Como evitar la contaminacion luminica

Cómo evitar la contaminación lumínica
Evitar la contaminación lumínica nos permite ver el cielo lleno de estrellas. jason jenkins (Flickr)

Entre todos los tipos de contaminación, la contaminación lumínica puede ser la más fácil de eliminar. Al contrario de la contaminación del aire, agua y suelo, la contaminación lumínica no permanece en el ambiente después de que la fuente se haya eliminado, sino que desparece el mismo instante que se apaga la luz. Aunque no es práctico ni conveniente eliminar toda la luz artificial, hay bastante que podemos hacer para lograr un uso mucho más eficiente de la luz, así garantizando que haya iluminación donde la necesitamos y no en otros lugares donde hace daño.

El tipo de luz importa: los colores de luz y los procesos biológicos

La luz azul (de menor longitud de onda) es mucho más dañino que la luz roja (de mayor longitud de onda). Esto probablemente se debe a nuestra evolución durante millones de años junto a los cambios naturales de los tonos del amanecer y atardecer. Cuando empieza a llegar la noche, el cuerpo produce una hormona llamada melatonina. La melatonina regula muchos procesos biológicos, en particular el sueño. La luz artificial interrumpe la producción y el funcionamiento de la melatonina, provocando daños permanentes a nuestro organismo. La luz roja no perjudica la producción de melatonina tanto como la luz azul. Desafortunadamente, los focos LED y la mayoría de los aparatos electrónicos que utilizamos (como la computadora, televisión y celular) emiten luz azul. Actualmente hay algunas pocas aplicaciones para el celular y programas de computadora que ajustan el color de la pantalla para reducir el efecto que tiene esta luz sobre la producción de la melatonina.

Soluciones para la contaminación lumínica

  • Elimina la iluminación innecesaria: Apaga las luces cuando no las estás ocupando y elimina luces “de seguridad”, así como luces dirigidas directamente al cielo que no tienen otra función. Recuerda que las luces de seguridad sólo nos dan la ilusión de seguridad, mientras en realidad aumentan la inseguridad: crean sombras oscuras donde se pueden esconder los criminales y a la vez nos encandilan, haciéndolo aún más difícil observar nuestra propiedad adecuademente. Actualmente existen muchos estudios y experimentos que comprueban la ineficacia de las luces de seguridad e indican que la incidencia de delitos es mayor en áreas con más luz artificial.
  • Mejora la eficiencia de las luces existentes: Actualmente hay muchas opciones en cuanto a focos ahorradores de energía y diseños más eficientes. Cada luz que instalamos tiene una función específica. Mejorar la eficiencia de las luces significa hacer que la luz cumpla esta función tendiendo sólo la intensidad necesaria y sin extenderse fuera de donde se ocupa. Por ejemplo, las farolas pueden limitarse a lugares donde realmente contribuyen a la seguridad (por ejemplo, lugares donde los peatones cruzan la calle) y se puede agregar reflectores en la parte superior de la farola para que la luz se dirija al suelo donde se necesita y no al cielo.
  • Usa la luz de acuerdo a la fisiología y psicología humana: El uso inapropiado de la iluminación artificial provoca cansancio mental. Desde la ingeniería civil y la planificación urbana hasta el diseño de nuestras casas, hay muchas maneras de mejorar nuestro uso de la iluminación para reducir los daños que provoca.

Dentro de los tres puntos anteriores, podemos destacar las siguientes acciones concretas:

  • Evitar la emisión de luz hacia el cielo.
  • Apagar las luces decorativas después de cierta hora.
  • Instalar sensores de moción en el alumbrado público.
  • Utilizar los focos y las tecnologías de alumbrado más eficientes que existen.
  • Evitar el uso de luz artificial lo más que se pueda (especialmente los focos de alta potencia) en lugares naturales.
  • Dar preferencia a luces de colores cálidos (luces rojas) en vez de luces de colores fríos (luces azules).
  • Usar cortinas gruesas de color oscuro para evitar el traspaso de luz a la recámara.

Mapa de contaminación lumínica: una gran herramienta

¿Quieres saber cuánta contaminación lumínica hay en tu ciudad? Este mapa interactivo nos proporciona una vista impresionante de la cantidad de luz artificial emitida en las diferentes partes del mundo.