Cómo descongelar carne, pollo, mariscos con seguridad

Métodos para descongelar carnes

Creo que a todos nos ha pasado, que vamos a empezar con la comida o cena y nos damos cuenta que no sacamos la carne o pollo del congelador. Hay tres métodos que puedes usar para descongelar la carne, pollo, maricos o pescados con seguridad para evitar enfermedades. Dos de ellos los puedes usar para descongelar las carnes de una manera más rápida y el otro es cuando tienes tiempo de hacerlo con calma.

Los tres métodos que se van a explicar son:

  1. Descongelar en el refrigerador
  2. Descongelar en un baño de agua fría
  3. Descongelar en el microondas

Si la carne se descongela a temperatura ambiente o en un ambiente caliente el crecimiento de bacterias va a ser más rápido, ya que las bacterias se multiplican más rápido en ambiente no controlados y pueden causar enfermedades o infecciones. Es por eso que la mejor manera de descongelar las carnes es en el refrigerador donde la temperatura es igual o menor a 4°C o en un baño de agua fría donde la superficie o exterior de la carne está frío y no permite que las bacterias empiecen a crecer.

Descongelar en el refrigerador

Es el mejor método para descongelar las cosas y es el método que se recomiendo usar por la USDA. Al descongelar de esta manera se descongelan las carnes a un tiempo y temperatura más controlada lo que hace que la comida tenga una mejor calidad.

El tiempo que se necesita depende del tamaño, peso y tipo de carne. Calcula siempre entre unas 12 a 24 horas (esto no aplica para pavos, ya que esos necesitan mucho más tiempo de descongelación).  La carne, pollo o mariscos se deben de colocan en un plato o recipiente para que la sangre o los jugos se queden a hi y no contaminen a los demás ingredientes del refrigerador.

Hay que cuidar mucho la contaminación cruzada.

Lo más importante de esta técnica es que se necesita planear con anticipación y las carnes descongeladas con esta técnica se deben de consumir a los dos días de haberla descongelado, más tiempo ya no es recomendable prepararla.

Descongelar en un baño de agua fría

Esta técnica es la que recomiendo usar cuando quieres comer carne, pollo, pescado o marisco ese día o en unas horas pero se te olvido descongelarlo o no fue suficiente el tiempo de descongelado por lo que todavía hay unos pedazos congelados.

Para hacer esta técnica vas a colocar la carne congelada envuelta en una bolsa hermética en un baño de agua fría.  Es importante que la bolsa esté bien sellada y el agua debe de ser fría, no tibia y mucho menos caliente. Para mejores resultados hay que cambiar el agua cada 30-60 minutos.

Las carnes que se descongelan de esta manera se tienen que cocinar inmediatamente.

Descongelar en el microondas

Este es el método que menos recomiendo. De hecho lo mejor sería no tener que usarlo nunca, ya que el microondas no descongela de manera uniforme los alimentos y puede cocinar o calentar de más ciertas partes de los alimentos.

Al calentar ciertas partes más que otras puede que el crecimiento bacteriano ocurra y nos enfermemos con esa comida.

Si recurres a esta técnica usa la opción de “defrost” o “descongelar” del microondas y ve haciéndolo poco a poco para evitar que se empiece a cocinar.

Una vez que descongelaste la carne, esta se debe de cocinar inmediatamente para evitar el crecimiento bacteriano en las partes tibias o calientes que quedaron en la carne, pollo, mariscos o pescados al descongelarla en el microondas.

Lo que no debes de hacer:

  • No descongelar las carnes con agua caliente.
  • No dejar las carnes en la cocina a temperatura ambiente para que se descongelen.
  • No dejar marinando una carne a temperatura ambiente, ya que mientras más caliente el ambiente mayor es el crecimiento bacteriano.
  • Los alimentos descongelados con la técnica de agua fría y del microondas nunca se deben de volver a congelar otra vez, se deben de cocinar al momento.