Cómo evitar que el perro salte encima de las personas

El perro salta para saludar u obtener algún tipo de atención de alguien. Cuando un perro es apenas un cachorro siempre busca el rostro de su madre y cuando brinca encima de las personas está haciendo lo mismo. Uno de los motivos por el cual el comportamiento continúa ocurriendo una y otra vez es porque las personas responden con un reforzador o recompensa: palabras alentadoras, caricias, otorgándole al perro lo que quiere en ese momento.

Por obvios motivos, como estatura y peso, la mayoría de las personas les permiten a ciertos perros que brinquen, como al chihuahua, pero no les resulta agradable si se trata de un gran danés o un pitbull. Es recomendable que le enseñes a tu perro a que controle sus impulsos y no salte encima de la gente. Este comportamiento se puede convertir en un problema, sobre todo si el perro es grande, además de que muestra mala educación.

Sé consistente
Si observas a tu perro seguramente no salta encima de otros perros. Jugará, se echará al suelo y los perseguirá, pero casi nunca saltará encima de ellos, ya que usualmente los otros perros a los cuales les salte serán mayores y por lo tanto lo corregirán. Hay que comprender que el perro no sabrá cuándo quieres que ocurra un comportamiento y cuándo no a menos que lo adiestres a hacer esto. Por lo tanto, acariciar al perro un día cuando salte y enojarte otro día que lo haga no obtendrá lo resultados deseados.

Decide si quieres modificar este comportamiento. Si es así, tendrás que ser consistente.

Invade su espacio
Si tu perro brinca hacia ti, una de las cosas que seguramente harás será echarte hacia atrás. Si lo haces, le estás dando más espacio. Cuando le das espacio a un perro lo invitas a jugar. La próxima vez inclínate hacia abajo para que no pueda brincar del todo.

No tienes que decir nada.

Ignóralo
Es la alternativa más efectiva. Quédate en el mismo lugar sin moverte. No lo mires ni le digas nada. También le puedes dar la espalda. Recompénsalo cuando se tranquilice.

Utiliza una conducta incompatible
Si sabes qué hace que tu perro salte, puedes utilizar una conducta incompatible, la cual impida una conducta no deseada. Por ejemplo, el perro no puede saltar si está sentado o tumbado. Para que esto funcione el perro ya debe entender muy bien el comando y hacerlo cuando haya un alto nivel de distracción.

Ensénale el comando
Puede resultar contradictorio para algunos dueños de perros, pero cuando conviertes el mal hábito del perro en un comando empiezas a tener control de esa acción. Si sabes lo que hace que el perro brinque, utiliza este conocimiento para convertirlo en un ejercicio y añade una señal como subir la mano. Cuando el perro brinque usa el marcador “Bien” o “Sí” y dale un premio. Cuando el perro lo haga varias veces, elige una palabra con Brinca o Salta y úsala unos segundos antes que la señal. Tras varios intentos exitosos, puedes eliminar la acción original y solamente usar la señal y la palabra. Al principio el perro podría brincar excesivamente porque ha descubierto que gana algo, por eso es importante que sólo le des una recompensa cuando tú le pidas el comando.

Eventualmente él hará el comando sólo cuando se lo pidas para así ganarse un premio. Convertir este comportamiento en un comando es una manera de hacer de lo malo algo bueno y divertido.

No le permitas que brinque
No debes utilizar castigos con tu perro. Al aire libre puede ser más difícil que te haga caso, ya que habrá más personas. Si llevas a tu perro y alguien viene a acariciarlo y tú ya sabes que él se acostumbra a brincar, achica su correa y colócala bajo tu zapato. Dale suficiente espacio para que esté de pie, pero sin brincar.

Explícales a los demás cómo interactuar con tu perro
Si otras personas quieren acariciar o jugar con tu perro, como dueño es tu deber explicarles el procedimiento a seguir. Diles que le den la espalda si les salta encima y que lo acaricien cuando esté tranquilo.

Si tu perro se muestra inquieto al ver que alguien se aproxima, no permitas que se le acerquen hasta que el perro esté calmado.