¿Cómo es una clase de yoga?

Paschimottanasana
La práctica de posturas de yoga requiere tener la mente en el presente y tener conciencia de cómo responde nuestro cuerpo. ©Casarsa/ Getty Images

¿Cómo es una clase de yoga? Lo que llamamos comúnmente "yoga" es la práctica de posturas de yoga, es decir el componente físico del yoga, con algunos otros elementos complementarios como mantras, meditación, ejercicios de respiración y relajación. Lo más probable es que en una primera sesión de yoga nos encontremos con un esquema similar a este que describimos a continuación. Es importante tener en cuenta, sin embargo, que cada "estilo" de yoga (cada corriente contemporánea o escuela tradicional) tiene una metodología propia, enraizada en la antigua tradición yóguica, pero que ha evolucionado en una amplia variedad de prácticas.

 

No necesitamos conocer la tradición del yoga para acercarnos a su espíritu. Simplemente relájate, haz uso de tu intuición, afínate con el entorno, sigue instrucciones. Recuerda que algunos de los principios a seguir en las clases de yoga son el ejercicio meditativo, el silencio, la respiración profunda y consciente en coordinación con los ejercicios, el pensamiento positivo, la aceptación de tu propio cuerpo y de tus capacidades.

Para que aprendas de una manera acompañada y tengas unas bases sólidas desde el comienzo, es preferible que elijas siempre por primera vez una clase introductoria y que lo hagas con un profesor calificado; de esta manera tendrás mayor orientación. Si quieres tener más información sobre los lugares donde se imparten estas técnicas te sugerimos que consultes un poco sobre los principios y reglas de convivencia de las escuelas de yoga. Así podrás acercarte con mayor confianza y sabiendo de antemano cómo prepararte y desenvolverte en este mundo yogui.

El inicio de la clase de yoga

Cuando llegas a una clase de yoga verás que cada persona empieza su trabajo interior en posición de meditación (una básica es con las piernas cruzadas y las palmas sobre las rodillas o con los dedos índice y pulgar unidos en chin mudra) o acostados en posición de relajación.

No tienes que dominar la posición de loto en lo más mínimo para meditar. La meditación requiere simplemente una postura cómoda y que la columna esté recta. Puedes utilizar un cojín que te ayude a mantener la espalda recta. Cierra los ojos, concéntrate en tu respiración o en el mantra Om y suelta los pensamientos.

Cada práctica de yoga puede variar considerablemente según la corriente, pero un esquema bastante difundido es empezar cada clase con mantras (sonidos con alta vibración) y cantos, que ayudan a enfocarnos y a hacer la transición del mundo exterior hacia el interior. Es posible que algunos profesores te den la bienvenida, se presenten y te expliquen un poco sobre el desarrollo de la clase y sentido del método que vas a emprender. Algunos hablarán sobre la filosofía detrás de la práctica de yoga, y en ciertas escuelas te incentivarán para que pongas una intención a la clase y conectes sus enseñanzas a otros aspectos de tu vida.

La práctica de ejercicios de yoga (posturas y respiración)

Algunos centros, en especial las escuelas clásicas, hacen ejercicios de respiración para comenzar. El objetivo de estos ejercicios de pranayama es enfocar y calmar la mente, oxigenar y limpiar el cuerpo, llenarte de energía y levantar el ánimo.

Para que aproveches al máximo los beneficios de la práctica, puedes haber practicado antes la respiración yóguica.

Sin embargo, la mayoría de estilos pasan directamente al trabajo físico (hatha yoga), que se basa en una serie de asanas (o posturas). En las clases introductorias, el profesor te demostrará cómo hacer cada postura, pero de lo contrario puedes mirar a alguien más para tener una idea y un buen profesor debe estar atento para ayudarte y corregirte. Sigue las instrucciones que te den y pide ayuda si es necesario, pero por lo general el instructor estará atento de los alumnos nuevos y abrirá un espacio para comentarios y preguntas más elaboradas al final y así no alterar demasiado el ritmo de la clase.

La relajación y el cierre de la sesión 

Al final se hace una relajación guiada, tan importante en tu práctica como todo lo demás, en la que estarás acostado en una postura básica de relajación.

Algunas veces el profesor te pondrá encima una cobija y en otras casos se acostumbra que cada estudiante tenga a la mano una para cubrirse. Algunos instructores regalan a sus alumnos un masaje de relajación. Las prácticas se cierran con mantras y cantos nuevamente. Después de todo esto, te sentirás relajado, motivado para regresar al mundo y conectado con algo más grande. Simplemente relájate y disfruta de una agradable experiencia.

Sigue este enlace para saber qué tener en cuenta al hacer las posturas de yoga, en qué puede variar un estilo de yoga de otro, cómo sintonizarte con el espíritu de los centros de yoga, y qué hacer en una clase de yoga: 

  • ¿Qué esperar de una clase de yoga y qué hacer durante la práctica?