Cómo estudiar aperturas de ajedrez

Uno de los ámbitos más populares del estudio del ajedrez es el de la apertura. Muchos jugadores de todos los niveles dedican un gran porcentaje de su estudio a aprender y memorizar líneas de apertura, con lo que esperan obtener ventaja al principio en cada partida.

Pero, ¿es este realmente el mejor método de emplear su tiempo de estudio? Para la mayoría de los jugadores, la respuesta sea, probablemente, no.

Estudiar táctica debería ser la prioridad de principiantes y jugadores de club, e incluso el conocimiento de finales y de estrategia debe prevalecer sobre el estudio puro de aperturas entre los jugadores más débiles.

Dependiendo de su nivel de juego, la forma en que debe estudiar aperturas podría variar considerablemente. Las necesidades de un principiante son realmente distintas de las de un gran maestro. Esta es una recapitulación rápida sobre una de las muchas formas en que los jugadores querrían aprender aperturas. El ELO proporcionado es aproximado; muchos jugadores fuertes tendrán diferentes opiniones con respecto a cuándo deben centrarse más en las aperturas los jugadores.

Principiantes (ELO por debajo de 800)

Para los principiantes, estudiar aperturas debe ser lo menos importante; de hecho, deben emplear poco, o nada, de tiempo estudiando variantes específicas. En lugar de esto, estos jugadores deberían jugar partidas a la vez que se aseguran de que siguen principios generales de la apertura, como los siguientes:

  • Desarrollo de piezas
  • Control del centro
  • Enrocar al rey

Seguir las directrices básicas de la apertura ayudará a asegurar a los principiantes un buen comienzo de la partida sin muchos errores, y podrán jugar partidas lo bastante largas como para aprender de estas.

Jugadores de club con poco ELO (800-1400)

Aunque estos jugadores aún no deban priorizar la apertura en su estudio, podría resultar de ayuda, en este momento, tener ciertas nociones de, al menos, varias líneas de apertura. De manera ideal, los jugadores deben conocer la apertura que quieren jugar como blancas, así como su jugada con negras tanto contra 1.e4 como contra 1.d4.

Sin embargo, estos jugadores no deben ir mucho más allá en su estudio. A estos niveles, es importante aprender una o dos líneas principales, así como cualquier celada que entrañen (o en las que el rival pueda caer). Deberían, además, aprender las principales ideas estratégicas de las posiciones que podrían suceder de sus aperturas, para que puedan jugar las posiciones de mediojuego con confianza, ya que las verán una y otra vez.

Jugadores de club con ELO más alto (1400-1800)

En este momento, la mayoría de jugadores ya habrán comenzado a estudiar más aperturas; pero quizá tampoco sea el momento de intentar memorizar líneas específicas de apertura a toda costa. En lugar de esto, los jugadores podrían necesitar elegir uno o dos libros de aperturas que jueguen, leerlos, y tratar de asimilar los conceptos generales, sin preocuparse sobre la memorización de toda la cantidad de variantes.

Este también es un buen momento en el que permitir que su conocimiento de aperturas crezca naturalmente. Un gran consejo que he visto una y otra vez en muchos lugares es abrir un libro de aperturas de referencia tras cada partida que juega. Encuentre el momento en que se desvió de los movimientos del "libro", y qué movimiento debería haber jugado en lugar de este. De esta forma, formará una base de conocimientos de apertura que podrá utilizar en partidas futuras (especialmente si juega contra el mismo rival una y otra vez).

Jugadores fuertes (1800+)

Una vez haya alcanzado los requisitos para ser un jugador “fuerte”, junto con los expertos, maestros, etc., podrá sentirse lo suficientemente bien con sus propios hábitos de estudio. A estos niveles, es bueno emplear un tiempo razonable de su estudio en aperturas, especialmente si intenta aprender una nueva o siente que está obteniendo malas posiciones en la apertura que juega actualmente.

En este momento, podría querer empezar a indagar en las aperturas para que sienta que ha memorizado, al menos, algunas de las líneas que podrá encontrarse en la partida. Existen varios programas de ordenador que son herramientas fantásticas para hacerlo, incluyendo Chess Openings Wizard , que puede acelerar bastante el proceso de aprendizaje de una nueva apertura, o ayudarle a memorizar por completo una que ya juegue.