¿Cómo elegir un PC para juegos?

bateriaintegrada.jpg
Copyright Getty

Los juegos de PC necesitan una gran potencia computacional o lo que es lo mismo equipos caros. Esto no ocurre con otro tipo de programas como pueden ser Word, Excel o Power Point o tu navegador preferido de Internet que funcionaran de manera adecuada sin necesitar de un gran desembolso.

Además, cada nueva generación de estos programas suele necesitar una renovación de al menos ciertas partes de tu equipo.

En definitiva, el escenario ideal para los fabricantes y una pesadilla para los compradores.

Debes que asumir que da igual el dinero que inviertas, en unos tres años como mucho tu PC se quedara, al menos en la parte relacionada con estos programas, anticuado. Esto no quiere decir que este todo perdido. He escrito una serie de reglas que espero que te pueden ayudar en la búsqueda de tu nuevo PC para juegos:

¿De verdad no te es suficiente con una consola?

Una consola de juegos es varias veces más barata que un PC. Además no tienes el problema de las actualizaciones cada vez que sale un juego nuevo. Es una alternativa muy sería si sólo vas a utilizar el equipo para esto.

Siempre ten en mente un presupuesto máximo fijo

La única manera de no gastar de más es teniendo un presupuesto máximo de inicio. De esta forma no te dejaras llevar por las tendencias del mercado.

No compres nunca el último modelo

Es la forma más sencilla de tirar el dinero.

Tienes que tener en cuenta que los fabricantes dividen el mercado en varios segmentos. El más alto está pensado para usuarios a los que no les importe la cantidad que se vayan a gastar y no tiene porque ser el adecuado para ti.

Ten en cuenta los periféricos

Unos buenos altavoces y quizás un joystick nunca deben de faltar.

Decide sobre que plataforma vas a montar tu equipo

Al elegir el fabricante del procesador, Intel o AMD, estarás limitando tus posibilidades de ampliación. Incluso una vez seleccionada una determinada placa base puede servir para unos micros y para otros no. Esta será por tanto la decisión que te debería de llevar más tiempo.

Mucho cuidado con el procesador

Elegir el procesador es importante. Aunque casi cualquier micro moderno es capaz de mover un juego sin problemas, debes de pensar que no todos los programas son iguales. Por ejemplo, los juegos de estrategia requerirán de micros más potentes y no de tarjetas gráficas tan avanzadas.

No olvides los requerimientos mínimos para jugar

Cada juego tienes unos requisitos mínimos tanto de procesador, como de tarjeta gráfica, como de memoria. Revísalos en la web del fabricante antes de comprar nada.

Renueva tu tarjeta gráfica cuando lo necesites

Lo mejor, si eres un jugador empedernido es renovar la tarjeta gráfica casi todos los años. Este dispositivo es clave cuando hablamos de juegos de PC. No olvides comprobar que utiliza los últimos estándares como Direct X o Pixel Shader. En caso de que adquieras una que no los soporte sencillamente no podrás jugar a los juegos que las necesiten.

Más información sobre este elemento en ¿Qué tarjeta gráfica comprar?

Cuanta más RAM mejor

La memoria RAM es uno de los elementos más importantes de tu sistema, nunca lo olvides. Si este se queda sin ella y tiene que hacer uso de la memoria virtual vas a ver como tienes problemas para manejar con fluidez tanto los juegos como los programas. El síntoma más común es que el equipo se bloquea y funciona a saltos.

Si esto ocurre, lo cual es un incordio en las aplicaciones normales, es letal para estos programas ya que los convierte en imposibles de jugar.