Cómo entrenar un chihuahua

5.-Fotos-de-chihuahuas.Negro.Hapa.GI.jpg
Foto: Hapa / Getty Images

¿Sabías que el chihuahua es la raza más pequeña que existe? Pero eso no impide que este perro de compañía tenga características de terrier. No sabemos si su procedencia es china o egipcia, pero estos perros fueron encontrados a mitad del siglo XIX en el estado de Chihuahua, México y tenían función ceremonial en la cultura azteca. Es decir, este perro siempre ha desarrollado un papel fundamental para muchos, ¡y definitivamente será igual para ti!

Él se las arreglará para que así sea. Puede ser la más pequeña del mundo, pero el chihuahua manda en el hogar de su dueño y en el hogar de cualquier otra persona si se lo permiten. Algunos de estos perros no se dan cuenta que son pequeños y se enfrentan a cualquier desafío. Otros se acostumbran tanto a su dueño que no aceptan a extraños. Si lo educas y no lo sobreproteges, tendrás un perro cariñoso y amistoso que todas las personas adorarán.

La salud de tu perro afecta su comportamiento, su facilidad de aprendizaje y potencial para ser entrenado. Para disminuir las probabilidades de tener un chihuahua con problemas de salud o comportamiento, abstente de adquirirlo de una tienda de animales o por Internet. Puedes adquirir un chihuahua saludable de un refugio de animales de buena reputación y le salvarás la vida a un animal. Por otro lado, los criaderos responsables se esmeran en tener pocas camadas de Chihuahuas y solamente perros saludables.

No adquieras un Chihuahua demasiado pequeño, ya que podría tener graves problemas de salud.

A la hora de entrenar a tu chihuahua, debes tenerle un cuidado especial. Si lo cargas, sientes su fragilidad. Los niños deben tener cuidado de no apachurrarlo, cargarlo o pisarlo. El niño siempre debe ser supervisado en presencia de un perro, independientemente de la raza o el tamaño.

El clima también puede ser problemático. El chihuahua de pelo corto puede ser vulnerable en el invierno. Protégelo con algo de ropa cuando haga mucho frío. Además de los cuidados básicos, el chihuahua de pelo largo necesita que lo peines más a menudo.

Sólo el entrenamiento constante puede garantizar que tengas un perro educado y equilibrado. Aunque sea pequeño, necesita aprender obediencia básica para que tenga buenos modales. Socialízalo para que sea amistoso con todas las personas, adultos y niños, incluso extraños. Esto evitará problemas de agresividad. No le des todo lo que quiera o tendrás un chihuahua exigente. Tampoco lo sobreprotejas hasta el punto que se vuelva asustadizo o dependiente de ti o tendrás un perro que no quiere estar con nadie que no sea su dueño. Utiliza el reforzamiento positivo y abstente de castigarlo. Recuerda que es un perro pequeño, pero de mucha energía. Necesita ejercicio, tales como sus paseos diarios, los cuales no tienen que ser muy largos. Ejercicio dentro de la casa, como juegos de tira y afloja, fetch y al escondite lo ayudan mucho. Además de obediencia básica, necesita bastante socialización. Desde pequeño preséntale distintos tipos de perros, mascotas, personas y lugares, todos de aportación positiva a su desarrollo.

Los chihuahuas pueden ser un poco reticentes con extraños, así que socialízalo a gente conocida y no conocida. Aprende fácilmente, así que sobresale en clases de adiestramiento y en agility. Puede ladrar un poco. Ejercítalo, no refuerces los ladridos y muéstrale que callarse conlleva recompensas. Cuando entrenes a tu chihuahua, e incluso antes de adquirirlo, ten en cuenta que el chihuahua es considerado un perro de una persona. Es cariñoso con su dueño y a veces no se muestra tan simpático con otras personas. Puede ladrar más de lo deseado y ser exigente, pero todo depende del nivel de socialización que reciba.