Cómo elegir las sillas del comedor: tipos, medidas y materiales

Comodidad, diseño y precio, tips para acertar con las sillas del comedor

Las sillas de comedor pueden comprarse a juego con la mesa o ser totalmente diferentes. En general, en el primer caso, los fabricantes suelen tener en su catálogo conjuntos completos, que era como se elegían tradicionalmente.

Esto ha cambiado hoy: puedes escogerlas de cualquier tipo, para crear un conjunto armónico, o que contraste. De hecho, es normal ver propuestas decorativas en las que parte o todas las sillas que acompañan a la mesa de comedor son distintas.

En este caso, debes elegir un punto de conexión entre ellas: el color, la tapicería o un diseño general.

01
de 05

¿Cuánto mide una silla?

Comedor actual en blanco
Comedor actual en blanco. Comedor actual en blanco con sillas de diseño clásico. Foto © www.maisonsdumonde.com
  • Los asientos de las sillas miden aproximadamente 45-50 centímetros (ancho y fondo), aunque pueden medir algún centímetro más, dependiendo del diseño.
  • La altura del asiento, desde el suelo, debe ser de unos 45 centímetros.
  • La altura del respaldo es variable, desde los que son muy bajos hasta los más altos y estilizados.
  • Las sillas con brazos (sillones o butacas) hay que sumarles al menos 10 centímetros más de anchura.
  • La altura del respaldo no debe ser tanta que impida que eches la cabeza hacia atrás o que no te deje girar la cabeza para mirar por encima de tu hombro.                                    Tener la espalda demasiado recta no es una postura cómoda para los ratos de charla después de las comidas o cenas.
02
de 05

Sillas o sillones

Comedor-CasaDecor-Barcelona
Comedor con sillas de diferente tapicería. Foto @Rafa del Castillo para Casa Decor

Cuando compres tus sillas pruébalas antes. Debes atender a:

- La zona lumbar tiene que apoyarse cómodamente en el respaldo cuando te inclines hacia atrás

- Un respaldo alto en exceso impide servir los platos o poner cosas sobre la mesa

- Los sillones son más cómodos pues te permiten reposar los antebrazos, pero ocupan más espacio.                                                      Una solución intermedia es ponerlos a las cabeceras de la mesa en el caso de las rectangulares u ovaladas y elegir sillas para los lados.

- Asegúrate de elegir un modelo en el que con todos los comensales sentados, ninguno sufra la incomodidad de las patas de la mesa.

03
de 05

Material: estructura y asiento de la silla

comedor-roble-barnizado
Comedor en roble barnizado. Foto © PortobelloStreet

La estructura puede ser de madera, metálica, de forja y de nuevos materiales como el HI MACS o el ABS. En las tendencias actuales prácticamente cualquier material sirve para hacer la estructura de una silla.

El asiento puede ser del mismo material que la estructura, de piel (auténtica o sintética), tapicería, cuerda trenzada, o enea, entre otros.

04
de 05

Limpieza de las sillas de comedor

Sillas-madera-para-comedor-rustico
Sillas de aspa de madera para comedor rústico. Foto © Maisons du Monde

Las sillas de comedor se manchan. Esa es una realidad. Así es que en caso de asientos de tapicería textil, opta, por telas de materiales antimanchas, o por otros igualmente sencillos de mantener.

Los de piel sintética están entre ellos pero tienen el inconveniente de que en invierno son más fríos y en verano excesivamente calurosos, lo que quizás impida una sobremesa relajada.

05
de 05

Armonía de conjunto

Comedor clásico
Comedor clásico. Foto © GMP

No olvides que el dinning tiene que armonizar en su conjunto.

Tanto la mesa del comedor como las sillas tienen que guardar proporción en su tamaño con el resto de muebles y, a la vez, el espacio que ocupen ser proporcional al resto de la habitación, tanto si es un cuarto que dediques solo a comedor como si es una parte del living.

Esta armonía tiene que extenderse a colores y materiales y, si optas por el contraste con la mesa, las sillas tendrán que tener algún punto en común con otros muebles del living.