestañas de Chrome
Captura de pantalla por Luis Castro

  1. Si así lo configuraste, aparecerá una opción nueva en el menú contextual (clic con el botón de la derecha sobre una página), con opciones para la extensión. Entre ellas puedes usar “Suspend Tab” para poner una pestaña a dormir. También puedes tomar otras acciones muy útiles.
  2. Una vez que una pestaña se suspende, la página que antes mostraba es ahora reemplazada por una página que te indica que la pestaña está “dormida”. Al hacer clic en el área azul “despiertas” a la pestaña y la página es cargada de nuevo.