Cómo detener una invasión de hormigas

Remedios caseros para evitar hormigas en tu casa

Evita las invasiones de hormigas con métodos naturales
Evita las invasiones de hormigas con métodos naturales. David Russel/EyeEm/Getty Images

Cuando cambia el clima, salen las hormigas. Puede ser que toda la colonia atraviese tu casa en un solo día, en camino a un nuevo hogar lejos de la casa. Pero nosotros los humanos somos expertos en ignorar las pequeñas partículas que les parece tan sabrosas a las hormigas. Así que - como todos sabemos - suele pasar que las hormigas quieran quedarse como visitantes indeseados en la sala, cocina, o dónde se haya dejado un grano de azúcar sin querer.

Este problema no es nuevo. Al contrario, se puede decir que es una batalla sin fin entre nosotros y las hormigas. Afortunadamente, esto ha dado pie a muchos remedios caseros no tóxicos para la invasión de hormigas.

Antes de empezar: consejos generales para eliminar hormigas

  1. Busca el hormiguero. Erradicar a las hormigas será mucho más fácil si primero encuentras el hormiguero. La mayoría de los remedios se utilizan para formar barreras entra el hormiguero y la casa, sea justo afuera de la entrada del hormiguero o en las puertas y ventanas de tu casa por donde están pasando las hormigas.
  2. Aplica el tratamiento en la noche. Es conveniente aplicar el remedio cuando las hormigas están adentro de su hormiguero, por ejemplo en la noche. Si construyes una barrera entre las hormigas y su hormiguero, ellas serán más persistentes en cruzarla para llegar a casa. Lo mismo aplica si vas a tapar una entrada del hormiguero. Si están afuera, volverán a abrir la misma entrada. Pero si la tapas cuando están adentro del hormiguero, buscarán hacer otra salida más conveniente.
  1. ¡No las tientes! Mantén tu casa limpia. Tener la casa limpia y poner las cosas dulces (miel, azúcar, galletas, etc.) en contenedores herméticos puede reducir el problema bastante. También es útil colocar las cosas dulces como el frasco de miel dentro de un pequeño plato con agua, para que las hormigas no las puedan alcanzar.

    Cómo disuadir a las hormigas: repelentes caseros no tóxicos

    Estos repelentes forman barreras que son desagradables para las hormigas; no las cruzan si pueden evitarlo. Simplemente extiende cualquiera de las siguientes sustancias en lineas para formar barreras alrededor de la casa, en las puertas, ventanas o donde estén entrando las hormigas, y cerca de la entrada del hormiguero:

    • Jabón/detergente en polvo
    • Clavo y/o canela en polvo
    • Ajo fresco
    • Café molido
    • Pimienta negra en polvo
    • Tierra de diatomeas
    • Giz
    • Vinagre
    • Aceite esencial de menta (también funciona el jabón de menta de Dr. Bronner's).

    Cómo matar a las hormigas: armas seguras pero no tóxicas

    Si de plano quieres matar a las hormigas, puedes utilizar estos métodos seguros y no tóxicos.

    • Agua caliente: Simplemente hierve el agua y viértela sobre el hormiguero.
    • Aspiradora: Utilizar la aspiradora es una manera fácil y rápida para hacer desaparecer todas las hormigas que están sobre el nivel de la tierra. Se puede utilizar en combinación con cualquier otro remedio.
    • Polenta (seca): La polenta (el maíz molido) es atractiva para las hormigas pero se expande en sus cuerpos, provocando su muerte. Coloca un poco de polenta cerca del hormiguero para erradicarlas en una o dos semanas.
    • Bicarbonato de sodio con azúcar para repostería: Mezcla partes iguales de azúcar con bicarbonato en tapas de refresco o de frascos; colócalas en lugares estratégicos. Funciona por medio de un proceso similar a la polenta.

    El último recurso: venenos un poco menos tóxicos

    Puedes comprar o hacer trampas para hormigas. Hay trampas comerciales que son pequeños contenedores con "alimento" que envenena a las hormigas o funciona como anticonceptivo para la reina. Estas trampas son preferibles a otros tipos de pesticidas porque minimizan el contacto humano con las sustancias tóxicas. Sin embargo pueden ser atractivas para niños pequeños o mascotas.

    Para hacer tu propia trampa, mezcla bórax con alguna sustancia dulce como crema de cacahuate o azúcar. Vierte la mezcla en tapas de refresco o de frascos.

    El bórax es tóxico y siempre se debe mantener fuera del alcance de los niños y mascotas.

    Soluciones alternativas

    • Amor y paz: Si no pican y no causan otras molestias, puede ser útil dejarlas ahí. Ellas harán una limpieza profunda de tu casa que ni la mejor trabajadora doméstica podría hacer. Cuando terminan su trabajo, no quedará ni la basurita más pequeña.
    • Cero desperdicio: ¡Cómetelas! Muchos tipos de hormigas se pueden comer y son un alimento tradicional en Asia y las Américas. Investiga si la especie de hormiga que te invade es comestible; quizás puedas convertir una inconveniencia en una botana sabrosa.